Por Dustin Krugel

Los Phoenix Suns aprendieron mucho sobre Luis Scola aún antes que él participara en su primer entrenamiento “NBA” el viernes (21 de junio) en el America West Arena.

Scola (2,06 y 104,3 kg.), nacido en Argentina y actualmente jugador del Tau Cerámica en España, tomó un avión el jueves por la noche desde el país europeo con destino a la ciudad de Miami, y mientras esperaba en el aeropuerto la conexión que lo depositaría en su destino final, llamó por teléfono a los Phoenix Suns para avisarles que había llegado a los Estados Unidos sin problemas. Desafortunadamente, cuando terminó su llamada, una de sus maletas había desaparecido.

Los Suns realizaron una práctica con Luis Scola que les permitió ver las condiciones del alero argentino en vivo.
Jeramie McPeek/Suns Photos
“¿Le pregunté que le habían robado?” dijo Tim Shea, asesor de reclutamiento internacional de los Suns, quien ha visto jugar a Scola durante las últimas cinco temporadas en España. “Y él dijo, ‘Ah, sólo mi cámara’. Esa es su manera de ser. Es muy filosófico, y muy maduro para su edad”.

A pesar de haber viajado 24 horas antes para arribar a su destino final, el Valle del Sol (así llaman a Phoenix en los EE.UU.), y de no haber llegado a su hotel hasta casi la medianoche, Scola se negó a admitir que estaba cansado.

“Esta mañana le pregunté si estaba cansado y me miró y me dijo, ‘No’”, comentó Shea.

“Él seguramente quería decir que sí, pero me dijo que estaba acá para trabajar. Luis es muy disciplinado. Es un muy buen chico. Yo pienso que cuando uno mira a los candidatos para ser elegidos en el Draft tiene que fijarse primero en la persona. Si todo lo demás es igual, uno prefiere elegir a alguien más inteligente y con mejor carácter. Él tiene un gran carácter”.

A Shea también le gusta contar una historia de cuando Scola, en esa época con sólo 17 años, arribó por primera vez a España para jugar al básquetbol con otros tres jugadores de Argentina. Todos eran mayores que Scola.

Los cuatro jugadores estaban ahí para probarse y los habían puesto a todos juntos en un apartamento bastante pequeño. Las condiciones de la vivienda se podrían decir que a lo sumo eran ‘tolerables’.

“Todos se querían regresar a su cada, todos. Pero Scola, aunque era el más joven de los cuatro, les dijo que se tenían que quedar ahí”, comentó Shea. “Él se convirtió en el ‘hermano mayor’ y los mantuvo a todos ahí. Luis jamás cuenta esa anécdota, pero yo la sé porque me la comentaron los otros jugadores”.

Pero tener sólo buen carácter no es suficiente para que te elijan en el NBA Draft. Afortunadamente para Scola, él también tiene muy buenas condiciones, ya que ha pasado las últimas tres temporadas con el Tau Cerámica en la Liga ACB de España, en donde en 1999-2000 fue elegido como el Novato del Año.

Recientemente él ayudó a su equipo a lograr la Copa del Rey del 2002, la misma competencia en donde Pau Gasol de los Memphis Grizzlies impresionó a los reclutadores de la NBA en el 2001. En 28 partidos durante la última temporada, él había alcanzado un promedio de 14,7 puntos y 4,7 rebotes en 23,4 minutos por partido.

Scola dijo que tiene una cláusula en su contrato con el club español que le permitiría jugar en la NBA la próxima temporada, y varios pronósticos del Draft lo mencionan como una posible selección de primera ronda.

“Generalmente él es un jugador muy bueno en todos los aspectos”, comentó Shea. “Él hace muy bien una cantidad de cosas. Anota. Toma rebotes. Atléticamente no es excepcional, pero es muy fuerte. Lo que sucede con Luis es que él ha estado jugando consecutivamente durante cinco años. En otras palabras, él no descansa durante los veranos. Él ha jugado para la selección juvenil de su país, después para el Sub-20, para el Sub-21 y después para la Selección Mayor de Argentina. No ha parado”.

Contrariamente a la gran mayoría de jugadores europeos, Scola posee un físico muy fuerte, lo que le ha permitido desarrollar una variedad de movimientos en la zona pintada, y además anota con facilidad los lanzamientos alrededor de la línea de tiro libre.

“Pienso que puedo jugar de espaldas al aro. Creo que esa es mi mejor característica”, comentó Scola. “Yo juego con mucho corazón e intensidad. Adoro este deporte. Y también adoro trabajar, así que puedo seguir mejorando”.

Shea dijo que Scola está entre medio de lo que sería un ala-pivote y alero lanzador, pero agregó que cubre el espacio de un jugador de 2,10 mts. No quiso compararlo con ningún jugador actual de la NBA, pero dijo que podía ser una versión más pequeña de un Horace Grant.

“Él tiene mucho para aprender, pero sabe que es ambicioso y que es inteligente. Esas cualidades son las cualidades que por ejemplo hicieron que Pau Gasol estuviera donde está hoy en día. Él es ambicioso y inteligente. Cuando tienes esa combinación tienes una buena receta”.