¿Quiénes son los reyes del Oeste…los Spurs o los Thunder?

Identificar las diferencias entre los San Antonio Spurs y los Oklahoma City Thunder no es tan fácil como echarle un vistazo a la tabla de posiciones de la Conferencia Oeste.

Los Spurs lideran el Oeste y toda la NBA con una marca de 39-11 y eso incluye una racha de 11 triunfos consecutivos. Los Thunder tienen la segunda mejor marca en el Oeste y de la liga con 37 triunfos y 12 rebotes.

Pero eso realmente no nos da alguna perspectiva real de estos dos equipos y de qué hace a uno mejor que el otro, si ese es el caso. Han ganado y perdido un partido en sus dos enfrentamientos cara a cara esta temporada, pues los Spurs ganaron el primer choque 86-84 el 1 de noviembre en el que fue el primer partido de ambos esta campaña y que se disputó San Antonio. Los Thunder ganaron el segundo 107-93 en su casa el 17 de diciembre. Y han luchado al máximo por estar en lo más alta de la tabla de posiciones toda la temporada.

Es el seguimiento de la batalla en la que se involucraron estos dos equipos la temporada pasada por la supremacía en la Conferencia Oeste y no se han separado mucho desde entonces, claro, salvo por la victoria de los Thunder en las finales de la Conferencia Oeste la campaña anterior. El guión esta temporada está llevando el mismo camino que el del año pasado, con los Spurs manteniendo la ventaja en la temporada regular en la tabla de posiciones pero los Thunder — con su nómina más joven y dinámica — parecen tener una ventaja en una potencial serie en los playoffs.

Los Spurs tienen sus caballos de batalla en los estelares Tony Parker y Tim Duncan y un comodín en Manu Ginóbili (cuando está sano), además de contar con una banco de suplentes experimentado y estable dirigido por Danny Green, Leonard Kawhi y otros. Y tienen, sin duda, el mejor entrenador de la NBA en Gregg Popovich.

Los Thunder también tienen un par de figuras y súper estrellas en su equipo como Kevin Durant y Russell Westbrook, con un comodín en Serge Ibaka y un grupo estable de suplentes liderados por Kevin Martin, Nick Collison y otros. Ellos también tienen a un excelente entrenador en Scott Brooks, cuyas experiencias en las temporadas recientes le han ayudado a ver lo que se necesita para empujar a este grupo y que han elevado a los Thunder, quienes pasaron a ser un equipo de lotería a ser ahora candidatos al título.

De nuevo, en el papel no hay mucho espacio diferencial entre estos dos pesos pesados.

Dicho esto, estos dos clubes entienden lo que es tener una ventaja ahora y lo que significa en la postemporada. Los Spurs tenían la ventaja de la localía en las finales de la Conferencia Oeste (y una ventaja de2 -0 en la serie) y eso no los pudo salvar los de las garras de un equipo de los Thunder que simplemente jugó mejor en ese momento.

Los Thunder llevaron esa misma ventaja de la localía a Las Finales contra los Miami Heat y no lograron detener a LeBron James, Dwyane Wade y compañía.

Los Spurs y los Thunder tendrán obstáculos serios en sus manos antes de poder llegar a los Heat, o cualquiera sea el equipo que gane la Conferencia Este en los playoffs. Equipos como Los Angeles Clippers (cuando están saludables), los Golden State Warriors, los Denver Nuggets y quizás hasta los Memphis Grizzlies lucharán duro en loss playoffs.

Pero la crema de lo mejor de la Conferencia Oeste parece estar separándose del grupo cuando nos acercamos al descanso del Partido de las Estrellas. Pero hasta ahora hay una separación mínima entre los Spurs y los Thunder.

Aún falta mucho baloncesto de temporada regular por jugarse. Entonces no estamos tratando de ir demasiado lejos todavía. Dicho esto, si estos dos equipos se enfrentan de nuevo en las finales de conferencia esta temporada, para los Spurs será muy duro vencer las mismas cosas que les costaron la derrota contra los Thunder la temporada pasada. Esas piernas jóvenes van a ser difíciles de superar en una serie de siete juegos.