El Magic y Dream Factory Hacen el Sueño de un Niño una Realidad

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
31 de octubre del 2012

ORLANDO – Cuando Aaron Wilson, oriundo de Kansas City, conoció por primera vez a Jameer Nelson la semana pasada en el Amway Center, llegó preparado con un marcador y un mini-balón de baloncesto para que el armador del Orlando Magic lo firmara.

Pero Nelson fue el que sorprendió a Wilson, extendiendo su camiseta de practicar del Magic y le pidió a Wilson su autógrafo. Un poco tímido y avergonzado, Aaron se congeló brevemente y no sabía qué decir. Pero en cuestión de segundos, Nelson aligeró el ánimo con una broma y le dio un abrazo y un autógrafo al fan de 11 años de edad.

“Fue genial conocer a Jameer”, Aaron diría más tarde. "Jameer es muy agradable.”

Aaron estaba logrando cumplir uno de sus sueños al asistir a un juego del Magic como parte de la experiencia Dream Factory. Aaron nació con Vascular EDS (Síndrome Ehlers-Danlos), una enfermedad grave que afecta a las articulaciones y el tejido blando, y en su caso, debilita los vasos sanguíneos y las paredes de los órganos. Aaron ya ha sido objeto de dos cirugías de corazón abierto, una angioplastia en su corazón y cinco cirugías bucales.

El tiempo en los hospitales y lidiando con diversas enfermedades, comprensiblemente han agotado a Aaron y a sus abuelos, Kent y Belinda Rowland. Así que cuando la Fábrica de Sueños (Dream Factory) le ofreció a la familia un viaje a Disney World en Orlando, LegoLand y a un juego de Magic, no podrían haber estado más felices.

“Somos de Kansas City y tenemos un equipo de la NBA a nivel local, por lo que Aaron tuvo que elegir un equipo. Cada vez que veíamos televisión, nos gustaba ver al Magic y realmente disfrutamos viéndolos", dijo Kent Rowland. "Esta experiencia es absolutamente abrumadora y la hospitalidad del Magic es más de lo que jamás hubiera imaginado.”

Aaron, quien es dueño de un caballo y vive en la granja de sus abuelos en las afueras de Kansas City, es un estudiante de sexto grado, pero, naturalmente, tuvo que faltar mucho a la escuela cuando se enferma o necesita más cirugías. Belinda ha perdido la cuenta de cuántos procedimientos Aaron ha necesitado, diciendo: "hemos tenido más operaciones que años de vida."

Este viaje a Orlando, uno que le permitió a Aaron conocer a Nelson, conseguir un montón de recuerdos del Magic y ver al Magic enfrentarse a los Rockets de Houston, fue probablemente una experiencia única en la vida, dijo Belinda. Ella estaba feliz de ver la sonrisa en el rostro de Aaron mientras veía jugar a su equipo favorito y mientras abrazaba su mini-balón de baloncesto con el autógrafo de Nelson.

"Con tantas cosas que le hemos tenemos tenido que negar a Aaron, pero esta es la primera vez que podemos decir que sí a casi todo. Es simplemente un viaje increíble para él, porque él está consiguiendo hacer cosas que normalmente no llegaría a hacer”, dijo Belinda. "Hemos tenido más operaciones que años de vida. Pasamos mucho tiempo en hospitales de niños. Cuando un niño normal tiene gripe o faringitis, les da un dolor de garganta y están en casa por un par de días. Pero cuando a Aaron le ocurre algo así le va directamente a la sangre y a su corazón y está hospitalizado siete a 10 días. Así que conocemos el hospital por dentro y por fuera. Es por eso que esto es sólo un buen viaje para Aaron para escaparse y pasar un buen rato."

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.





Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí