Cohen: El Magic Elige el Camino Correcto

Por Josh Cohen
Traducido por Adly Santiago
13 de agosto del 2012

ORLANDO -- Permítanme presentarle dos escenarios y usted selecciona el escenario que prefiera y codicie:

1) El Magic en completo modo de reconstrucción con una gran cantidad de flexibilidad financiera, la posibilidad de tener primeras selecciones en el draft en los próximos dos años y la oportunidad de atraer a los agentes libres de calibre All-Star en ese mismo período de tiempo. Como resultado de ser inexperto y no probado, el Magic tendría que lidiar con inevitables sufrimientos durante su crecimiento. Sin embargo, sentirían que se aproxima el éxito debido a la mejora gradual.

2)El Magic siendo un equipo mediocre que posiblemente entre a los playoffs cada año durante las próximas 3-5 temporadas; estando en la 6-8 en la postemporada y eliminado en la Primera Ronda durante cada oportunidad que tenga para adelantar. Dado que estarían gastando el dinero en talento "B" para asegurar oportunidades de entrar a los playoffs en el corto plazo, el Magic no tendría la flexibilidad financiera o inminentes selecciones en el draft para evolucionar aún más.

Si tuviera que adivinar su elección, supondría que la opción No. 1 (modo de reconstrucción con la flexibilidad futura) sería favorecida.

Por razones irracionales, sin embargo, la mayoría de los medios de comunicación nacionales ha concluido que la opción No. 2 (ser lo suficientemente bueno para competir por un lugar en los playoffs cada año, pero no tan buenos como para ser dignos del campeonato) sería la mejor alternativa.

Voy a ser directo y sensato: este juicio popular y sin fundamento es erróneo y poco inspirador.

El Magic canjeó a Dwight Howard el viernes por los jugadores jóvenes, selecciones del draft y flexibilidad financiera. Pero olvídese de los elementos tangibles - o en otras palabras, las piezas recibidas por Orlando. El Magic de inmediato generó el potencial ilimitado para ser bueno con el tiempo.

A primera vista cuando se examina la oferta de cuatro equipos, parece a simple vista que el Magic no recibió suficiente valor a cambio por el centro All-Star.

Sin embargo, aunque un tanto invisible en este momento, Orlando en realidad pudo haber ganado el canje en al menos sobre dos de los otros equipos involucrados (no se puede criticar a los Lakers por conseguir a Howard). Sin faltarle el respeto a Filadelfia y Denver, pero la mediocridad está en su puerta.

Muchos críticos pensaban que el Magic debió esencialmente negociado un acuerdo que rivalizaba con lo que los Nuggets y el Jazz hizo cuando cada uno de ellos cambiaron sus superestrellas el año pasado.

Pero lo que todas estas personas negativas no consiguen reconocer o aceptar es que Denver y Utah son normales, y con toda franqueza, equipos mediocres con muy poco espacio para evolucionar.

Los Nuggets y el Jazz son equipos que casi entran a los playoff y que tienen muy pocas posibilidades de ser nada más que un equipo que puede llegar simplemente a la Primera Ronda año tras año en el futuro previsible.

Eso no es lo que quieres como fanático. Quieres sentir que con el tiempo tienes un equipo de calibre de campeonato para apoyar, no a un equipo atrapado en una calle sin salida.

Demasiado equipos se encuentran confinados en un lugar muy lúgubre y frustrante. Ellos almacenan talento de calibre "B”, quienes ya han alcanzado su cima y superan el tope salarial, algo que les niega un mayor crecimiento.

No se trata de un intento de faltarle el respeto, permítanme agregar. Cada equipo tiene su propia filosofía y esa actitud debe ser respetada independientemente.

Pero, de nuevo, les puedo asegurar que comenzar desde cero y seguir siendo flexible en una multitud de niveles es más ventajoso que tolerar la mediocridad.

Hay muy pocas expectativas para el Magic esta temporada que se avecina. El objetivo es mejorar cada día y dar a los talentos jóvenes como el de Andrew Nicholson, Moe Harkless y Kyle O'Quinn una oportunidad para desarrollar y, con suerte en el momento en que este equipo garantice una etiqueta digna de elogio de campeonato, tenga la oportunidad de ser los principales contribuyentes.

El canje de Howard, como fue construido, no obligó al Magic a recibir a un jugador con un contrato desfavorable.

Si Orlando hubiera aceptado la oferta de Brooklyn, tendría que haber dicho que sí al contrato de cuatro años, $60 millones, de Brook López. Con el debido respeto a López, es una obligación financiera demasiado grande para un jugador de su calibre.

Del mismo modo, si el Magic hubiera decidido cambiar a Howard por Andrew Bynum, es probable que Orlando tuviera que comprometerse a tratar de firmar a un contrato por la máxima cantidad para Bynum. Y con un historial de problemas severos en las rodillas y los problemas de personalidad habría sido demasiado riesgoso.

En el acuerdo, no sólo el Magic anuló un contrato malo, sino que también logró mover algunos contratos de la lista de jugadores. Vamos a ser honestos, Jason Richardson, Chris Duhon y Earl Clark, realmente no estaban iluminando el Amway Center.

Imagine esto:

En 2015, el Magic puede añadir dos o tres de las primeras selecciones en la lotería del draft (sus propias selecciones, no las selecciones protegidas adquiridas en el acuerdo de Howard), firmar varios agentes libres de calibre de All-Star (lea esto para más detalles) y tienen jugadores como Arron Afflalo, Nicholson, Harkless y O'Quinn quienes sirven como jugadores con un papel vital junto a esos acompañantes sustanciales.

Hay un dicho popular en la NBA. Y aunque por alguna razón muchos equipos no lo aplican todo el tiempo, el lema es: A veces hay que tocar el suelo antes de que puedas dispararte a la cima. Si no eliges tocar el suelo, es probable que nunca celebres el verdadero éxito.

El Magic está en un plan de reconstrucción y antes de que usted lo sepa, este trabajo dará lugar a un gran premio. Sea paciente.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por Josh Cohen son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores.

Select a radio button to answer the following poll question.
Which do you prefer?:
Which do you prefer?
View Results