No hay espacios para nuevos miembros en el club MVP

El gran esfuerzo de Joakim Noah contra los Philadelphia 76ers – un triple doble muy raro con 23 puntos, 21 rebotes y 11 tapones – normalmente sería suficiente para que el estelar pívot de los Chicago Bulls entrará en nuestro debate semanal sobre la Carrera KIA del Escalafón MVP.

Lo mismo podemos decir de sus compañeros de universidad y pívot de los Hawks, Al Hoford, que suma siete partidos seguidos marcando más de 20 puntos para un equipo con los Hawks que ha mejorado mucho desde el día previo a la fecha límite de transferencias.

Stephen Curry, el francotirador de Golden State, podría decir lo mismo debido a lo bien que ha jugado últimamente. Anotó 38 puntos frente a los Indiana Pacers el martes pasado y 54 puntos, la cifra máxima de esta campaña en la NBA, contra los New York Knicks en el Madison Square Garden una noche después.

Pero esos grandes números por sí solos no le ayudarán a entrar en la sección VIP en esta parte de la temporada. No con tantos hombres en la parte alta jugando a un nivel de elite.

Noah es apenas el cuarto jugador en las últimas 25 temporadas en finalizar un partido con al menos 20 puntos, 20 rebotes y 10 tapones.

¿Pero a quién sacarían de los 10 primeros para meterlo a él?

Con lo bueno que es Horford, Josh Smith y Jeff Teague también han mostrado un juego brillante recientemente.

Y las grandes actuaciones de Curry se dieron en dos derrotas consecutivas.

LeBron James está muy sólido en el primer lugar. Y los hombres que le siguen -- Tony Parker, Kevin Durant, Carmelo Anthony, Chris Paul, James Harden, Kobe Bryant, Dwyane Wade, Russell Westbrook and Paul George, en ese orden—están también muy consolidados en sus respectivos lugares.

Si las semanas y meses posteriores al Partido de las Estrellas nos ayudan a entender verdaderamente a los candidatos al título y a los equipos de playoffs, también nos sirve para ver quiénes son los muchachos que lucharán por el premio individual más deseado en la liga.

Entonces Noah, Horford, Curry (y otros) tendrán que guardar su puesto en los Siguientes Cinco de la Carrera Kia para el Escalafón MVP. Pero tomará una combinación de jugar como una súper estrella constantemente, unido a obtener buenos resultados en la columna de victorias para que ellos logren un lugar en los 10 primeros.

Los cinco siguientes: Al Horford, Atlanta Hawks; Danilo Gallinari, Denver Nuggets; Joakim Noah, Chicago Bulls; Steph Curry, Golden State Warriors; Zach Randolph, Memphis Grizzlies

Salieron: Ninguno

1. LeBron James: Miami Heat

LeBron podría haber dejado atrás su rutina de clavadas antes de empezar el partido si hubiera querido. Los seguidores de los Heat hubieran podido vivir sin eso. Sin embargo, las cosas que hace desde que comienza y finaliza el partido, las debe seguir haciendo. Su dominio sobre los rivales de los Heat ha sido largo y épico esa temporada. Sus últimos 10 partidos (29,7 puntos, ha acertado el 63 por ciento de sus tiros campo y ha promediado 8,4 asistencias, 7,5 rebotes y 1,9 robos) nos recuerdan el trabajo virtuoso que ha hecho desde Las Finales, durante los Juegos Olímpicos y la desde la primera noche de la temporada. Lo único más impresionante de su trabajo es el video de los Heat haciendo el Harlem Shake.

2. Tony Parker: San Antonio Spurs

Parker está jugando con una molestia en los tríceps pero con todo y eso está demostrando un nivel altísimo. Los Spurs no están dominando a sus rivales como lo hicieron la semana pasada. Han perdido ante los Golden State Warriors y los Phoenix Suns desde entonces. Y su ventaja sobre los Oklahoma City Thunder por tener la mejor marca de la Conferencia Oeste (y de la liga) se redujo a dos partidos antes de su choque del viernes contra Sacramento en el AT&T Center. Tendrán una mejor opción de mantener esa ventaja de dos juegos con Parker en la cancha.

3. Kevin Durant: Oklahoma City Thunder

Dos de los tres triples dobles de la cerrera de Durant se dieron la semana pasada, siendo el último el miércoles pasado cuando hizo 18 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias en el triunfo sobre New Orleans. Esto demuestra la evolución general del juego de Durant. Ya no es solamente un anotador de elite. Ha demostrado varias veces esta campaña que es capaz de hacer mucho más. Que Durant sacrifique un par de tiros para ser un facilitador y que tome un poco más de rebotes es definitivamente es algo muy bueno para un equipo de los Thunder que sigue tratando de compensar la ausencia de James Harden.

4. Carmelo Anthony: New York Knicks

El grandioso partido de Stephen Curry en el Madison Square Garden nubló otra actuación de MVP por parte de Anthony, quien sacudió a los Warriors con 35 puntos (incluyendo dos disparos letales el final del choque) en ese triunfo del miércoles. Los Knicks necesitan al mejor Anthony en la parte final de esta temporada ya que Indiana los está presionando en la lucha por el segundo lugar de la Conferencia Este por detrás de los Miami Heat. Los Knicks han sido un equipo por encima de.500 desde que inició la temporada. Si quieren retomar su mejor nivel, también dependerá de lo que haga Anthony.

5. Chris Paul: Los Angeles Clippers

Quizás no sea un gran logro en otros lados, pero Paul ha hecho que los Clippers logren dos temporadas seguidas con un registro ganador por primera vez desde que se mudaron a Los Ángeles, algo que sí nos interesa acá. Su liderazgo y gran nivel no son las únicas razones para que los Clippers se hayan movido a la elite de la liga. Pero sin duda son los factores más importantes. Paul hizo que un equipo talentoso pero irregular haya pasado de luchar para entrar a los playoff y que, de un año a otro, sea candidato al título.

6. James Harden: Houston Rockets

Ahora que Stephen Curry ha marcado 54 puntos en un partido, ¿Qué hará Harden para superar esa actuación, en la que hizo de 46 puntos ante los Thunder la semana pasada? En realidad los Rockets tienen asuntos más importantes n que ocuparse, como tratar de mantener su ventaja sobre los Los Angeles Lakers en la lucha por un lugar por los playoffs ahora mismo. Ese significa que Harden debe mantener su gran ritmo los dos últimos meses y que pueda escribir el final correcto para su historia.

7. Kobe Bryant: Los Angeles Lakers

En lo que sea que termine esta temporada en Los Ángeles, Kobe podría irse sabiendo que dio una de las mejores demostraciones de baloncesto de su carrera. En verdad, él ha estado en un nivel impresionante para ser un jugador que lleva 17 años de carrera en la NBA y que terminará en el Salón de la Fama. Su actuación en el triunfo del jueves en la noche sobre los Minnesota Timberwolves mantuvo de pie al público del Staples Center toda la noche. Ojalá el resto de sus compañeros pudieran tomar algo de su energía.

8. Dwyane Wade: Miami Heat

No es usual que un jugador que no lidere a su equipo en cualquier estadística significativa esté involucrado en la conversación por ser el MVP. Sin embargo, Wade es un hombre poco usual pues está jugando al lado del jugador que está liderando la carrera y sigue jugando a un excelente nivel. De hecho, tenemos que regresar a la época cuando jugaban juntos Shaquille O'Neal y Kobe Bryant en los Lakers para encontrar a dos jugadores tan buenos como LeBron James y Wade compartiendo el vestuario todos los días. El nivel de Wade puede ser la clave para que los Heat logren su segundo título consecutivo. Si sigue jugando como ahora en los playoffs, los Heat serán casi imposibles de vencer.

9. Russell Westbrook: Oklahoma City Thunder

Westbrook estuvo brillante la semana pasada, promediando poco menos de 30 puntos en los tres últimos partidos de los Thunder (las tres victorias, por cierto). Que Kevin Durant no esté buscando anotar todo el tiempo significará un incremento en ese rubro para Westbrook, quien está promediando 6,2 asistencias y 4.1 rebotes junto con 25,2 puntos en los 10 últimos encuentros. Aún sigue trabajando para encontrar el balance ideal entre ser el anotador que quiere ser y el facilitador que los Thunder necesitan que sea, aunque su nivel no está sufriendo mucho mientras él hace esa búsqueda.

10. Paul George: Indiana Pacers

El trabajo de George quedó un poco perdido un poco tras la gran batalla que dieron los Pacers y los Warriors hace un par de noches (a pesar de haber encestado 2 de sus 9 tiros detrás de la línea de tres puntos). Ante los Warriors sumó 21 puntos, 11 rebotes, cuatro asistencias, tres robos y un tapón. Los temores sobre el regreso de Danny Granger y de si esto último iba a afectar el nivel estelar de George (como lo explicó nuestro hombre Steve Aschburner) se han ido desvaneciendo tras un par de partidos. George (18,4 puntos, 8,4 rebotes, 4,4 asistencias y 2,0 robos en sus últimos cinco partidos) se ha convertido en una fuerza constante para los Pacers. Y el regreso de Granger no cambiará eso de ninguna manera.