Paul George está listo para liderar a los Pacers

El aprendizaje terminó antes de lo esperado para Paul George. Finalizó antes de lo que nadie pensaba, sin duda debido a la gran campaña al final de la temporada 2012-13 cuando los Indiana Pacers llegaron hasta las finales de la Conferencia Este.

El final de ese proceso, sin embargo, dio paso a otra transición aún más inesperada para George en los últimos dos meses. Pasó de ser un joven talentoso y prometedor de la NBA, para ahora ser casi una estrella y uno de los jugadores que ocupan la parte alta de la lista cuando se habla de la próxima ola de superestrellas que la liga tiene que ofrecer.

Los aficionados en su natal Sur de California ya lo han etiquetado como la figura actual capaz de curar en algo la decepción de los fieles fans de los Lakers de Los Ángeles que siguen sufriendo el impacto que dejó la salida de Dwight Howard hacia Houston. George prácticamente descartó públicamente ese rumor luego de su primer entrenamiento durante el mini campamento de la Selección de Mayores de Estados Unidos esta semana en el campus de UNLV.

“Ciertamente es más notorio”, dijo George sobre al aumento de la atención que ha recibido desde que se enfrentó cara a contra LeBron James, figura de los Miami Heat, en la fase final de la Conferencia del Este. “No es lo mismo. Dondequiera que vaya, no es lo mismo. Pero es algo que yo quería. Yo quería ser un jugador franquicia, quería que mi nombre se destacara en esta liga. Eso, como dicen, viene con el paquete. Y pasar por todo esto solamente me harán bien en el futuro”.

George está entrando en la última temporada del contrato que firmó cuando aún era novato y es posiblemente el mejor activo que hay en el baloncesto: recibirá $ 3,2 millones de dólares esta temporada, pero tiene la opción de firmar una extensión a largo plazo. Los Pacers tienen hasta el 31 de octubre para lograr un acuerdo. Y eso no debería ser un problema, no con el presidente de los Pacers, Larry Bird, quien ya ha dejado claro a los seguidores de los Pacers que una oferta “mayor” para George está en el camino.

(Bird dijo que su prioridad luego de salir de su retiro para retomar el cargo del programa que él mismo construyó en Indiana era asegurarse de retener al entonces agente libre David West, y así lo hizo , por lo que debemos confiar en su palabra.)

George insiste en que no le preocupa nada y que su gente y la directiva de los Pacers están “en la misma página y que van a hacer su trabajo”.

El titular de esa página tiene que ser sobre un George adulto que debe pasar a la posición de líder de un equipo de los Pacers que está a punto de desafiar al Heat - y cualquier otra rival en la Conferencia Este - por lograr su derecho a jugar en Las Finales. Lo que parece un desafío a la distancia (un tire y afloje entre el alero Danny Granger, quien regresa a los Pacers) no es problema para George, cuya capacidad para gestionar los aspectos mentales y emocionales del juego están a la altura de su devastadora mezcla de habilidad y poderío físico.

“Es fácil, en nuestro equipo no hay jugadores con egos gigantes”, dijo George,. “Lo importante es hacer el trabajo. No importa si lo hago yo, Danny, David o el grandulón (Roy Hibbert). Lo hará quien tenga la mano caliente en el momento. Creo que eso se puede ver por la forma en la que hemos jugado los últimos dos años. Soy un jugador libre y estoy dispuesto a sacrificarme. Todo el mundo en nuestro equipo se está sacrificando de una forma u otra. Creo que nuestra química de equipo será grande con Danny en la alineación”.

En cada una de estas dos últimas temporadas, la primera con Granger y la temporada pasada sin él, los Pacers tomaron las medidas adicionales necesarias para construir un grupo que diera el salto hasta las Finales. El entrenador de los Pacers, Frank Vogel, habló de ello después de perder el Juego 7 de la Conferencia Este ante los Heat y George saca a relucir el tema durante casi todas las conversaciones que ha tenido con todos y cada uno de sus compañeros de equipo desde entonces. Ha llegado el tiempo para que éste equipo de un gran golpe.

Los Heat van a tratar de completar la ardua tarea de llegar a la final por cuarto año consecutivo, algo que sólo los Celtics (que lograron 10 viajes consecutivos durante la era de Bill Russell/Bob Cousy desde la temporada 1956-57 hasta la de 1965-66 y de nuevo por el equipo dirigido por Bird en 1983-84 hasta 1986-87) y los Lakers (con Magic Johnson de la campaña 1981-82 hasta la 1984-85) lo han hecho.

George conoce la historia del juego. Él sabe que si los Heat van a ser vulnerables, ese momento podría ser la próxima temporada.

“¿Quién sabe? Esta podría ser la última oportunidad que tenemos de formar un equipo tan bien organizado como este”, dijo George. “Nunca hay nada garantizado en esta liga. Todo el mundo tiene que sacrificarse desde el campo de entrenamiento y realmente poner su mente en ello. Tenemos una gran oportunidad. Y creo que ahora todo se trata de encontrar una manera de superar éste obstáculo y llegar a las Finales. Y como todo lo vimos [con los Heat y los Spurs], cuando llegues allí cualquier cosa puede suceder. Pero creo que este es nuestro año...realmente creo este tiene que ser nuestro año”.

Individualmente George parece estar listo para entrar en el ring contra lo mejor de lo mejor en la NBA. Ganó respeto con sus acciones y no sus palabras la temporada pasada. Y ahora está listo para más.

“Ese debe ser, definitivamente, el siguiente paso. Y LeBron y sus chicos son, evidentemente, cada vez un poco más viejos, así que...”. George lo dijo y luego se echó a reír. “Esto hace parte de la liga, los chicos jóvenes llegan a dominar, y obviamente, yo soy un chico joven. El simple hecho de ser una parte de esta liga, con todos estos jóvenes talentosos que hay , te hace tratar de luchar por establecerse como una de los próximas estrellas jóvenes en esta liga. No creo que haya un chico en este momento que no piense que está listo para eso”.