Cohen: ¿Preferirías Esto o Eso?

Por Josh Cohen
Traducido por Adly Santiago
12 de septiembre del 2012

ORLANDO -- Vamos a jugar un juego. Se llama ¿Preferirías Esto o Eso?

¿Prefieres que el Orlando Magic entre a los playoffs en la 8ª posición esta temporada o prefieres que el Magic consiga obtener una de las primeras tres selecciones en el Draft de la NBA del 2013?

Es un debate que normalmente se extiende a través de la liga. Cada año, hay muy pocos equipos que tienen una legítima oportunidad de ganar un campeonato de la NBA. Si el Heat, Lakers o Thunder no capturan la corona en esta temporada, sería sorprendente.

Como resultado, todas las demás franquicia de la NBA deben mirarse en el espejo y hacer evaluaciones justificables. ¿Cuál es la misión y cómo llegar a la meta final?

Es complicado. Por un lado, incluso si se trata de una salida rápida de la postemporada, el experimentar los playoffs es muy gratificante.

Sobre todo para un equipo como el Magic quienes acaban de canjear a su superestrella y están cargados de talento sin experiencia, el llegar a los playoffs despertaría el optimismo en incluso los críticos más rumorosos. El conseguir entrar a los playoffs esta temporada sería insinuar que los jugadores jóvenes como Andrew Nicholson y Maurice Harkless se destacaron y los veteranos como Jameer Nelson, Glen Davis y Arron Afflalo dieron otro paso gigante hacia adelante.

Por otro lado, hay una amarga realidad en ser un equipo que entra a una postemporada solamente. Es muy difícil escapar del estar en la mitad de la tabla de posiciones en la NBA debido a una deficiencia de selecciones en el draft y selecciones que puedan tener un gran impacto en el equipo. Si se fijan bien, los equipos clasificados entre las posiciones 10-20 tienden a estancarse en esa posición durante varias temporadas consecutivas.

Los Rockets y los Suns, por ejemplo, los dos eran los últimos dos equipos que no llegaron a entrar a los playoffs en las últimas dos temporadas. Como resultado de ello, seleccionaron en la 13ª y 14ª posición, respectivamente, tanto en el Draft de la NBA del 2011 y 2012. Es difícil poder salir de esa posición.

El conseguir una de las primeras tres selecciones en el draft tiene sus pros y sus contras, también.

Por un lado, a menos que un equipo desafíe significantemente las probabilidades en la lotería, seleccionar entre las primeras tres selecciones significa que es probable que la plantilla actual de jugadores no se destacó como se esperaba. Los Hornets, Bobcats y Wizards (tres equipos que seleccionaron entre los tres primeros en el Draft de la NBA del 2012), todos fueron abatidos la temporada pasada.

Por el contrario, las primeras selecciones en el draft ofrecen la mayor esperanza para los equipos con aspiraciones de finalmente competir por un campeonato. Cleveland pasó de ser un equipo sin esperanzas a un rival después de seleccionar a LeBron James en el 2003. Orlando hizo lo mismo en el 2004, cuando eligió a Dwight Howard. Las preferencias de Oklahoma City, incluyendo a Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden, han transformado al Thunder en uno de los equipos de primera en la liga.

Afortunadamente para el Magic, si lograran superar las expectativas y llegar a los playoffs esta temporada, podrían utilizar su espacio en el tope salarial en vez de escoger entre las primeras selecciones en el draft para avanzar al siguiente nivel.

Por supuesto, sin embargo, una temporada decepcionante no garantiza que automáticamente tendrán una alta selección en la lotería. Charlotte, por ejemplo, claramente allanó el camino para estar en la mejor posición posible para lograr seleccionar a Anthony Davis. Pero en vez de escoger el No. 1, se quedó atascado con el número 2 en un draft con un solo jugador estrella el pasado mes de junio.

 

 

¿Prefieres que los veteranos del Magic superen las expectativas o prefieres que brillen los novatos del equipo?

Por supuesto, si eres un fan del Magic, deseas ver que todos jueguen bien. Pero por diversión, si sólo una de esas opciones pudiera realizarse, ¿que prefieres que ocurra?

En gran parte, sabemos o, como mínimo, hemos visto lo que los veteranos como Jameer Nelson, Glen Davis, J.J. Redick, Hedo Turkoglu, Al Harrington y Arron Afflalo son capaces. Nelson está probablemente en su mejor momento, Davis, Redick y Afflalo están a punto de llegar a la cima de sus carreras, mientras que Turk y Al están en las últimas.

En el corto plazo, sería más ventajoso para el Magic si los jugadores más experimentados colectivamente disfrutaran de una temporada excepcional. Si la mayoría, si no todos, de estos jugadores prosperaran, Orlando tiene la oportunidad de competir por un lugar en los playoffs.

Por otro lado, si los novatos, entre ellos Maurice Harkless, Andrew Nicholson y Kyle O'Quinn tienen son más exitosos que sus mentores, se crearía un cierto optimismo para el futuro.

Dado que el Magic está en una etapa de reconstrucción, es imperativo que estos tres demuestren que pueden ser valiosas piezas y eventualmente responsables de hacer la diferencia. Lo mismo se puede decir de los que entran en su segundo año en la liga como Justin Harper, Gustavo Ayón y Nikola Vucevic.

Mucho dependerá de cómo Jacque Vaughn reparta los minutos en la cancha. Queda por ver si los veteranos tienen prioridad de tiempo de en la cancha o si el cuerpo técnico decide que es demasiado obstáculo el ignorar a los jóvenes.

Después de todo el drama que rodeó al Magic el año pasado y en medio de todas las críticas tras el canje de Howard, todos en este equipo tiene un chip en su hombro.

Los jugadores que regresan como Nelson, Davis y Redick quieren demostrar que pueden tener éxito sin Dwight. Los recién llegados como Afflalo quieren demostrar que eran dignos de ser cambiados por una superestrella. Y los novatos desean establecer una carrera saludable inmediatamente.


¿Prefieres que el Heat de Miami gane un segundo título consecutivo en el 2012-13 o prefieres que los Lakers de L.A. consigan de nuevo el trofeo?

Mira, todos sabemos que no queremos que ninguno de estos equipos celebre el próximo junio. Pero vamos a enfrentar la realidad por un momento, el Heat y los Lakers son dos de los tres mejores equipos de la liga. El Thunder todavía puede ser el mejor en el Oeste y es factible pensar que los Celtics puedan con el Heat como casi lo hicieron la temporada pasada en la final de conferencia.

Miami y Los Ángeles, sin embargo, son los favoritos para llegar a las Finales de la NBA en el 2013. Si esto resulta ser el caso, ¿a quién estarás apoyando? o, para ser más exactos, ¿a quien vas a estar abucheando más?

Teniendo en cuenta que son rivales geográficos de Orlando, el Heat siempre será despreciado por los fans del Magic. Se intensificó en el verano del 2010, cuando LeBron llevó su talento a South Beach.

Los Lakers, por su parte, se convirtió en un adversario detestado del Magic cuando los dos equipos se enfrentaron en las Finales de la NBA del 2009. Y ahora, con la adquisición de Howard - 16 años después de que Shaq corrió hacia Hollywood - esta enemistad sólo se elevó a nuevas alturas.

Se podría argumentar que el Magic ha tenido tantos rivales como cualquier otro equipo en la NBA recientemente. En los últimos años, Detroit (serie de playoffs en 2003, '07, '08), Boston (serie en el '09, 10), Cleveland (serie en el '09), Miami y Los Ángeles todos han sido enemigos principales de Orlando.

 



OTROS ARTÍCULOS EN ELORLANDOMAGIC.COM: Cohen: ¿Preferirías Esto o Eso? | Denton: El Magic Añade Profundidad, Firman a Moore | Denton: Acción y Reacción | Vaughn Habla Acerca de su Estilo de Entrenamiento | Magic Completa la Lista de Entrenadores | Persiguiendo a los Futuros Agentes Libres, ¿Quién y Cuando? | Decisiones para la Alineación Titular

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por Josh Cohen son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores.





Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí