Los prometedores Thunder están mentalizados para su encuentro de Navidad

Hacer que los Thunder pasaran de ser un equipo mediocre a uno que fuera candidato en los playoffs ha sido un proceso que se ha hecho paso a paso. Desde colocar una directiva en su lugar, hacer buenas elecciones en el draf, tomar prudentes decisiones de personal, plantar bien las raíces en Oklahoma City, encontrar al entrenador indicado y dar tiempo para que todo esto pueda florecer, todo ha sido planeado cuidadosamente durante varios años.

a atracción de los Thunder es evidente ahora y se nota porque están programados para jugar en uno de las fechas de mayor mercadeo de la liga, en Navidad.
NBAE/Getty Images
Pero lo que los arquitectos del éxito de los Thunder, el gerente general Sam Presti y el entrenador Scott Brooks, no pueden controlar es el factor de chisporroteo de los Thunder.

Están crujiendo.

Kevin Durant y compañía lo tienen. Operando bajo una baja exposición virtual desde casi el mismo instante desde que fueron relocalizados de Seattle hace un poco más de de dos años, la atención nacional ha encontrado a Oklahoma City. La atracción de los Thunder es evidente ahora y se nota porque están programados para jugar en uno de las fechas de mayor mercadeo de la liga.

"Es realmente grandioso hacer parte de la tradición de la Navidad, al ser uno de los conjuntos que jugará ese día y que será visto por la televisión nacional", afirmó Durant, una de las nuevas caras del mercadeo de la nueva era de la NBA. "Es un honor. Estoy ansioso por jugar. Es un partido en la noche entonces las familias pueden abrir sus regalos en la casa y luego venir al estadio para ver nuestro encuentro. Me parece genial".

Las cámaras de ESPN se dirigirán hacia Oklahoma City Arena para un enfrentamiento en la Noche de Navidad contra Carmelo Anthony y los Denver Nuggets. Denver y OKC están en una lucha cabeza a cabeza al frente de la División Noreste, en la que los Thunder tienen una pequeña ventaja.

Y mientras 'Melo' y KD son las principales figuras, los Thunder son mucho más que esto por estos días. Russell Westbrook, compañero del Equipo de Baloncesto de Estados Unidos de Durant en el Campeonato Mundial, se ha convertido en uno de los mejores guardias armadores de la liga. Y otros jugadores están cerca de despuntar.

El guardia de segundo año James Harden es un sexto hombre en pleno vuelo. El hombre grande Serge Ibaka es una persona muy atlético y una máquina parta hacer tapones. Jeff Green y Thabo Sefolosha tendrán su role en un club que tenga esperanza al título. Imaginen el perfil de algunos de estos muchachos si estuvieran jugando o en pleno intercambio hacia Los Ángeles, Miami o New York.

Sin embargo, ahora han despertado más la curiosidad del país y gran parte de la atención está dirigida para Durant y Westbrook.

"¿Hemos 'llegado a la máximo' porque hemos sido escogidos para esto? No lo sé, pero somos un buen equipo de baloncesto y seguimos mejorando", afirmó Brooks. "Y eso es lo que tenemos que seguir haciendo, tenemos que seguir trabajando duro para mejorar".

La cartelera del Día de Navidad presenta cinco partidos en ABC y ESPN, los cuales serán presentados en ambas costas y muchos otros lugares en medio de eso.

"Es un gran honor el ser elegidos para jugar en estos partidos de Navidad y en televisión nacional"´, destacó Brooks. "Es grandioso para nuestro equipo, nuestros seguidores y nuestra ciudad. Muy pocos conjuntos son escogidos para esto, entonces es algo especial. Es honor tremendo para nuestra organización.

"Nuestros jugadores están felices y yo estoy feliz, pero para mí—y creo que también para nuestros muchachos – lo mejor es que jugaremos en casa. No tenemos que salir de casa en la Navidad entonces podemos pasar un rato más en casa con nuestras familias".

Jugar el Día de la Navidad obviamente no es algo nuevo par los Kobes y LeBrons del mundo de baloncesto. Pero para la gente que está sedienta por ser el centro de atención, ellos están listos para disfrutar este momento.

"Es algo muy especial, será muy excitante", dijo Green. "Ojalá lesd podamos dar una victoria a nuestros seguidores en Navidad. Seguramente les guste eso como regalo. Y sí, quizás haya algo más de energía, un poco más de emoción porque estaremos en la televisión nacional, pero no podemos pensar en eso. Debemos concentrarnos en el partido".

Puede que se convierta en algo usual que los Thunder sean participantes anuales en los choques del 25 de diciembre. Pero por ahora todo es fresco, nuevo y divertido. Para muchos de los jugadores jóvenes que crecieron como fanáticos del baloncesto, esta es una fecha que les trae buenos recuerdos y que alimentó sus sueños.

"Veía esos partidos en el Día de Navidad por televisión y este año yo estaré dentro de la cancha, es algo increíble", dijo Harden. "Todo el mundo podrá ver el juego ver en el país y se darán cuenta de lo que se trata el baloncesto de los Thunder".