Denton: Nik y Drew Llegan para el Fin de Semana del Juego de Estrellas

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
14 de febrero del 2013

ORLANDO – En algún momento la noche del viernes, cuando los jugadores destacados del Orlando Magic, Nikola Vucevic y Andrew Nicholson entren en cancha - posiblemente enfrentándose el uno al otro – es posible que al técnico Jacque Vaughn se le hinche el pecho de la alegría y se le ponga una sonrisa en su rostro de aprobación.

La felicidad proviene del espectacular crecimiento que tanto Vucevic como Nicholson han hecho esta temporada, saltos que les han permitido ser seleccionados para jugar en el BBVA Rising Stars Challenge en el NBA All-Star Game en Houston.

La felicidad también proviene del hecho de que el Magic exitosamente descubrió un par de joyas en Vucevic (a través del canje de Dwight Howard) y Nicholson (a través del Draft de la NBA el pasado mes de junio).

Y también habrá felicidad de parte de Vaughn ya que ambos, Vucevic y Nicholson, encarnan todo lo que la organización del Magic está buscando en sus jugadores jóvenes. Su ética de trabajo, el deseo de mejorar y su conocimiento de baloncesto los pueden convertir en pilares de la franquicia durante los próximos años.

“Para nuestra organización, ese será un gran momento”, dijo Vaughn de la participación de Vucevic y Nicholson la noche del viernes en la exposición de los jugadores estrellas. “Se trata de dos individuos de calidad que nos están representando. Van a ir a Houston y compartirán las características de la clase de individuos que queremos en nuestro vestuario. Así que para mí eso es lo más importante, que los muchachos estén allí y que tengan puestas camisetas de Magic.”

El Rising Stars Challenge enfrenta a jugadores de segundo año y a novatos dividiéndolos en dos equipos diferentes. Vucevic, la maquina agarra rebotes de 7 pies de estatura de Orlando, jugará para el equipo de Chuck, capitaneado por el analista de TNT y leyenda de la NBA Charles Barkley.

Nicholson fue elegido para reemplazar al lesionado Andre Drummond y jugará para el equipo Shaq, el cual será capitaneado por Shaquille O'Neal.

Eso, por supuesto, plantea la posibilidad de que los dos jugadores del Magic se podrían enfrentar entre sí en algún punto en el juego. Ya que los juegos de estrellas a menudo tienden a ser plataformas de demostraciones del juego para los amadores y para los aleros, Vuecevic y Nicholson ya han urdido un plan bondadoso para asegurar que cada uno de ellos reciba al menos un tiro al canasto.

“Ya hemos llegado a un acuerdo”, dijo Vucevic. “Si el me defiende o si yo lo defiendo, vamos a dejar que cada uno anotemos ya que probablemente no logremos tener el balón mucho. Somos hombres grandes, y es más un juego de armadores. Pero ya hemos hecho un trato. Tengo que dejarle anotar una vez, y él tiene que dejarme anotar una vez, y veremos que pasa después de eso”.

Añadó Nicholson: “Va a ser muy divertido. Nos enfrentamos el uno contra el otro en la práctica todo el tiempo, por lo que definitivamente sería muy interesante hacer eso en un escenario tan grande como ese”.

Vucevic sin duda ha brillado en el gran escenario como titular esta temporada en Orlando. Después de jugar sólo con moderación como novato la temporada pasada en Filadelfia, poco se sabía de sus habilidades entrando a esta temporada.

Sorprendentemente, se ha transformado en uno de los jugadores más consistentes del Magic. No fue sino hasta la derrota del miércoles contra Atlanta que la racha de Vucevic de 30 partidos consecutivos con al menos nueve rebotes llegó a su fin. Él estableció el récord de la franquicia el 31 de diciembre ante Miami con 29 rebotes y está empatado en el segundo lugar en la NBA con 11.5 rebotes por partido. Y tiene más dobles-dobles esta temporada (29) que Howard (26) en Los Ángeles.

Vucevic, está un tanto sorprendido por los grandes avances que ha hecho esta temporada. Él siempre ha tenido confianza en sus habilidades, y dijo que la oportunidad que le dio el Magic de jugar muchos minutos le ha ayudado a crecer. Dijo que durante su tiempo libre lejos del baloncesto, a veces le sorprende a los pasos agigantados que su juego ha crecido en los últimos meses.

“Pienso en ello porque, obviamente, he tomado algunos grandes pasos desde el año pasado”, dijo el nativo de Montenegro. “Siempre he pensado demasiado acerca de lo que puedo hacer para ser mejor. Pienso en lo que hice para llegar desde donde estaba hasta donde estoy ahora y cómo puedo mejorar aún más en el futuro”.

Nicholson, la 19ª selección en el draft el pasado mes de junio de St. Bonaventure, le ha dado al Magic una constante presencia en el poste bajo, en ausencia de Glen “Big Baby” Davis (pie fracturado). Ha hecho grandes progresos en su juego en los últimos tiempos, anotando 21 puntos contra Cleveland la semana pasada y otros 14 contra Portland el domingo. Dijo que el tener la oportunidad de brillar en el NBA Rising Stars Challenge es un homenaje a la ardua labor que ha puesto y el crecimiento que ha tenido.

“Va a ser realmente genial el poder jugar en este juego y será una bendición para mí jugar en un gran escenario como este”, dijo Nicholson. “He crecido como jugador dentro y fuera de la cancha. Lo bueno es que todavía estoy creciendo. Voy a seguir trabajando para llegar a la cima de mi potencial. ... Tengo un montón de gente a quienes agradecer por haberme ayudado a llegar a este nivel”.

Una de esas personas, sin duda, es Vaughn, y el entrenador estará lleno de orgullo cuando los dos jugadores prometedores de Orlando entren en cancha la noche del viernes.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí