Unos Lakers en mal momento se unen a la lista de recientes decepciones

El equipo de Los Angeles Lakers ha ganado dos partidos consecutivos de manera llamativa y recibían el miércoles en la noche a los New Orleans Hornets. Todavía están seis partidos por debajo de la marca de .500 y ellos se ven aún muy lejos de poder ganar una serie en los playoffs.

Eso haría de estos Lakers uno de las decepciones más grandes en la historia de la NBA. Ellos tenían a uno de los mejores jugadores de esta generación, uno de los mejores guardias armadores de la historia reciente, uno de los mejores jugadores internacionales en la historia de la NBA y el defensa más impactante de las últimas temporadas. Sin embargo, ellos tienen marca de 19-25 y se ubican en el décimo lugar en la Conferencia Oeste.

Las lesiones han tenido algo que ver en esto, al igual que el cambio de entrenador. Pero hay demasiado talento jugando en esta nómina de los Lakers como para tener la marca que tienen. Y no es difícil encontrar ejemplos— más que nada en defensa— para ver que no están jugando al máximo cada noche.

Si los Lakers no se clasifican a los playoffs será duro encontrar un conjunto más decepcionante en la historia de la NBA. Pero hay algunos ejemplos de equipos recientes que no han logrado cumplir con las expectativas que crearon. En el listado están nombres de algunos jugadores actuales de los Lakers como Steve Nash, Antawn Jamison y Pau Gasol, al igual que el entrenador Mike D’Antoni…

2010-11 Utah Jazz (39-43)

Un caso donde un equipo que siempre se clasificaba a los playoff se derrumbó en menos de dos semanas.

Los Jazz venían de llegar a las semifinales de la Conferencia Oeste. Y luego perdieron a Carlos Boozer, Wesley Matthews y Ronnie Brewer en el mercado de agentes libres, pero sumaron a Al Jefferson mediante un intercambio. Y todavía tenían a Deron Williams, Andrei Kirilenko y Paul Millsap, aunque Mehmet Okur se perdió 69 partidos por diferentes lesiones.

En la mañana del 10 de febrero, los Jazz tenían marca de 31-23, pero ocupaban el puesto 18 defensivamente y habían superado a sus oponentes por apenas dos puntos en esos 54 encuentros. Y en ese momento, Jerry Sloan decidió que ya había sido suficiente. Renunció y después Williams fue intercambiado tras el Partido de las Estrellas. Los Jazz finalizaron con registro de 8-20 bajo la dirección técnica de Tyrone Corbin, cayendo del sexto al undécimo lugar en el Oeste.

2009-10 Washington Wizards (26-56)

Tal vez una de las temporada más descarriladas en la historia de la NBA.

Los Wizards tenían a Gilbert Arenas (quien egresaba de una operación en la rodilla que lo limitó a jugar solamente 15 partidos las dos temporadas previas), Caron Butler y Jamison nuevamente juntos. Y sumaron a Randy Foye y Mike Miller en un intercambio con Minnesota. La idea era regresar al lugar en el que estuvieron dos temporadas antes, cuando lideraban la Conferencia Este después del mes de enero.

Pero luego de finalizar diciembre y de un duro viaje al Oeste, los Wizards tenían una marca de 8-17. Y en pleno viaje hacia Phoenix, se dijo que Arenas y Javaris Crittenton entraron en una pequeña riña por un juego de cartas. Dos días más tarde, Arenas llevó un par de armas al vestuario del Verizon Center y el resto es historia.

Aunque ganaron la primera selección del Draft el siguiente verano, los Wizards siguen sin recuperarse. Desde el comienzo de la temporada 2008-09, Washington tiene una marca de 99-256 (.279), la peor en la liga.

2008-09 Phoenix Suns (46-36)

Tendemos a pensar que Shaquille O’Neal no se ajusta bien al sistema de D’Antoni. Pero en realidad los Suns terminaron primeros en eficiencia ofensiva en su única temporada completa con Phoenix. El problema es que finalizaron en el lugar 25 defensivamente.

Quizás allí fue cuando comenzaron a valorar a Shawn Marion — a quien los Suns mandaron a Miami en cambio por O’Neal la temporada previa— por su defensiva. La defensa de los Suns se debilitó aún más cuando enviaron a Raja Bell y Boris Diaw a Charlotte en diciembre del 2008.

Justo después del Partido de las Estrellas, con los Suns teniendo una marca de 30-23, Amar’e Stoudemire se perdió el resto de esa campaña por una lesión en la retina. Pero O’Neal y Nash se perdieron apenas 15 partidos entre ambos esa temporada. Y a pesar de la presencia de los dos futuros jugadores del Salón de la Fama (y ambos MVP), los Suns se quedaron por fuera de los playoffs por apenas dos juegos en la dura Conferencia Oeste.

Los Suns de la campaña 2008-09 fueron apenas uno de los dos equipos en los últimos 35 años en no clasificar a los playoffs tras haber ganado más de 46 partidos. El otro fueron los Golden State Warriors de la temporada 2007-08, quienes finalizaron con un registro de 48-34.

2006-07 Memphis Grizzlies (22-60)

Los Grizzlies de Pau Gasol seguramente no se vienen a la memoria cuando se habla de equipos decepcionantes, pero únicamente cinco equipos sufrieron una mayor caída en el porcentaje de victorias en los últimos 35 años. Y los Grizzlies no tuvieron un cambio de nómina grande o problemas de lesiones que explicaran con facilidad esa regresión.

Enviaron a Shane Battier hacia Houston ese verano para quedarse con los derechos de seleccionar a Rudy Gay. Y Gasol se perdió los primeros 22 partidos de esa campaña, lo cual dejó a los Grizzlies con una marca de 5-17. Pero no mejoraron mucho cuando regresó Gasol. El entrenador Mike Fratello fue expulsado con registro de 6-24 y terminaron con la peor marca de la liga.

Los Grizzlies de la campaña 2005-06 finalizaron con registro de 49-33 con Mike Fratello como entrenador, llegaron por tercera vez consecutiva a los playoffs y finalizaron segundos en la liga defensivamente. Luego se fue Battier, Eddie Jones dejó de ser el mismo jugador y los Grizzlies de la temporada 2006-07 terminaron últimos en defensa.

*Los cinco equipos fueron los Cavs de la temporada 2010-11 (salida de LeBron James), los Bulls de 1998-99 (se fueron Michael Jordan, Scottie Pippen y Phil Jackson), los Spurs de 1996-97 (David Robinson jugó apenas seis partidos), los Houston Rockets de 1982-83 (se fue Moses Malone) y los Heat de 2007-08 (lesiones de Dwyane Wade y O’Neal, quien luego sería intercambiado).

2006-07 Miami Heat (44-38)

Los campeones defensores perdieron a O'Neal durante más de dos meses por una operación de rodilla y a Dwyane Wade por seis semanas debido a una lesión en el hombro.

Pero los dos estaban en la nómina cuando los Heat fueron barridos en la primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste. Junto a los Mavericks del 2011, estos son los únicos dos equipos campeones defensores desde los Bulls de la temporada 1998 que no ganaron un partido de los playoffs la temporada siguiente.