Él es un jugador que tiene un exótico nombre de bautismo poco común para alguien que nació en Brasil y un país que habla sólo portugués. El nombre de Maybyner Rodney Hilario es el oficial y en la NBA es conocido como Nene, un apodo que se le da a los más jóvenes en el país.

Era de esperar que Hilario llegara a la selección de Brasil y lo hizo en el 2001, a los 18 años y seis más tarde de haber comenzado a jugar baloncesto. Nenê en Brasil y Hilario en los Estados Unidos es un gran nombre escrito con en la camisa 31 de los Denver Nuggets. Y es cierto que el joven pívot de 20 años y 2.09 metros de altura ya ha hacho historia en el baloncesto al llegar a la NBA.


Nene Hilario enfrenta cada semana a los mejores de la NBA con propiedad. En esta ocasión en un duelo personal frente al legendario Michael Jordan.
NBAE/Getty Images
No ha sido fácil para alguien que no habla inglés que debe conquistar su espacio y actuar bien en una liga competitiva como la NBA. Nenê sorprende algunos meses después, esta vez porque está entre los jugadores que disputarán el partido de los Novatos en el marco del Fin de Semana de las Estrellas, cuando cumple su primera temporada en la liga.

También ha causado euforia entre los que seguimos el baloncesto y en todos los jugadores que actúan en los 17 equipos del Campeonato Nacional, además de todos sus técnicos.

La presencia de un jugador brasilero en la NBA, como parte de la globalización de la liga, tiene doble significado. Ayuda a abrir un mercado nacional para la NBA, pues la camisa de “Hilario” ya se vende en el país junto con otros productos de la franquicia que llegaron a Brasil el año anterior.

Ayuda también a divulgar más la liga. Es extremadamente importante para el baloncesto nacional, porque Nenê pasó a ser un ejemplo para todos los jugadores brasileros pues su desempeño estimula a los jóvenes que sueñan con llegar algún día al lugar que él ocupa y ahora creen que es posible.

Otros pivotes brasileños, Rolando en 1988 y Pipoka en 1991, tuvieron un paso por la liga norteamericana pero no jugaron mucho y no tuvieron gran figuración. El principal jugador en la historia del país, Oscar Schmidt, llegó a ser tentado pero acabó jugando a Europa.

Un desafío para Nenê era pasar el sorteo, adaptarse, mostrar su talento y permanecer en la NBA e intentar ser titular. Por todo esto y mucho más logró evolucionar física y técnicamente, está jugando sin miedo y logrando un nivel que se considera constante, que en otro tiempo era perder mucho.

El deporte brasilero, que anda en una época de evolución, con excepción del fútbol y quizás el voleibol, vive de ídolos aislados, de estrellas que se destacan y son héroes nacionales como el tenista Gustavo Kuerten o ‘Guga’. Parecía imposible que él ganara en Roland Garros ante los ojos incrédulos de todos. Una vez, después, dos y una tercera ves parecía imposible y finalmente ocurrió. ‘Guga’ fue un héroe y gracias a él tenis tiene un gran crecimiento en Brasil.

El baloncesto puede tener en Nenê su nuevo ídolo, algo que no acontece desde los tiempos de Oscar Schmidt, desde aquella Selección de 1996 o desde que Paula y Hortência brillaron siempre en el baloncesto femenino.

El técnico de la Selección Brasilera, Aluísio Ferreira o ‘Lula (quien fue asistente técnico de Hélio Rubens Garcia en el Mundial de Indianápolis) y quien fue nombrado en este cargo en diciembre del 2002, encuentra que la presencia de un brasilero en la NBA es muy importante para esta disciplina y el deporte general en el país.


" La presencia de un jugador brasilero en la NBA, como parte de la globalización de la liga, tiene doble significado. Ayuda a abrir un mercado nacional para la NBA, pues la camisa de “Hilario” ya se vende en el país junto con otros productos de la franquicia que llegaron a Brasil el año anterior".
-- Heleni Felippe --


Lula define como “fenomenal para el baloncesto de Brasil” que un joven que surgió en el interior de Sao Paulo (Nenê comenzó a jugar en la ciudad de São Carlos) y ganó un espacio en la selección nacional brasilera y como titular en la NBA: “Es un sueño”, dice Lula. “Era llegar a la liga norteamericana, además de conseguir una buen rendimiento, respaldado por los números es importante para un muchacho que llega y se destaca en un torneo como la NBA”, comenta en el entrenador.

¿Y los jugadores? “Esta todo el mundo vibrando mucho con esto. Es emocionante ver a un muchacho sencillo y humilde jugando en la NBA”, dice Lula. Sin los juegos de Denver por televisión (ESPN Internacional transmite la NBA para Brasil), resta a los jugadores acompañar la evolución de Nene por Internet o por los noticieros. “Él está muy bien”, dice Lula que sigue sus estadísticas.

¿Y los fans?. También siguen el desempeño de Nene por los diarios, revistas, estaciones de radio y televisión. Un resumen de la NBA en Brasil está enfocado por la actuación del pívot, naturalmente también por la de los tradicionales ídolos como Michael Jordan, Kobe Bryant, Shaquille O’Neal y Tracy McGrady, entre otros.

De esta manera Hilario se convierte en un auténtico fenómeno para los amantes del baloncesto en Brasil, es héroe y orgullo nacional.

Heleni Felippe es redactora del Diario O Estado de Sao Paulo, uno de los más importantes medios de comunicación de Brasil de circulación nacional. Tiene experiencia profesional de 25 años y ha sido especialista en cubrimiento de disciplinas olímpicas por 13, incluyendo competencias como los Juegos Panamericanos, Campeonatos Mundiales y Olimpiadas, entre otros.