Denton: La Lealtad de Nelson es Apreciada por los Fans

By John Denton
March 18, 2013

INDIANAPOLIS – Cuando interactúa con los aficionados del deporte en Orlando, ya sea en uno de los eventos deportivos de su hijo, en el Amway Center, antes y después de los partidos o durante sus muchas apariciones de servicio comunitario, el mensaje suele ser el mismo para el armador del Magic Jameer Nelson.

“Dondequiera que voy, me dicen, 'Gracias por ser leal. Gracias por quedarte’,” dijo Nelson algo incrédulo. “No me di cuenta lo mucho que significaba para la gente alrededor de Orlando por los muchachos que se han ido de Orlando a través de los años. “No es como si lo hubiera hecho para hacer quedar mal a nadie o para quedar bien, yo sólo quería estar aquí y eso es lo que yo quería para mi carrera”, continuó Nelson. “Siento que necesito estar en Orlando.”

Con un equipo joven y en reconstrucción, Nelson es muy necesario en Orlando con el Magic. Nelson tuvo la oportunidad de irse el verano pasado cuando fue agente libre por primera vez en su carrera, y pocos en el mundo del baloncesto podrían haberle acusado de buscar en otra parte ya que el Magic presionó el botón de reinicio tras la desordenada deserción del centro de la franquicia Dwight Howard.

Pero no es así como Nelson, de 31 años, funciona. Él es intensamente leal y especialmente considerado a los que creen en él cuando pocos lo hicieron. Nelson no ha olvidado ni un solo día que el Magic estuvo allí para rescatarlo en 2004, cuando se desplomaba en la noche del draft. El Magic estaba allí para él cuando algunos miembros de la organización en Filadelfia dudaban de su capacidad para jugar en la NBA y cuando Miami le hizo una promesa, sólo para abandonarlo en la noche del draft.

Y fue el Magic, quien se mantuvo al lado de Nelson cuando algunos lo llamaron demasiado bajito y un armador que pasa primero el balón. Él no sólo desafió todas las probabilidades de quedarse en la NBA durante nueve años, pero él lo ha hecho mientras ha llevado puesta un camiseta del Magic todo el tiempo. Así que mientras Howard, Shaquille O'Neal, Penny Hardaway y Tracy McGrady se han ido por diversos motivos a través de los años, Nelson nunca ha considerado abandonar la ciudad o la organización que siempre ha tenido su espalda.

“Los fans de Orlando han estado detrás de mí durante toda mi carrera y siempre me han apoyado”, dijo Nelson. “No siempre he tenido la mejor de las temporadas, pero aún así me han ayudado a superarme. A veces he tenido playoffs mejores que mis temporadas regulares. Esperemos que continúen apoyándome”.

Ese apoyo probablemente no va a morir en el corto plazo teniendo en cuenta la importancia del papel de Nelson en el Magic y su resurgimiento un tanto sorprendente en la temporada. Nelson, quien recientemente tuvo tres partidos consecutivos con más de 20 puntos frente al Thunder, Lakers y los Sixers, está promediando 15 puntos por partido - su total más alto desde su temporada como all-star en el 2008-09 (16.7 puntos por partido.). También ocupa el octavo lugar en la NBA en asistencias con un récord personal promediando 7.5 asistencias por partido.

Algunos imaginaron que la falta de tamaño de Nelson (quien mide 6 pies de puntillas) y la mentalidad de anotar lo convertiría en un fracaso en la NBA hace nueve años cuando él estaba saliendo de St. Joe como el Jugador Colegial Nacional del Año. Pero en el tiempo desde que Nelson se unió al Magic, han sido seleccionados 52 armadores en la primera ronda. De ese grupo, sólo 11 - Deron Williams, Chris Paul, Rajon Rondo, Mike Conley, Russell Westbrook, Stephan Curry, Brandon Jennings, Jrue Holiday, Ty Lawson, Damian Lillard y Kyrie Irving - han puesto mejores números o comparables a los de Nelson.

El hecho de que él ha sido capaz de superar los desaires sobre su altura, los comentarios acerca de las decisiones que toma en la cancha y las demandas sobre su durabilidad es una gran fuente de orgullo para Nelson. Esas dudas han incendiado su fuego interno y lo han mantenido ultra-competitivo a pesar de que a menudo se enfrenta a jugadores más altos o armadores más jóvenes y más rápidos.

“La gente todavía dice que soy demasiado bajito, pero todavía estoy en la liga”, bromeó Nelson. “Nadie me hace frente, nadie se aprovecha de mí. Pero a veces es como si la gente tiene que encontrar algo malo en ti. Incluso en los jugadores estrellas, encuentran algo malo con esos muchachos. Pero he sido capaz de mantenerme en este juego desde hace mucho tiempo jugando de la manera correcta”.

El entrenador Jacque Vaughn, quien también obtuvo el máximo provecho de sus habilidades como armador en la NBA durante 12 temporadas, dijo que el Magic se alimenta del espíritu de lucha de Nelson. Dijo que el veterano acomodador debió haber respondido a todas las dudas acerca de él hace mucho tiempo. “No hay nada de malo en tener un chip en su hombro en esta liga. Si eso te inspira y te continúa dando longevidad en la liga, que así sea”, dijo Vaughn. Jameer “Es un tipo que ha ganado el respeto. Ha respondido a todas las preguntas que los escépticos tienen, y lo sigue haciendo”.

Pero el lugar donde Nelson podría ser el más importante para el Magic es su presencia en el camerino. Mientras que Howard era el corazón del Magic durante ocho temporadas, Nelson fue siempre el alma del equipo. Él es el único al que los demás acudían por su liderazgo debido a su serio y maduro enfoque al juego. Y cuando Nelson hablaba - nunca de un modo llamativo - jugadores a su alrededor sabían que debían escuchar.

La capacidad de Nelson para dirigir es una razón por la que el gerente general del Magic Rob Hennigan trabajó para traer de vuelta al armador a Orlando en el verano, cuando él era un agente libre. Esta temporada, Nelson está rodeado por cinco novatos y tres jugadores de segundo año, por lo que sus cualidades de liderazgo son aún más útiles.

“Eso es un trabajo serio, ser un líder”, dijo Nelson. “Yo no hago las cosas públicas y no grito, pero hago que entiendan mi punto de vista. La gente respeta eso. Yo no voy a cambiar quien soy. He sido el mismo durante 31 años y voy a seguir haciendo las cosas de esta manera. Esperemos que le muestre a la gente respeto y quien soy''.

Uno de los jugadores jóvenes de Orlando, el centro novato Kyle O'Quinn, aprendió desde el principio del proceso que cuando Nelson habla en el camerino era mejor que estuviese escuchando.

“Cuando tienes a alguien como Jameer, que es tan altamente respetado casi como un entrenador, puedes compartir con él, cenar con él y también ser serio con ellos cuando los juegos están en la línea”, dijo O'Quinn. “Eso (el liderazgo en el camerino) hace que usted lo respete aún más. Hay tantos muchachos que hacen cosas para echárselas, pero Jameer nunca ha sido así desde el día 1. Él está en el mismo nivel que nuestro entrenador para nuestros jugadores jóvenes. Sé que ese es el caso desde mi punto de vista. Lo que él dice es la ley y se hace.”

Nelson, que es uno de los jugadores más activos del Magic en la comunidad con su trabajo de servir el desayuno a las personas sin hogar el día de Acción de Gracias, repartiendo regalos en Navidad y reuniéndose con los jóvenes de Make-A-Wish, admitió que esta temporada de reconstrucción ha sido un reto para él después de pasar las últimas seis temporadas en los playoffs. Pero la lucha y la energía de los jóvenes como Maurice Harkless, DeQuan Jones y O'Quinn lo han mantenido fresco y ansioso por llevar el liderazgo de este equipo.

En un instante, Nelson habla acerca de querer jugar en la NBA hasta que tenga 40 años de edad. Y en otro aliento, ya está echando un vistazo hacia su futuro de ser un entrenador en la NBA.

Sin importar lo que haga, Nelson quiere quedarse en Orlando. Ha superado las dudas y el escepticismo, y en medio de todo, él ha sido el jugador que se ha mantenido en Orlando y quien nunca se quiso ir. Después de todo, ¿por qué se iría de un lugar que creyó en él cuando otros no lo hicieron?

“Me siento como un sobreviviente”, dijo Nelson con franqueza. “Yo uso la negatividad que se ha dicho de mí cuando la gente me escudriña y me critican. Yo lo uso como motivación. Sería tonto decir que yo no uso eso a veces. Especialmente en la temporada baja cuando estoy trabajando para mejorar. Muchas veces soy mi mayor crítico. Esa es la forma en que me motivo.

“Nunca voy a pensar menos de mí mismo”, continuó. “Quiero seguir jugando mientras pueda. El hambre sigue ahí. Siempre estoy tratando de buscar la manera de ganar y yo soy el tipo que sólo quiere seguir empujando esta organización del Magic hacia delante”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí