Denton: Magic Necesita Mejorar sus Rebotes Contra los Hombres Grandes de Detroit

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
27 de enero del 2014

AUBURN HILLS, Mich – Mientras trataba de explicar que fue lo que sucedió en una frustrante noche el domingo en Nueva Orleans, el centro del Orlando Magic Kyle O'Quinn tuvo una revelación.

El proceso de análisis de O'Quinn fue algo como esto: Si el Magic no repara todos los problemas agarrando rebotes expuestos por la superestrella en desarrollo Anthony Davis el domingo por la noche, van a ver doble cuando llegue la noche del martes en Detroit. Doble en referencia a los hombres grandes de Pistons Andre Drummond y Greg Monroe.

“Coach (Jacque) Vaughn habló (acerca de los rebotes) mucho antes del partido de que era una zona de la cual teníamos que estar preocupados”, dijo O'Quinn en los minutos después de la derrota del Magic (100-92) frente a los Pelicans de Nueva Orleans el domingo. “Probablemente vamos a tener que preocuparse por el mismo problema en el próximo partido, con jugadores grandes buenos agarrando rebotes como Drummond, Monroe y (Josh ) Smith. Tenemos que tomar esto como una experiencia de aprendizaje y enfrentarnos a esa zona mejor el próximo partido”.

El Magic (12-33) vio que su gira de tres partidos tuvo un comienzo difícil el domingo cuando permitieron que Davis y los Pelicans dominaran los rebotes (48-32). De esos rebotes, 16 llegaron en la ofensiva, lo que resultó en que Nueva Orleans conseguiera cuatro intentos más al canasto que el Magic. Además, los Pelicans maltrataron al Magic con 14 puntos en segundas oportunidades.

Davis fue la fuerza impulsora detrás del trabajo de Nueva Orleans en las tablas, acorralando un récord personal de 19 rebotes (siete en el cristal ofensivo) para ir junto con sus 22 puntos y siete tapones. Orlando había podido controlar a Davis en el pasado, pero eso era cuando contaba con el centro Nikola Vucevic, quien se perdió su 11mo partido consecutivo el domingo a causa de una conmoción cerebral.

Probablemente aún sin Vucevic el martes, Orlando tendrá mucho trabajo contra un equipo de Detroit que cuenta con una de las líneas frontales más agresivas de la NBA. Drummond ocupa el tercer lugar en la liga en rebotes con 12.6 rebotes por juego, mientras que Monroe (8.7 rpp.) y Smith (6.9) también son reboteadores sólidos capaces de lograr conseguir desempeños en las dobles figuras.

Detroit ocupa el sexto lugar en la NBA en rebotes ofensivos y quinto en rebotes en general. Durante la derrota (116-106) del domingo ante Dallas, los Pistons tuvieron una ventaja de 19-1 en puntos de segunda oportunidad.

El delantero del Magic Tobias Harris, quien aportó 17 puntos y atrapó nueve rebotes el domingo en Nueva Orleans, Orlando sabe que tendrá que mantener a los Pistons fuera de las tablas con el fin de tener una oportunidad de ganar.

“Duele mucho como jugador cuando estás dejando pasar oportunidades de agarrar rebotes y puntos de segunda oportunidad”, dijo Harris, en referencia al partido del domingo. “Como jugador y una unidad tenemos que estar concentrados en conseguir otro rebote (cuando dejan pasar el rebote), pero eso es difícil de hacer”.

Pero el Magic podría estar enfrentándose a Detroit en un buen momento. A pesar de reestructurar su lista de jugadores durante la temporada baja con las adiciones de Brandon Jennings y Smith, los Pistons tienen un decepcionante récord de 17-27 y lamentablemente están cayendo fuera de la carrera hacia los playoffs en la Conferencia Este. Los Pistons han perdido cuatro partidos consecutivos y siete de sus últimos 10. Ni siquiera son muy buenos en su cancha, contando con un récord de 7-15 en el Palace de Auburn Hills en esta temporada.

El Magic azotó a los Pistons (109-92) el 27 de diciembre en Orlando al provocar a Smith (dos de 13, cinco puntos) y a Monroe (tres de nueve, seis puntos) a anotar desde el perímetro, mientras que resistieron un ataque de Drummond (10 puntos, 11 rebotes, ocho rebotes ofensivos) en el interior. Orlando aún así ganó la batalla de los rebotes, 49-48, esa noche.

Debido a la lesión de Vucevic, el Magic ha tenido que jugar con tamaño inferior al convertir al ala-pívot Glen “Big Baby” Davis en centro en las últimas tres semanas. Harris, quien es más un alero, se ha movido para convertirse en ala-pívot. Y O'Quinn ha jugado bien últimamente otorgándole al Magic algo de tamaño y fortaleza en la pintura.

Mientras que la falta de tamaño ha dejado al Magic vulnerables, las recientes victorias contra Boston y los Lakers de Los Ángeles muestran que todavía pueden ganar con su rotación ajustada de hombres grandes.

El técnico del Magic Jacque Vaughn dijo que el Magic debe agarrar rebotes en conjunto contra un equipo como los Pistons. Eso significa que Orlando necesitará a jugadores como Arron Afflalo y Víctor Oladipo, e incluso al armador Jameer Nelson en ocasiones, en la pintura para ayudar.

“Es muy difícil (el agarrar rebotes contra los equipos grandes), pero todo el mundo tiene que participar y ayudarnos a salir mientras no tengamos a Nik”, dijo Vaughn. “Es fácil mejorar en esa área, ya que lo tienes en la cara todo el tiempo. Puedo ayudar a mantener a un individuo fuera de las tablas para agarrar rebotes. Puedo jugar defensa, estar en buen estado y no cometer faltas. Y puedo hacer jugadas simples (ofensivamente). Seremos simples si necesitamos serlo”.