Denton: O'Quinn Aprovechando al Máximo Esta Oportunidad

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
12 de julio del 2012


ORLANDO Producto de una universidad pequeña, Kyle O'Quinn se encuentra en la Liga de Verano de la NBA con la oportunidad de perseguir sus sueños en el baloncesto profesional ahora en gran parte gracias a un monstruoso esfuerzo contra la potencia del Torneo de la NCAA, Missouri, el pasado mes de marzo.

El martes, la selección del Orlando Magic en la segunda ronda, se fue a trabajar demostrando su habilidad contra otro centro altamente aclamado de un programa de una universidad de primera.

O'Quinn, un producto de la pequeña Norfolk State, no sólo no se retractó de Andre Drummond de Detroit, pero logró quedarse con lo mejor del seleccionado en la 9ª posición en el draft por un margen bastante amplio el martes.

El Magic perdió ante los Pistons 79-74 en el segundo día de acción de la Liga Profesional de Verano en Orlando auspiciada por AirTran Airways, pero el factor más importante que salió del partido fue la forma en que O'Quinn no dio marcha atrás cuando fue desafiado físicamente por Drummond, quien es más grande. O'Quinn consiguió 11 puntos y seis rebotes, mientras que jugó solamente 23 minutos, y Drummond logró sólo tres puntos y tres rebotes.

O'Quinn admitió que hubo un poco más de motivación entrando en el partido del martes frente a Drummond, quien fue un jugador estrella colegial en la Universidad de Connecticut. O'Quinn, la selección 49ª y el séptimo centro seleccionado en el Draft de la NBA, se dio a reconocer en la universidad cuando logró anotar 26 puntos, 14 rebotes y dos tiros bloqueados en la derrota de Norfolk State sobre Missouri en el torneo de la NCAA.

“Tienes que venir con un chip en tu hombro. Sabes con que tipo de (arrogancia) esos muchachos (de universidades más grandes) entran al gimnasio. Nosotros los muchachos de Norfolk State, no tenemos eso. Todo lo que queremos tenemos que agarrarlo”, dijo O'Quinn, quien dejó escapar un grito después de terminar una jugada de tres puntos sobre Drummond en la primera mitad.

“Esa es la mentalidad que he tenido durante los últimos cuatro años y la he traído a la liga de verano”.

O'Quinn fue un punto brillante en un día en el que el Magic (1-1) acertó sólo 40.9 por ciento desde campo, falló 12 de 13 tiros de 3 puntos y falló en 14 tiros libres. Para poner esto en perspectiva, el entrenador del Magic en la Liga de Verano, Mark Price – el líder en la NBA en porcentaje de tiros libres - una vez terminó toda una temporada y solamente falló 15 tiros libres.

La selección de la primera ronda del draft Andrew Nicholson, la 19ª selección en el Draft de la NBA, anotó 13 puntos. Hizo sólo cinco de 11 tiros el día después de haber anotado 24 puntos y haber logrado el canasto ganador en su debut en la NBA. Y el delantero en su segundo año en la NBA, Justin Harper, hizo sólo dos de 14 tiros y falló sus siete tiros de 3 puntos mientras que anotó sólo siete puntos.

“Estamos hablando de que nosotros somos el equipo con menos experiencia en la liga de verano ya que no tenemos a nadie que tenga mucha experiencia en la NBA. Así que sólo le decimos que entren en batalla cada noche”, dijo Price. “Obviamente, no pudimos lanzar la pelota en el océano. Sin embargo, con intentos al canasto tan malos y fallando 14 tiros libres, aún así perdimos el partido cinco. Estoy muy orgulloso del esfuerzo”.

Austin Daye de Detroit tuvo una noche casi perfecta en anotaciones, consiguiendo 24 puntos. Daye, un profesional de tres años con los Pistons, acertó ocho de 10 tiros, logró sus tres canastos de tres puntos y conectó cinco tiros libres para ayudar a los Pistons a tomar la ventaja en la segunda mitad.

O'Quinn y Drummond no perdieron el tiempo batallando en el poste bajo y los dos se enredaron varias veces después de que los oficiales cantaran las jugadas en la primera mitad del martes. Un árbitro intervino para separarlos en una ocasión, pero eso no detuvo a O'Quinn de enfrentarse al más establecido Drummond. Su canasto de “pick-and-pop” de 15 pies le dio al Magic una ventaja de un punto entrando en el medio tiempo.

O'Quinn dijo después del partido que estaba encantado de que los árbitros dejaron que los centros jugaran un baloncesto físico ya que probablemente no habría obtenido el beneficio de la duda de los árbitros siendo él una selección de segunda ronda de una pequeña escuela en contra de una selección de lotería. Pero en la cancha, dijo que la posición en la que fue seleccionado en el draft tiene muy poca importancia.

“El juego físico es algo que me gusta. Cuando juegas así de físico nadie tiene la ventaja y no cantan faltas insignificantes”, dijo O'Quinn. “Nueve o 49 (la posición en el draft), no me importa. Estamos tratando de jugar con nuestros corazones para nuestros equipos. El logo que tengo en el pecho es por quienes estoy jugando”.

O'Quinn se enorgullece de ser un jugador que ha echado para delante por su propio esfuerzo, trabajando para todo lo que ha conseguido en el baloncesto. Él era gerente de su equipo de baloncesto en la escuela superior hasta que llegó a su tercer año en la escuela en dónde experimentó un brote de crecimiento masivo que lo empujó a la cancha. Y en Norfolk State, consiguió experiencia y la confianza que lo llevó a creer que podía competir con cualquiera.

“Yo no soy un tipo que salió después de un año o dos años, o al que le pusieron todo en sus manos. Ya sé que suena redundante, pero he trabajado por todo lo que he conseguido”, dijo O'Quinn. “He jugado cuatro años (en la universidad) y ya tengo alrededor de 120 juegos universitarios como experiencia. La experiencia de jugar y jugando es que vas a ganar confianza”.

O'Quinn, quien no tiene garantías en la NBA como una selección de segunda ronda, se le preguntó si quería jugar lo suficientemente bien esta semana para ganar un contrato de la NBA al final del camino, y bromeó diciendo que esperaba firmar uno la tarde del martes. Dijo que la determinación en última instancia será decidida por lo bien que juega en vez de donde fue reclutado, o de la escuela que viene él. La gravedad del momento lo tenía entrenando justo minutos después de la conferencia de prensa para presentarlo a los medios de comunicación y ha hecho que llegue a la cancha de práctica dos o tres horas entes de los partidos para entrar en el estado de ánimo adecuado.

“Tienes que llegar y jugar. Al final del día, no depende de tu agente, tu mamá o tu papá. Depende de ti”, dijo. “Si no te encargas de eso no habrá ninguna discusión mañana y ninguna discusión la próxima semana (acerca de un contrato). Siento que si hago lo que tengo que hacer lo dejo a la decisión de cualquiera”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.