Denton: Oladipo Descartó Todas las Dudas

   

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
1 de dic. del 2013

WASHINGTON, D.C. – En medio de los miles de aplausos, Victor Oladipo siempre escucha de alguna manera par de rumores y dudas.

Oladipo fue, en gran parte, un jugador de baloncesto celebrado en el los suburbios del área de Washington, DC durante su desarrollo, uno que constantemente ha mejorado hasta el punto que surgió a través de la AAU, la escuela secundaria y de la universidad para llegar a la NBA como la segunda selección del draft. Pero en el camino, siempre hubo quienes abiertamente dudaban que Oladipo llegara a formar parte del equipo de su escuela secundaria, jugaría baloncesto universitario o llegara alguna vez a la NBA.

Oladipo, ahora un armador con el Orlando Magic, utiliza cada una de esas palabras como el combustible para una ética de trabajo que en última instancia le impulsaría al más grande escenario del baloncesto. Las dudas le hicieron mejor cuando él no pudo lograr formar parte de su equipo de la escuela secundaria cuando era un estudiante de primer año. Lo hicieron mejor cuando fue el tercero y luego el segundo mejor jugador de su equipo de AAU. Y lo ayudaron a levantarse a las 4 de la mañana para que pudiera hacer el viaje de una hora para los entrenamientos antes del amanecer.

Oladipo puede tener una satisfacción especial ahora en el hecho de que él regresará a Washington, D.C. la noche del lunes como el armador de la NBA, que dejó de lado todas las dudas acerca de sus habilidades. Por un lado, tiene un tremendo sentido de que ha logrado llegar a dónde quería, sobrepasando todas las adversidades para llegar a la NBA. Pero en otro nivel, él sabe que está empezando de nuevo otra vez y que todavía le queda mucho por probar y lograr a nivel profesional.

“Esa fue la opinión de las personas en ese entonces, al igual que algunas personas piensan que no voy a tener mucho éxito en este nivel, tampoco”, dijo Oladipo de las dudas que se encontró en el camino. “Todo el mundo tiene su opinión, así que sólo lo utilizó como combustible para seguir trabajando duro todos los días.

“Es una sensación muy agradable estar aquí (en la NBA) y jugar este juego, pero me siento como que sólo estoy raspando la superficie”, continuó. “Yo estoy tratando de ser un gran jugador. Todo es un proceso de crecimiento. Pero definitivamente estoy bendecido y agradecido de estar en la posición que estoy, jugando con los muchachos que me toca jugar y formar parte del Orlando Magic”.

CLIC AQUÍ PARA LA PRÓXIMA PÁGINA>>>