Denton: Gran Logro Para Nelson


Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
7 de enero del 2013

PORTLAND, Ore– La jugada fue bella y una que el armador veterano Jameer Nelson había ejecutado miles de veces antes durante su carrera con el Orlando Magic - él se quitó a su hombre de encima driblando el balón, dividió la defensa para atraer al hombre grande del equipo contrario y le pasó el balón a su compañero de equipo para una clavada estruendosa.

Pero cuando Nelson hizo eso a principios de la derrota 125-119 del lunes en tiempo extra contra los Trail Blazers de Portland, la jugada fue cualquier cosa menos rutinaria para el jugador que más tiempo tiene con el Magic. Con su jugada de driblar-penetrar-y-pasar, Nelson se convirtió en el líder de todos los tiempos en asistencias de la franquicia.

Nelson entró en el partido del lunes necesitando una asistencia para empatar el récord de Scott Skiles, y lo hizo en los primeros minutos del juego. Luego, con 4:13 restantes en el primer parcial, Nelson dio una clínica en una jugada de cómo configurar una defensa para conseguir una canasta y su asistencia para romper el récord.

“Yo no soy un tipo de recibir galardones individuales, pero cuando maduras un poco más reflexionas sobre estas cosas, te das cuenta de lo que hiciste y le cuentas esas historias a tus hijos”, dijo Nelson, quien ahora tiene 2,787 asistencias en su carrera. “Mi hijo ya casi tiene 11 años de edad y a veces ni siquiera puedo creer algunas de las cosas que hice en la universidad. Pero espero que vea SportsCenter por (ESPN) (el martes) por la mañana”.

Nelson puso su nombre en los libros de récords con su asistencia en el primer parcial la noche del lunes, pero no fue ni su jugada más emocionante del juego. Eso ocurrió con 8.9 segundos restantes cuando una vez más se sacudió al preciado novato de Portland, Damian Lillard, y logró anotar un triple que empató el juego.

Ese canasto ayudó al Magic a remontarse de una desventaja de cinco puntos y forzar un tiempo extra. Nelson no fue capaz de disfrutar plenamente de su récord establecido esa noche o el triple que empató el partido ya que el Magic tuvo problemas en tiempo extra y fueron derrotados por novena vez consecutiva. Sin embargo, Nelson brilló con 21 puntos, 12 asistencias y sólo una pérdida de balón en 47 minutos en la cancha.

Nunca uno de concentrarse en sí mismo, Nelson se preocupó más por la situación del Magic en vez de disfrutar de su impresionante noche.

“Es difícil para nosotros en este momento y tenemos que seguir unidos”, dijo Nelson, co-capitán del Magic. “No podemos empezar a separarnos. Cuando empiezas a separarte ahí es cuando empiezas a perder por grandes cantidades y las dudas empiezan a entrar en tu mente y cuestionar las cosas. Tenemos que permanecer unidos sin importar lo que ocurra, si los muchachos están o no y simplemente seguir jugando tan duro como podamos. Creo que estamos haciendo eso ahora”.

El Magic canjeó para poder seleccionar a Nelson a mediados del Draft de la NBA del 2004 y no se han arrepentido desde entonces. Ha sido el motor de arranque desde la mitad de su temporada de novato, llegando a un Juego de Estrellas y ayudando a Orlando a llegar a los playoffs cada una de esas últimas seis temporadas. Esa es la racha más larga en la Conferencia Este.

Nelson podría haber dejado la única franquicia profesional con la que ha jugado en el verano, cuando se convirtió en un agente libre sin restricciones por primera vez. Pero él quería quedarse con la franquicia que siempre creyó en él cuando algunos pensaron que era un armador demasiado bajito y anotador.

Ahora, Nelson se encuentra en medio de una de las mejores temporadas de su carrera de nueve años en la NBA. Su promedio de 14.8 puntos en anotaciones es el más alto en cuatro temporadas y sus 7.0 asistencias por noche son la mayor cantidad en su carrera.

Y Nelson, sin duda, nunca ha sido mejor ofensivamente de lo que ha sido durante la última semana. Empató su récord personal con 32 puntos y logró anotar seis triples el miércoles contra Chicago, un récord personal. El sábado, tuvo 29 puntos contra los Knicks y llegó a una asistencia del récord de asistencias de Skiles consiguiendo nueve.

Y entonces llegó la marca conseguida el lunes, algunos pases perfectos para crear grandes noches ofensivas para J.J. Redick (29 puntos) y Arron Afflalo (24 puntos) y el triple que empató el partido en los últimos segundos de regulación.

Después del partido, a Nelson se le preguntó si él fue capaz de tener en sus manos el balón del partido para mantenerlo como un recuerdo de esa noche. Nelson, una vez más evadió ser el centro de atención por su nuevo récord de asistencias.

“Yo ni siquiera lo pensé (quedarme con el balón de juego)”, dijo Nelson. “Si tienes un balón, ya los tienes todos.''

Lo que significa mucho más para el armador es que se ha pasado toda su carrera con el Magic. Es un motivo de orgullo para él y su identidad como un jugador de baloncesto profesional.

“Mi identidad es ser un jugador del Magic y he sido eso en los últimos 8 años y medio”, dijo Nelson con una sonrisa. “Esa es mi identidad. ... Soy el número 14 en esa camiseta del Magic y esa es mi identidad”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí