Al final de la primera mitad de la temporada, los Spurs siguen con sus ojos puestos en el título

Tim Duncan dijo que es muy temprano para hablar de campeonatos y, con cuatro títulos en su hoja de vida, es muy lógico que el pilar de la franquicia de los Spurs sepa de lo que está hablando. Los trofeos no se ganan en enero.

Duncan y los Spurs han dominado casi todas las noches. Diecisiete de sus victorias, casi la mitad del total que tienen, son por nueve o más puntos. .
NBAE/Getty Images
Pero mientras que llegamos a la mitad de la temporada regular, los Spurs definitivamente tienen pinta de ganadores. Ya saben, esa pequeña diferencia que separa a los buenos equipos de los potenciales pueden ser grandiosos. San Antonio tiene la confianza que le ha dejado su precisión y poder de ejecución.

La base de este equipo -- Duncan, Manu Ginóbili y Tony Parker – y el entrenador Popovich saben lo que se necesita para ganar en junio.

"Solamente queremos seguir jugando", dijo Duncan el viernes luego de que los Spurs vencieran a Dallas. "Es grandioso haber iniciado así de bien pues queríamos empezar jugando de esta manera este año. Queremos tener la ventaja de la localía, de ser posible, en los playoffs".

Las opciones de que eso suceda se ven bastante bien. San Antonio sigue en curso para conseguir 70 victorias y hasta el domingo pasado tenían una ventaja de 4,5 partidos sobre Los Ángeles Lakers en la Conferencia Oeste. Los Mavericks, que hace un rato se peleaban cabeza a cabeza con los Spurs por la mejor marca de la liga, están ahora a siete juegos de distancia tras las lesiones que dejaron fuera de la alienación a Dirk Nowitzki y Caron Butler.

A pesar de su gran inicio de temporada, Popovich continúa insistiendo que su equipo no es el mejor de su conferencia ahora mismo. Esa distinción le sigue perteneciendo a los Lakers. Las razones son lo suficientemente obvias para aquellos que visten el uniforme negro y plata y es por eso que no quieren pensar aún en un posible enfrentamiento ante el mejor conjunto del Este en busca de un nuevo anillo.

"Los Lakers están pisando nuestros talones en la tabla de posiciones, ellos han ganado el título de conferencia los últimos tres años, son bicampeones de la NBA y por eso es muy temprano para hablar de llegar a la final de la NBA", afirmó el delantero Richard Jefferson. "De lo único que podemos hablar ahora mismo es de tratar de ser el conjunto primer sembrado del Oeste. Creo que es en lo único que podemos pensar en términos de nuestro futuro “.

Los Spurs han jugado recientemente frente algunos equipos que no contaban con sus jugadores principales -- Dallas fue el último de ellos -- razón por lo cual muchos cuestionan la marca de 35-6 que tiene San Antonio. Los Spurs han estado muy saludables esta campaña, pues han utilizado la misma alineación en todos los partidos hasta el momento.

Los Spurs han dominado casi todas las noches. Diecisiete de sus victorias, casi la mitad del total que tienen, son por nueve o más puntos. Su diferencia de puntos a favor es de 7,8, la segunda mejor, únicamente superada por Miami. Además, San Antonio se ha mostrado muy bien cerrando los partidos – marca de 26-1 cuando el equipo entra con ventaja a su favor en el último cuarto – aunque no son muy buenos remontando – registro de 7-5 cuando entran perdiendo en el cuarto definitivo.

"Estamos en una buena situación ahora mismo", dijo Jefferson. "Apenas estamos en la mitad de la temporada regular, así que nadie está saltando de alegría por lo que hemos hecho hasta el momento. Perdimos ante New York y Boston, tuvimos problemas en Indiana y Minnesota. Toca luchar hasta el final para ganar cada partido en esta liga".

Dejando atrás esos momentáneos problemas, los Spurs son un club que tiene el material suficiente para pelear contra cualquiera.

"Ellos ponen mucha presión en la parte defensiva porque son rápidos y tienen varios jugadores que pueden anotar. Todos parecen adorar el hecho de entrar a la zona pintada y luego hacer el pase para un lanzador que esté libre o mejor ubicado", destacó recientemente Scott Brooks, el entrenador de los Thunder. "Son desinteresados, todos en ese equipo lo son, y tienen una labor específica – buscar un buen tiro y mover bien la pelota.

"Defensivamente ha mejorado con el trascurrir de los partidos. Cuando lo necesitan, ellos van a conseguir varias detenciones. Y ahora tienen la velocidad y rapidez para hacerte trabajar muy duro en defensa",

Aunque los Spurs todavía no quieren hablar de títulos, ese es el motivo preciso por el que están jugando. Usualmente lo es.

"Eso está metido en nuestras mentes", admitió Duncan. "Queremos ser la siembra número uno, sacar la ventaja de comenzar jugando en casa durante los playoffs, cada cosa que sea favorable la queremos obtener. Entonces hasta ahora comenzamos bien, tenemos una buena ventaja y queremos sostenerla hasta el final”.