Compañeros de Equipo Ayudan a Mejorar la Confianza de Vucevic


Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
6 de diciembre del 2012

SACRAMENTO – Minutos después de la derrota del Orlando Magic contra el Jazz de Utah la noche del miércoles, el centro Nikola Vucevic seguía sentado en su casillero con los hombros caídos y mirando al suelo.

A unos metros de distancia, Jameer Nelson se quitaba una bolsa de hielo de su ojo izquierdo y se dio cuenta de que su compañero de equipo y nuevo amigo estaba tomando la derrota bastante fuerte. Siendo uno de los capitanes del Magic y sin duda la voz más respetada en el camerino, Nelson sintió la necesidad de interceder para levantarle la moral al centro de 22 años de edad.

“Recuerda lo que dije - ni demasiado alto y ni demasiado bajo”, dijo Nelson mientras se volvía a poner la bolsa de hielo en su ojo izquierdo, el cual tenía una herida de un choque accidental de cabezas. “Estás cubriendo a los hombres más grandes en la pintura y ellos van a lograr canastos. Mantén tu cabeza en alto, ¡te necesitamos!”

En apenas su segundo año en la liga, a veces la confianza de Vucevic necesita un poco de estímulo de vez en cuando, cuando no le va tan bien en contra de algunos de los hombres grandes de primera de la NBA. El miércoles fue una de esas noches cuando Al Jefferson de Utah estaba caliente contra el Magic anotando 31 puntos y agarrando 15 rebotes mientras el Jazz tomó la ventaja al final para ganar 87-81.

Si Vucevic necesitaba inspiración, no necesitaba mirar más atrás que a los primeros dos partidos de esta gira de nueve días del Magic (7-11). El domingo, Vucevic jugó sin duda su mejor juego con el uniforme del Magic cuando se enfrentó el ex centro de Orlando Dwight Howard durante toda la noche y acumuló 17 puntos, 12 rebotes y cuatro tapones. Y una noche después, maltrató a los Warriors de Golden State consiguiendo 14 puntos, 15 rebotes (seis en el extremo ofensivo) y dos tiros bloqueados más.

Su desempeño en noches consecutivas fue el estímulo necesario para Vucevic, a quien el Magic adquirió en agosto en el canje que involucró a cuatro equipos y a 12 jugadores y que se enfocó en Howard. Y llegada la noche del viernes en Sacramento, va a volver a tener que demostrar sus habilidades de rebote cuando se enfrente a DeMarcus Cousins, líder de los Kings en anotaciones (16.6 puntos por partido) y de rebotes (9.7 rebotes). Sacramento (5-12) derrotó a Toronto el miércoles por la noche - las cinco de sus victorias han sido en casa - detrás de 25 puntos y 13 rebotes de Cousins.

“Teniendo en cuenta que me ha costado un poco antes de esta gira, es muy bueno que he sido capaz de tener un buen desempeño”, dijo Vucevic, quien aún así contó con seis puntos, 16 rebotes y dos tiros bloqueados el miércoles. “Mis compañeros de equipo se mantuvieron creyendo en mí, me seguían pasando el balón y estoy terminando mejor las jugadas ahora porque soy más agresivo”.

Vucevic tiene un montón de gente en su esquina cuando pasa por tramos difíciles en la temporada, como lo hizo justo antes de la gira en los partidos contra los futuros jugadores del Salón de la Fama, Tim Duncan y Kevin Garnett y otra vez la noche del miércoles en contra de Jefferson. Su padre, Borislav, jugó al baloncesto profesional en Bélgica, Suiza y Yugoslavia y por lo general le habla a su hijo después de cada partido después de verlo desde Montenegro. Los comentarios de Borislav no siempre son agradables, dijo Nikola, pero por lo general dan en el punto y con la intención de ayudar. Después de todo, Borislav debe saber de lo que está hablando ya que jugó profesionalmente hasta que tuvo 44 años.

“Me ayuda mucho hablar con él. Él jugó profesionalmente durante 24 años, así que definitivamente sabe mucho sobre el juego a pesar de que no jugó en la NBA”, dijo Nikola de su padre, quien jugó en el equipo nacional de Yugoslavia al lado del jugador que está en el Salón de la Fama Drazen Petrovic. “Tiene la oportunidad de ver casi todos los partidos y me dice lo que tengo que mejorar y todos los días me enseña. No creo que yo estaría aquí si no fuera por él”.

¿Y qué tipos de críticas su padre tenía después de que jugó pasivamente contra Garnett y Duncan en las derrotas de la semana pasada? Contra Boston y Garnett, consiguió sólo seis puntos y tres rebotes, mientras que él sólo tuvo dos puntos y cinco rebotes contra Duncan y los Spurs.

“Él me dijo que mantuviera mi cabeza en alto y que iba a suceder para mí”, dijo Vucevic de sus conversaciones con su padre. “No creo que estaba jugando tan mal, pero ofensivamente no era agresivo y yo estaba un poco pasivo. Yo sabía que tenía que volver y cambiar la dinámica. Yo también seguí creyendo en mí mismo y está dando sus frutos ahora”.

Eso sin duda está dando sus frutos para el Magic, quienes creen firmemente que su joven jugador de 7 pies tiene el potencial de ser algún día una estrella de la NBA. Él ya tiene siete dobles-dobles esta temporada y tiene un promedio de 9.9 puntos y 9.0 rebotes por noche. Está 18º en la NBA en rebotes (9.0), 18º en rebotes defensivos (6.3), 21º en rebotes ofensivos (2.7) y 19º en dobles-dobles (siete).

“Sé que puedo hacerlo, pero también sé que en algunos juegos voy a luchar ofensivamente. Trato de no dejar que me deprima”, dijo Vucevic, quien jugó a nivel universitario en USC durante tres temporadas antes de pasar su temporada de novato en la NBA con los 76ers de Filadelfia. “Sigo practicando para mantenerme en la cima de mi juego. Y mis entrenadores y compañeros de equipo siguen creyendo en mí.”

El técnico del Magic, Jacque Vaughn, ha enfatizado que cree en Vucevic al expresar casi a diario su confianza en las habilidades de su centro. Vaughn dijo que si el Magic va a seguir ganando partidos y desafiar a los críticos, necesitan que Vucevic juegue agresivamente y con confianza.

“Creo en él y creo en sus capacidades. Le digo eso y soy honesto y real”, dijo Vaughn. “Yo le digo eso a la cara y voy a seguir diciéndoselo. Él es un buen jugador de baloncesto, va a ser mejor y va a estar con nosotros.

“A veces no sobrecargas las cosas para no complicar y poner presión no deseada sobre la situación”, continuó Vaughn, en referencia a cómo se enfrenta a las noches difíciles para Vucevic. “Es tan simple como decir que creo en sus capacidades. Lo veo hacer ese tiro de gancho, cuando se agacha (en jugadas en el poste bajo) y veo que agarra rebotes y yo le digo que lo haga en el juego. Yo sé que él está jugando en contra de los centros de primera, pero él aún así puede hacerlo. Es una creencia sincera en otro ser humano, y ese es mi trabajo como entrenador.”

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí