¿Podrán aguantar los Spurs sin Parker?

Los Spurs tomaron un pequeño respiro en la carrera por el primer lugar en la Conferencia Oeste, a causa de las esporádicas derrotas de que sufren los Thunder

Pero casi antes de que pudieran dar el primer suspiro, les llegó el momento de ahogarse en una angustia porque Tony Parker tuvo que ser ayudado a salir del campo por un esguince en el tobillo izquierda.

“Es uno grande, estará por fuera un buen rato”, dijo el entrenador Gregg Popovich.

Una radiografía realizada el sábado en la mañana confirmó un esguince Grado 2 y el diagnóstico es que Parker estará fuera durante cuatro semanas.

Este tiempo de recuperación pondría a Parker de vuelta en la alineación a falta de dos semanas para terminar la temporada regular, tiempo suficiente para que regrese con toda su fuerza en los playoffs.

Pero la pregunta es si el estelar guardia armador regresará a un equipo que esté en el primer lugar y tenga la ventaja de la localía durante todos los playoffs del Oeste.

En las últimas tres temporadas, los Spurs tienen marca de 7-7 sin Parker, pero en ocho de esos juegos tampoco estaba Manu Ginóbili y Tim Duncan. Tienen marca de 3-5 cuando no juega el Gran Trío del equipo.

En los partidos sin Parker, pero donde actúan al menos Ginóbili y Duncan, los Spurs tienen marca de 4-2 en las tres últimas campañas.

Según mi buen amigo Jeff McDonald, del diario San Antonio Express-News, Duncan promete que los Spurs se mantendrán:

La lesión de Parker no parece ser tan devastadora como para que los Spurs no puedan mantener la primera siembra en el Oeste por encima de los Oklahoma City Thunder, quienes están a dos juegos en la columna de derrotas.

Pero ciertamente no ayuda.

“Ha sido nuestro líder todo el año”, dijo Tim Duncan, quien justo un mes antes salió cojeando del piso del AT&T Center y por el mismo túnel que Parker debido a una dolencia en su rodilla. “Pero hemos jugado con diferentes jugadores este año. Vamos a mantener la racha”.

Pero también hay que recordar que mucho ha cambiado en las dos últimas temporadas, pues Parker se han convertido en el jugador más importante de la máquina anotadora de los Spurs, además de ser el mariscal de campo que dirige al grupo en la ofensiva. Es su líder anotador, en asistencias y llevó a 50 choques su racha de partidos anotando más 10 puntos antes de su lesión en el tercer cuarto el viernes en la noche contra los Kings.

Mientras que mucha de la atención en la Carrera por ser MVP se la han llevado LeBron James, Chris Paul y Kevin Durant, Parker ha colocado números que lo deben tener como claro candidato a ese galardón, pero de todas formas sigue siendo subvalorado. Nunca ha sido votado como titular en el Partido de las Estrellas y nuevamente no lo llamaron para el encuentro que se disputó el 17 de febrero en Houston.

Pongan atención a esta frase del entrenador de los Nets, P.J. Carlesimo, y que McDonald sacó de su libreta de apuntes el mes pasado, en la cual se refería a Parker: “Es el único jugador que no se pueden dar el lujo de perder”.

Si se queda fuera de acción las cuatro semanas completas, eso quiere decir que Parker se perderá encuentros importantes contra los Thunder, los Grizzlies, los Heat, los Clippers y los Nuggets.

Una de las fortalezas de los Spurs las últimas temporadas ha sido su gran profundidad. Ahora eso puede determinar la primera siembra en el Oeste.