"Melo" sólo firmará una extensión de contrato si es traspasado a los Knicks

La incógnita sobre el futuro del alero estelar Carmelo Anthony está llegando a su final después que el jugador ya le ha dicho a los Nuggets de Denver que no renovará la oferta que tiene sobre la mesa de 65 millones de dólares si no es traspasado a los Knicks de Nueva York.
Carmelo ya tiene definido su próximo destino, quiere jugar en la gran manzana.
NBAE/Getty Images


Aunque oficialmente ninguno de los dos equipos ha dado a conocer las conversaciones que mantienen sobre el futuro de Anthony, el jugador sí tiene ya definido que su próximo destino, de no seguir en Denver, será Nueva York, su ciudad natal.

Aunque los Nuggets tienen mejores ofertas en el posible traspaso de Anthony, el jugador no va a firmar ningún contrato de larga duración al menos que llegue a los Knicks.

"La forma como los aficionados en Nueva York me dicen que me necesitan es algo que te hace sentir bien porque un equipo y organización confían en ti", comentó Anthony después del partido que los Nuggets perdieron por 129-125 ante los Knicks en el Madison Square Garden.

Aunque Anthony no quiso entrar en el debate sobre su futuro, lo que sí dejó muy claro era que los Nuggets no le iban a mandar a un lugar donde no desee estar.

"No creo que eso vaya a suceder bajo ningún concepto", declaró Anthony, que anotó 31 puntos, pero no pudo evitar la derrota de su equipo. "Estos Knicks son completamente distintos a los que vimos el pasado noviembre".

Sin embargo, Anthony reiteró que no quería hablar más del asunto sobre su futuro porque ahora está con los Nuggets y es lo único que le debe preocupar.

Todo lo contrario de lo que sucede con los directivos del equipo que tienen sobre la mesa ofertas muchos mejores de otros equipos por su traspaso que la de los Knicks.

De hecho, los Nets de Nueva Jersey les han ofrecido nada menos que al novato Derrick Favors, al ala-pívot Troy Murphy y dos selecciones de primera ronda.

Pero ante la negativa de Anthony de no irse a otro equipo que no sean los Knicks, la oferta de los Nets tendrán que descartarla.

Anthony, de 26 años, tiene para esta temporada un salario de 17,14 millones de dólares y una opción para la del 2011-12 por 18,52 millones.

Pero si concluye esta temporada con los Nuggets sin que se quede con la opción para la del 2011-2012, entonces podría convertirse en agente libre sin restricciones.

Sin embargo, Anthony sí ha dejado claro que firmará una extensión de contrato, aunque lo que todavía no tiene decidido es cuándo.

Anthony no ha dicho públicamente cuáles son sus planes de futuro y en ese sentido tampoco ha descartado la continuidad con los Nuggets, aunque ya todo parece indicar que el próximo destino será su ciudad natal para formar pareja con el ala-pívot Amare Stoudemire.

La posible llegada de Anthony a los Knicks verá realizado el gran sueño de los directivos de los Knicks desde hace dos años de tener a dos jugadores estrellas de la NBA dentro del equipo.

Mientras que los directivos de los Nuggets insisten que lo único que cuenta es que Anthony sigue con ellos cuando todo el mundo decía que no iba a estar ni para los campos de entrenamiento.

EFE