Denton: Análisis del Partido del Miércoles vs. Knicks



Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
20 de marzo del 2013

NEW YORK – Fatigados por casi una semana en la carretera y cortos de personal a causa de enfermedades, el Orlando Magic fueron desmenuzados e interceptados la noche del miércoles por los Knicks de Nueva York.

Cuando Nueva York consiguió que regresara su alero estelar Carmelo Anthony y logró anotar 15 triples, las probabilidades estaban en gran medida para un equipo del Magic que se vio obligado a comenzar como titular al delantero de 6-pies-8 Tobias Harris en el centro a causa de una enfermedad de Nikola Vucevic. Los resultados eran predecibles a los Knicks tomar la ventaja en un partido cerrado después del medio tiempo y rodó a una derrota 106-94 de Orlando en el Madison Square Garden.

“Creo que (los Knicks) son el equipo más difícil de defender en la NBA”, dijo el alero del Magic Harris. “Desde la capacidad de 'Melo en anotar como(ala-pívot). Y al también tener cuatro anotadores a su alrededor, es difícil de ayudar. Esta noche, hicieron un montón de triples y son simplemente un duelo difícil. Eso es lo que los hace tan buenos”.

Para el Magic (18-51), fue un final decepcionante para una gira de cuatro juegos en siete días en la que terminaron sin victorias. Orlando, quien nunca tuvo la ventaja el miércoles, ha perdido cinco partidos consecutivos desde que derrotaron a Filadelfia la semana pasada.

Una noche después de anotar sólo 73 puntos en una fea derrota en Indiana, el Magic se veía inspirado en la primera mitad, cuando anotó 32 puntos en un eficiente segundo parcial. Pero la defensa de pantalla y continuación del Magic llevó a demasiados tiros abiertos en el tercer parcial, cuando los Knicks (40-26) tomaron la ventaja de por tanto como por 20 puntos. Para el juego, Nueva York hizo 15 de 34 triples.

Harris, un nativo de Long Island, hizo siete de 10 tiros y anotó 14 puntos. El oriundo de Queens Mo Harkless anotó 11 puntos y atrapó seis rebotes, pero tenía las manos llenas con Anthony de Nueva York, quien logró anotar 21 puntos en 33 minutos. Kyle O'Qinn, quien también es oriundo de Queens, tuvo uno de sus mejores partidos con marcas personales en puntos (12), rebotes (14) y asistencias (cuatro).

“Le dije a los entrenadores asistentes que están haciendo un gran trabajo consiguiendo que estos jóvenes mejoren”, dijo el técnico del Magic, Jacque Vaughn. “El tiempo que pasan con ellos en la cancha, están logrando conseguir un nivel de comodidad con nuestros muchachos”.

Beno Udrih tuvo 13 puntos y ocho asistencias en 24 minutos, mejorando la producción que ofreció el armador titular Jameer Nelson (seis puntos y una asistencia en 24 minutos). Arron Afflalo, quien se vio obligado a comenzar en la posición de alero, sufrió una mala noche logrando anotar uno-de-nueve intentos al canasto y anotó apenas cuatro puntos en 29 minutos.

“Esto sucede en la NBA con 82 partidos y no van a entrar al canasto en todos los partidos”, dijo Vaughn refiriéndose a las luchas de Afflalo y Nelson. “Pero fue genial ver que nosotros logramos conseguir 54 puntos desde el banquillo. Los chicos entraron y trataron de intervenir y llenar las posiciones. Algunas cosas buenas vinieron de ese juego.”

El grupo de jóvenes jugadores reservas de Orlando luchó hasta el final, lo que le permitió al Magic acercarse hasta nueve puntos en los últimos minutos del juego.

Los Knicks hicieron 15 tiros de tres y fallaron sólo 11 de sus primeros 24 intentos. J.R. Smith anotó 22 puntos desde la banca de Nueva York, mientras que el centro Kenyon Martin anotó 11 puntos y capturó tres rebotes.

“No hay una sola persona en la liga que puede proteger a (Anthony) uno-a-uno, por lo que hay que hacer cosas diferentes para tratar de sacarlo de su ritmo”, dijo Nelson. “Pero creo que hizo un gran trabajo siendo paciente. Pasó (hacia tiradores abiertos) cuando llegó la doble cobertura”.

El Magic regresa al Amway Center el viernes para recibir al Thunder de Oklahoma City, quienes fueron ganadores 117-104 ante Orlando el pasado viernes. En ese partido, el Magic se quedó atrás hasta por 27 puntos antes de remontarse a tres puntos del liderato. Sin embargo, OKC fue capaz de mantener la ventaja en la recta final para la victoria.

El resultado del miércoles dejó que Nueva York barriera con la serie de temporada de cuatro partidos. Incluyendo las cuatro derrotas frente a los Nets de Brooklyn esta temporada, el Magic se fue de cero en Nueva York esta temporada.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí