Denton: Otra Derrota y Otra Lesión Para el Magic



Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
1 de febrero del 2013

BOSTON - Otra noche y otra lesión para uno de los titulares del Orlando Magic. Improbable, los golpes siguen llegando para un equipo del Magic que parece que no puede conseguir una victoria o una oportunidad en estos días.

Ya siendo obligados a empezar el partido la noche viernes sin los jugadores titulares Arron Afflalo y Glen “Big Baby” Davis, el Magic perdió a Jameer Nelson a finales del segundo parcial, y finalmente perdió 97-84 ante los Celtics de Boston en el TD Garden.

A pesar de todas las lesiones, Orlando (14-32) se mantuvo firme durante la primera mitad e impresionantemente se acercaron 57-54 de los Celtics (23-23) al final del tercer parcial. Pero Boston, quien sabe una cosa o dos acerca de las lesiones después de perder al base Rajon Rondo y al alero Jared Sullinger esta semana para ponerle fin a su temporada, simplemente tenía más energía al final del juego.

Los Celtics cerraron el tercer parcial con una carrera de 14-4 y haciendo un espectáculo de clavadas en el último parcial con varias jugadas dignas de destaques de Jeff Green y el ex jugadores del Magic Courtney Lee y Brandon Bass. Los veteranos de Boston Paul Pierce (14 puntos y 11 rebotes) y Kevin Garnett (14 puntos y 10 rebotes) descansaron la mayor parte del último parcial y la puntuación se volvió desigual.

J.J. Redick anotó 15 puntos, cinco asistencias y dos triples, pero logró anotar solamente cinco de 15 intentos al canasto. Nikola Vucevic, el jugador más consistente de Orlando durante semanas, tuvo otro juego sólido con 14 puntos y 14 rebotes.

El novato Andrew Nicholson, comenzando como titular en lugar de Davis, jugó bien en el extremo ofensivo de la cancha y anotó 14 puntos para ir con sus 10 rebotes. E'Twaun Moore, quien jugó para los Celtics la temporada pasada, jugó gran parte de la segunda mitad en lugar de Nelson y anotó 14 puntos.

Nelson abandonó el partido del viernes con un antebrazo izquierdo lastimado y no pudo jugar en la segunda mitad. Eso significa que en los últimos cuatro partidos, el Magic ha perdido tres quintas partes de una alineación titular que una vez fue formidable y competitiva en la mayoría de los partidos.

Las lesiones debilitantes son una gran razón por la que Orlando ha perdido ocho partidos al hilo y 19 de 21 juegos. La última victoria del Magic llegó el 16 de enero y fue un estruendo impresionante de los Pacers de Indiana. Pero desde entonces Orlando ha caído en desgracia con mala suerte.

El Magic perdió a Nelson a finales de la segunda mitad cuando intentó sacarle el balón de las manos a Paul Pierce sólo golpeando su muñeca derecha. Orlando se vio obligado a pedir tiempo para sacar a Nelson de la acción, y él no regresó. En el momento de su lesión, Nelson estaba luchando con una noche de mala puntería al fallar cinco de sus seis intentos.

El Magic una vez más sin Afflalo, su máximo anotador, debido a una distensión en la pantorrilla izquierda y estaban jugando su primer partido en las últimas dos semanas sin Glen “Big Baby” Davis. El poderoso delantero fuerte se fracturó el pie izquierdo y fue operado el viernes en Orlando. Se espera que se pierda de ocho a 12 semanas y es probable que esté fuera el resto de la temporada.

La gira del Magic de cinco partidos en nueve días continúa la noche del sábado en Milwaukee ante los Bucks. Será el primer encuentro de la temporada entre los dos equipos. Orlando tendrá el domingo del Super Bowl libre antes de jugar en Filadelfia el lunes.

El Magic jugó su mejor baloncesto de la noche en las etapas iniciales del tercer parcial logrando acercarse en el marcador. Tres triples de Redick y de E'Twaun Moore impulsaron el ataque y cuando Moore completó una jugada de tres puntos, el Magic estaba a tres puntos de la ventaja a pesar de anotar solamente un 34 por ciento desde campo en ese momento.

Sin embargo esto no duraría mucho ya que Boston incrementó la ventaja de nuevo a 23 puntos. Orlando terminó el partido con sus cuatro novatos e Ish Smith en cancha, y ese grupo jugó duro hasta el final, obligando a Boston a pedir dos tiempos.

Como tantas veces ha ocurrido en los últimos tiempos, el Magic estaba jugando bien al principio del juego y salió rodando la bola excepcionalmente bien. Orlando tuvo la ventaja 13-7 al principio, cuando Redick le hizo un pase a Vucevic quien terminó con un tiro en bandeja. Pero a partir de ahí, las cosas comenzaron a desmoronarse ya que varias de las posesiones ofensivas del Magic se derrumbaron y los Celtics consiguieron clavadas al otro extremo de la cancha.

Boston lideró 46-35 al medio tiempo anotando a un 48.8 por ciento, mientras que mantuvieron al Magic anotando a sólo un 32.6 por ciento. Es evidente que a Orlando le faltaba la energía de Afflalo y de Davis y luchó para conseguir muchos tiros abiertos.

Nicholson consiguió buenos intentos al canasto desde el principio y anotó ocho puntos y seis rebotes en la primera mitad. Mientras tanto, Vucevic anotó su 25to doble-doble a mediados del segundo parcial y terminó con 11 puntos y 10 rebotes en la primera mitad.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí