ATLANTA, Georgia (9 de febrero 2003) – Luego del emotivo encuentro que ganaron los ‘Sophomores’ a los novatos en el rookie game ‘got milk?’, un Philips Arena recibió a reventar al grupo exclusivo de jugadores que decidieron mostrar sus habilidades al mundo. Con este marco, Jason Richardson fue el mejor y obtuvo el título del Sprite Rising Stars Slam Dunk.

Además algunas celebridades y leyendas del baloncesto se unieron a la velada que tuvo invitados de lujo, entre los que se destacaron Micharl Jordan y Julius Erwing.


Jason Richardson es el único jugador en la historia con dos títulos en línea en este evento.
Jed Jacobsohn/NBAE/Getty Images
El jugador de los Golden State Warriors se dio el lujo de ganar una competencia llena de espectacularidad y originalidad ante un grupo selecto de jueces encargados de juzgar sus clavadas. Ante previos ganadores de este mismo evento y auténticas leyendas de la NBA, Richardson obtuvo por segundo año consecutivo el galardón.

Entre el grupo de jurados estaban Dee Brown, Julius Erving, Michael Jordan, Spudd Weeb y Dominique Wilkins.

Su clavada con un pase previo por debajo de sus piernas mientras estaba suspendido en el aire le permitió sumar 48 puntos e igualar a Michael Jordan en este logro. “Es un verdadero honor en ser el único jugador en tener este título por dos años seguidos. Se que Michael (Jordan) ha sido el único en hacerlo pero estar cerca de una persona que ha hecho mucho por esta liga y quizás siendo el mejor jugador en la historia es un completo honor”, comentó Richardson al final de la premiación.

Sus dunks opacaron las brillantes actuaciones de Amare Stoudemire y Desmon Manson, con quien se revivió un duelo similar al que sostuvieron en el pasado Jordan y Dominique Wilkins.

Para este año Richardson impactó por sus originales movimientos pero para el futuro el reto será mayor: “No se, va a ser muy difícil. Tengo que pensar en nuevas jugadas pero muy seguramente estaré el próximo año defendiendo mi título”, puntualizó el jugador de los Warriors.