Denton: Emociones de Davis lo Ayudan en su Desempeño en Cancha


Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
18 de noviembre del 2012

ORLANDO – Al igual que un volcán con lava ardiendo justo debajo de la superficie, pero propenso a erupciones ocasionales, el delantero del Orlando Magic Glen “Big Baby” Davis hace lo posible por controlar sus emociones mientras que también las utiliza para alimentar su motor.

De vez en cuando, el fuego quema demasiado y hay brotes de emoción, tales como la falta técnica de la noche del lunes cuando le gritó a un oficial por lo que él pensaba fue una serie de faltas injustas.

Pero cuando Davis está usando sus emociones como impulso para su juego, él puede ser el jugador más contagioso en la lista de jugadores del Magic. Impulsado a seguir todos los pasos del alero estrella de Minnesota Kevin Love, Davis anotó 20 de sus 28 puntos en el partido en la segunda mitad para lograr una remontada del Magic para conseguir la victoria.

Segundos después de que Davis terminó el partido con el balón bajo de su brazo gritando de alegría hacia los fans, la fanaticada pudo ver el torbellino de emociones por las que el ala-pívot estaba pasando. Durante su conversación posterior al partido con Dante Marchitelli de Fox Sports Florida, Davis mostró cómo es impulsado por su pasión y su naturaleza ardiente - siempre y cuando ambos se mantengan bajo control.

“Ellos trataron de tomar el partido de nuestras manos y nuestro equipo luchó. De eso se trata todo esto”, gritó Davis en el micrófono. Y segundos más tarde, cuando parecía que Davis se había calmado un poco, disparó de nuevo con esto: “Yo sólo estoy haciendo lo que tengo que hacer – un obrero. No soy de primera clase, no hay clase alta, soy obrero y de la clase media. Solamente hago el trabajo sin importar nada.”

La habilidad de Davis de tener hasta ahora la mejor temporada de su carrera tiene que ver con el control de las emociones - tanto las buenas como las malas emociones. Fue nombrado capitán del equipo antes de la temporada con la esperanza de que le haría responsable a diario por sus acciones y emociones. Hasta el momento, ha superado todas las pruebas, liderando al equipo en anotación (16.2 puntos por partido) y también liderando al equipo en la cancha.

Davis admitió el martes, mientras el Magic, 11-13, ganadores de tres partidos consecutivos, terminaba los preparativos para el partido del miércoles contra Washington que el control de sus emociones siempre será la clave para él.

“Es un reto. Es algo en lo que tengo que trabajar todos los días mientras crezco y maduro y tengo algunos tropiezos”, dijo Davis. “Tengo que ver la situación desde afuera, salir de mí mismo a veces y realmente pensar en ello. Es algo que he estado tratando de hacer y es un proceso en el cual estoy trabajando.”

El entrenador del Magic, Jacque Vaughn quería que Davis fuera un co-capitán junto con el veterano armador Jameer Nelson porque vio cómo el ala-pívot trabajaba con los jugadores más jóvenes y su energía y emoción eran contagiosos. También quería el papel de capitán para Davis porque pensó que podría ayudar a hacerlo responsable de sus acciones. Hasta ahora, Vaughn dijo que no podía haber pedido más de Davis.

“Menos altas y bajas y ha estado más estable”, dijo Vaughn. “Y eso es una buena indicación para él. En su mayor parte, su comportamiento ha sido constante. Así es como un capitán debe ser. ... Creo que ha hecho un gran trabajo canalizando esas emociones que lo alimentan y que lo llevan a competir. Esa es la manera que debe ser. Me encanta la emoción y me encanta que juegue con esa emoción - siempre y cuando se canalice en la dirección correcta”.

Davis dijo que una de las cosas que ha aprendido acerca de ser un capitán es que nunca hay un día libre cuando se trata de liderazgo. Los otros veteranos miran hacia él en busca de aliento, mientras que los jugadores más jóvenes a menudo buscan orientación.

Ha hablado con el ex compañero de equipo Kevin Garnett sobre las exigencias de la función debido a que el ala-pívot de los Celtics de Boston fue un mentor para él al principio de su carrera.

“No puedo tener altas y bajas y tengo que ser el mismo todo el tiempo, porque hay personas que me están observando”, dijo Davis. “Es fácil no hacer lo mismo cuando nadie te está prestando atención. Pero cuando todo el mundo está mirando todo lo que haces y escuchando todo lo que dices, haces lo que sea necesario y vas más allá. Tienes que hacer lo mejor que puedas para no decepcionar a nadie.”

Él no ha decepcionado a nadie en la cancha, liderando al Magic en anotaciones en 10 ocasiones y en rebotes en 10 ocasiones. Él ha terminado siete juegos con 20 puntos, incluyendo 29 en el primer partido contra Denver y los 28 el lunes en la victoria contra Minnesota. En ese partido, Orlando fue empujado gran parte de la primera mitad y tuvo la desventaja de nada menos que de 15 puntos, antes de que Davis encabezara una monstruosa remontada en la segunda mitad. Logró anotar sus seis tiros en el tercer parcial y 10 de 11 intentos de campo después del medio tiempo para despertar la victoria del Magic.

Davis si recibió una falta técnica en el segundo parcial, su primera de la temporada. Y cuando vio que las emociones del delantero fuerte comenzaba a arder durante el medio tiempo, Nelson tuvo otra conversación de corazón a corazón con su compañero co-capitán.

“Ha sido tremendo como un líder. Hay momentos - y él te dirá esto - que tengo que hablar con él porque he estado en esta posición durante mucho tiempo”, dijo Nelson. “Creo que (Davis) lo aprecia y entiende de dónde vengo y por qué hablo con él a veces. Eso lo calma. Yo no le hablo fuerte, pero le hago entender lo que necesitamos de él y me escucha. Yo le dije anoche que no puede tener tantas altas y bajas”.

Estar en esta posición – como el jugador en el que el equipo depende en la cancha y un capitán fuera de ella - es la posición en la que Davis ha esperado estar durante toda su carrera en la NBA. Fue un jugador reserva gran parte de sus primeras cinco temporadas con Boston y Orlando, antes de obtener la oportunidad de ser titular a finales de la temporada pasada.

Ahora, mira a un jugador como los es Love para Minnesota – su competencia la noche del lunes - como alguien que quiere emular. Él quiere “lograrlo”, según dijo, tanto como jugador estrella y líder de su equipo.

“Esto es lo que siempre he querido - ser el tipo que puede hacer una diferencia enorme en un equipo”, dijo. “Aquí estoy ahora, y tengo un montón de oportunidades. Sólo quiero asegurarme de que al final del día, cuando todo estaba dicho y hecho, he hecho todo lo posible cuando tuve la oportunidad.”

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí