Cohen: Estrategia Efectiva

Por Josh Cohen
Traducido por Adly Santiago
6 de agosto del 2012

ORLANDO -- Lo he dicho un millón de veces y lo voy a reiterar un millón de veces más en el futuro.

Al menos de que un equipo sea actualmente un aspirante al título, es a menudo la mejor estrategia hacer el espacio suficiente en el tope salarial para hacer un esfuerzo legítimo de adquirir los próximos preciados agentes libres.

Claro, tiene más sentido para los equipos de mercados más grandes el preservar esta filosofía tomando en cuenta que todos los jugadores estrellas, por lo general, prefieren las grandes ciudades si deciden cambiar de equipo.

Esta noción fue verificada en el 2010, cuando Miami, Nueva York y Chicago abrieron suficiente espacio en el tope salarial para perseguir a la tan preciada lista de agentes libres ese año, la cual incluyó a LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh, Amar’e Stoudemire y Carlos Boozer.

Pero incluso para los mercados más pequeños, en particular esos que se encuentras en lugares más atractivos, a veces es tan beneficioso el convertirse "flexible en el tope salarial".

Orlando es el ejemplo perfecto.

Todos los veranos en los que el Magic ha tenido un amplio espacio en el tope salarial se han aprovechado de la oportunidad.

En 1994, por ejemplo, Orlando logró conseguir a Horace Grant y formó una de las mejores alineaciones titulares de los últimos 20 años. Grant había ganado tres campeonatos en Chicago y fue considerado uno de los pocos agentes libres de primera disponibles ese año. Él ayudó a llevar al Magic a las Finales de la NBA en su primer año con el equipo.

En el 2000, el Magic negoció las firmas y canjes para ambos, Tracy McGrady y Grant Hill y casi convencieron a Tim Duncan a trasladarse a la Florida Central y formar lo que habría rivalizado al “Big Three” de Miami, una década después. T-Mac al instante se convirtió en un jugador estrella indestructible, mientras que las lesiones de Hill le prohibieron alcanzar las expectativas.

Recientemente, el abundante espacio en el tope salarial de Orlando en el 2007 permitió que el Magic pudiera elegir qué agente libre quería. En lo que fue por lo general una deficiente clase de agentes libres, Rashard Lewis fue el mejor jugador disponible y encajaba con el modelo del equipo. En apenas su segunda temporada en Orlando, Lewis fue un catalizador en el atesorado viaje del Magic a las Finales de la NBA en 2009.

Algunos fanáticos del Magic pueden haber estado un poco molestos después de que el equipo decidió no renovar el contrato de Ryan Anderson este verano. Sin embargo, fue una decisión inteligente cuando te das cuenta de que esta determinación puede permitirle al Magic a tener suficiente espacio en el tope salarial tan pronto como durante la temporada que viene.

Independientemente de lo que finalmente ocurra con Dwight Howard, quien será un agente libre sin restricciones en 2013, el Magic tiene muy pocas obligaciones financieras después de esta temporada que se avecina.

El último año de Hedo Turkoglu de su contrato está sólo parcialmente garantizado y nadie más en el Magic tiene un contrato que paga en exceso de alrededor de $7 millones al año.

Fue muy revelador que la evaluación de Rob Hennigan para no volver a firmar a Anderson sugiere que el Magic cree que va a formar parte en el mercado de agentes libres en el futuro cercano.

El próximo verano, habrá una gran cantidad de talento disponible de calibre All-Star.

Monta Ellis de Milwaukee y André Iguodala de Filadelfia, ambos pueden decidir convertirse en agentes libres sin restricciones.

Josh Smith de Atlanta, quien ha declarado en repetidas ocasiones en el pasado que prefiere dejar a los Hawks, será un agente libre sin restricciones.

James Harden y Serge Ibaka de Oklahoma City, ambos serán agentes libres restringidos. A pesar de que pueden igualar las ofertas de los equipos rivales, el Thunder estaría en peligro de cruzar la línea de impuesto de lujo si deciden mantenerlos a ambos el año que viene.

Después de decidir que no está de acuerdo a una extensión en Los Ángeles este verano, Chris Paul será un agente libre. Si bien no hay indicios de que desea irse de Los Ángeles, si los Clippers no llegan a las expectativas es posible que pueda decidir modificar su dirección.

Hay muchos otros, incluyendo a Andrew Bynum, quien por supuesto ha estado en casi todos los debates sobre el canje de Howard durante este año, David West, Manu Ginóbili, Al Jefferson y Paul Millsap, quienes serán agentes libres sin restricciones en el 2013 también.

Si echas un vistazo alrededor de la liga, te darás cuenta de algunos equipos que este verano han hecho un importante esfuerzo para liberar espacio en el tope salarial.

Los Hawks canjearon a Joe Johnson y su contrato a los Nets por un montón de contratos que se vencen y luego enviaron a Marvin Williams a los Jazz por Devin Harris y su contrato que vence.

Los Hornets cambiaron a Emeka Okafor y a Trevor Ariza a los Wizards por Lewis, quien negoció una compra con Nueva Orleáns poco después. Este acuerdo ayudó a los Hornets a llegar a un acuerdo de firma y canje con el Magic por Anderson.

Si bien puede ser difícil de repetir lo que hizo Miami en 2010, no es poco práctico. Claro, jugadores como LeBron y Wade no están disponibles todos los veranos y no, otra agencia libre como la de ese año no volverá a suceder por lo menos durante unos cuantos años más. Pero, al equipo estar "flexible en el tope salarial" es refrescante y le da a los equipos un gran impulso cuando sea necesario.



Select a radio button to answer the following poll question.
If you were a GM of an NBA team and had to choose one of the following circumstances, which would you prefer?:
If you were a GM of an NBA team and had to choose one of the following circumstances, which would you prefer?
View Results