Por Julián Mozo, Periodista Invitado

Luis Scola no es el único argentino que puede ser elegido en el draft. Federico Kammerichs, quien jugó la última temporada en la segunda división española, cuenta con la edad (22 años) y el potencial para que algún equipo sorprenda seleccionándolo en la segunda ronda como una apuesta a futuro.

El chico, nacido en Goya (Corrientes) el 1° de enero de 1980, se formó en Ferro Carril Oeste, el mismo club que vio nacer basquetbolísticamente a Scola.

Tan rápido como el año pasado, luego de tres temporadas en la Liga argentina y el premio al Jugador de Mayor Progreso en el 2001, el Yacaré - así lo apodan por el animal originario de su provincia - firmó con Pamesa Valencia y enseguida fue cedido al Ourense, donde rindió muy bien y su equipo llegó a semifinales.

Se trata de un alero grande y alto (2.06m) que se prende en los rebotes (promedió 6.5) juega con mucha intensidad y tienen gran potencial para pulir en ataque (13 puntos), sobre todo su tiro externo (29% en triples) y su efectividad en libres (58%). Todo lo hizo en apenas 26.4 minutos de media.

Kammerichs debutó en la selección mayor en el pentagonal de Río de Janeiro en el 2000 y el año pasado fue una de las grandes figuras del seleccionado Sub 22 que logró la medalla de bronce en el Mundial de Japón. En importancia para el equipo nacional, sólo Scola lo superó en el torneo.

Federico cumplirá su sueño en la próxima campaña, ya que Valencia lo confirmó en el equipo que disputará la Liga ACB.

Julián Mozo Julián Mozo es el Redactor de la NBA en el Diario Deportivo Olé de Argentina.
Puedes enviarle tus comentarios escribiéndole a jmozo@ole.com.ar