Dejar descansar a Roy el resto de la temporada puede ser lo mejor para el futuro los Blazers

¿Está en riesgo la carrera de Brandon Roy? ¿Se podrá acortar la carrera de este estelar jugador por su ferviente deseo de estar en la cancha?

Nadie duda que Portland necesita a su Roy en la cancha durante la mayor parte del tiempo para tener una buena opción de clasificar a los playoffs. ¿Pero a qué costo? .
NBAE/Getty Images
Roy ya sabe que no jugará la noche de Navidad para los Portland Trail Blazers. Estará fuera al menos una semana más, aunque todavía no se sabe en realidad cuánto tiempo estará alejado de las canchas.

El hombre luchador y competidor dentro de Roy quiere regresar. Nadie duda que Portland necesita a su líder en la cancha durante la mayor parte del tiempo que sea posible para tener una buena opción de clasificar a los playoffs. ¿Pero a qué costo?

Chris Webber cree que Roy no debe jugar más esta temporada. Webber estuvo plagado de lesiones en las rodillas al final de su carrera y ve algunos problemas físicos similares en el camino de Roy. Webber tuvo que ajustar su manera de correr tras su cirugía de rodilla y ha notado un cambio en la manera de andar de Roy. Tras analizar el estado de los Blazers y los problemas de la rodilla izquierda de Roy, Webber afirmó que lo mejor sería que no jugará más este año.

"No creo que Portland tenga la más mínima posibilidad de ganar el campeonato este año", dijo Webber, una ex estrella y actual analista para NBA TV. "Desearía que pudiera tomar el resto del año para ponerse saludable. Creo que sería la mejor inversión para un equipo de Portland que no tienen garantías de nada.

"Lo que estás garantizando es que seguirás dañando sus áreas afectadas. Eso es lo único que garantizarás".

Tal escenario aún no ha sido discutido públicamente con el entrenador de los Blazers Nate McMillan, ni con el gerente general Rich Cho o el presidente Larry Miller. La idea de perder a Roy, especialmente viendo como otra naciente temporada de Greg Oden termina con una cirugía, podría ser vista en el Noroeste del Pacífico como el hecho de tirar la toalla.

Pero tener de vuelta a Roy demasiado pronto podría traer más problemas. Aunque los Blazers nunca pondrían intencionalmente en riesgo a su jugador franquicia, el deseo de jugar de Roy agranda el inconveniente.

Forzó su regreso rápido a los playoffs de la campaña pasada, jugando apenas ocho días después de una cirugía para reparar un menisco desgarrado en su rodilla derecha. La recuperación para esa lesión requiere un tiempo de entre cuatro a seis semanas. Roy, de 26 años de edad, no estaba del todo bien médicamente y admitió que no pensó del todo en el impacto a largo término al tomar la decisión de apurar su retorno a las canchas.

"Siempre me he preocupado sobre el partido de cada noche", señaló. "A la gente le gusta decir, 'Piensa en tu carrera', pero no he sido exitoso actuando de esa forma. Siempre he triunfado por trabajar duro todos los días.

"No he pensado en lo que pasará más adelante. Quizás lo haré cuando esté más viejo, pero ahora mismo seguiré tratando de jugar y ganar. Seguiremos trabajando para lograrlo".

Los Blazers están luchando con todas sus fuerzas. Portland es octavo en la Conferencia Oeste con marca de 15-14 – no precisamente el inicio que anhelaba la organización. Roy no ha sido la única razón para la mediocre actuación del club, pero sí la más visible.

"Necesitamos que todos subamos nuestros nivel y dar un poco más en la cancha", afirmó McMillan. "Brandon hará todo lo que pueda y necesitamos que todos hagamos lo mismo. No es un solo hombre, es gran parte de lo que necesitamos, pero esperamos que otros muchachos del club también jueguen bien."

Tras promediar 21,5 puntos las dos temporadas anteriores, Roy tiene una media de 16,6 esta campaña, la más baja de su carrera. Parece que le faltara la explosión que lo convirtió en uno de los mejores guardias lanzadores de la liga. No ha atacado tanto el aro y se ha limitado a lanzar más que nunca, acertando apenas el 40 por ciento de sus disparos.

Roy ha experimentado inflamación en su rodilla izquierda y ésta ha tenido que ser drenada varias veces esta campaña. Está lidiando con un dolor crónico y afirman que aún tiene un pequeño cartílago en cada rodilla.

Kevin McHale dijo que esos problemas fueron alertados una vez que entró al Draft del 2006. Siendo el gerente general de Minnesota en ese entonces, McHale eligió a Roy como sexta elección y luego lo intercambió por Randy Foye. Aunque dicha transferencia perjudicó a los Timberwolves, los reportes médicos acerca de Roy en ese momento fueron un motivo suficiente para asustar a McHale.

"Me acuerdo que estaba sentado en un cuarto con un montón de médicos alrededor y uno de ellos decía, 'Bien, no sé, él puede tener problemas en un par de años. Pueden ser cinco o pueden ser 10 años, aunque puede que nunca suceda, pero creo que con lo que tiene en algún momento va a tener problemas en las rodillas'", recordó McHale, quien ahora es analista para NBA TV. "Esto sucedió antes que debutara en la NBA".

McHale añadió que los proyectos de transferir a Roy, a quien le quedan cuatro años y casi 70 millones de dólares en su contrato, son muy dudosos ya que su rodilla izquierda no está asegurada. McHale afirmó que los clubes no contratarían a Roy porque, "Si este hombre se lesiona aún le tendremos que pagar con dinero de nuestro bolsillo. No hay un seguro para ese dinero".

Quizás todo lo que necesite Roy es un pequeño tiempo para descansar. De pronto se está fortaleciendo de esa manera, como el mismo lo sugirió, y mejorará una vez que vuelva a las canchas. Y lo mismo sucederá con los Blazers.

"Si podemos mantenernos saludables", dijo Roy, "tendremos buenas posibilidades".

Webber prefiere que Portland haga otra cosa, incluso si Roy no juega más esta campaña y no vuelve a tener el nivel que alguna vez alcanzó.

"Todavía puede seguir siendo el líder en el vestuario", afirmó Webber. "No tienes que ser el mejor jugador del equipo para ser el líder en el vestuario. No tienes que ser el mejor para mantener la tradición que han iniciado él, el entrenador McMillan y otros más.

"El técnico necesita a otro general en su vestuario, entonces pienso que Roy siempre será valioso para su equipo, pero si yo fuera él...trataría de ponerme saludable. Vería esta como la última oportunidad. '¿Puedo estar sano de nuevo? ' Únicamente un par de meses de rehabilitación puede lograr eso".

No una semana.