Análisis:Nick Anderson estaba entrando en la mejor etapa de su carrera mientras Shaquille O’Neal estaba en la infancia de la que eventualmente llegó a ser una vocación ilustre.

En el penúltimo partido de la temporada 1992-93 contra los Nets de Nueva Jersey, ambos tuvieron momentos épicos. Anderson logró establecer una marca en su carrera anotando 50 puntos saliendo de la banca, mientras que O’Neal rompió el cristal del canasto por segunda ocasión esa temporada.

El Magic también ganó el partido que los mantuvo vivos en la carrera hacia los playoffs. Ellos terminaron empatados con los Pacers para la octava posición en los playoffs, pero Indiana ganó el desempate para entrar a la postemporada.

CLIC AQUÍ PARA PRÓXIMO>>>

 

 




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí