90-113. Rubio firma un triple-doble y los Wolves rompen racha frente a los Lakers

BALONCESTO NBA

Los Ángeles, 11 nov (EFE).- El base Ricky Rubio firmó el segundo triple-doble de su carrera y los Minnesota Timberwolves se impusieron por 113 a 90 a Los Ángeles Lakers, que no perdían frente a este rival en el Staples Center desde el 2 de diciembre de 2005.

Rubio firmó 12 puntos, 14 asistencias y 10 rebotes en 38 minutos, mientras que Kevin Love aportó 25 tantos y 13 rebotes y Kevin Martin agregó 27 puntos. Las 14 asistencias del español igualan su tope personal en la NBA.

Por los Lakers destacó Steve Blake con 19 puntos, mientras que Pau Gasol se quedó con 11 tantos y 11 rebotes en 29 minutos, incluidos los instantes finales en los que no había nada en juego.

Los Wolves rompen de esta forma una racha de 22 partidos consecutivos sin conocer la victoria frente a los californianos.

El comienzo de Minnesota fue espectacular, un auténtico vendaval protagonizado por Martin y Love, que aprovecharon la indolencia defensiva de Steve Blake y Chris Kaman, respectivamente, para abrir brecha con un gran acierto desde el triple (6/7) frente a un rival perdido y sin capacidad de reacción.

No había acabado el primer cuarto y el conjunto de Rick Adelman, dirigido a las mil maravillas por Rubio, ya gozaba de 28 puntos de ventaja (16-44) tras un brutal parcial de 2-27. Los Wolves concluyeron el periodo con un 76,2 por ciento de acierto en el tiro (12/14 entre Martin y Love) y un 7/9 en triples.

Además, los 47 puntos anotados son el récord para la franquicia en un solo cuarto.

Ante eso, a los locales sólo les quedaba nadar contracorriente, por muy dura que fuera la travesía. Los tiros libres no entraban, la defensa dejaba mucho que desear y tampoco eran capaces de lanzar el contraataque, así que llegó el turno de las individualidades.

Entre Gasol y Blake se logró cortar la hemorragia y reducir la brecha a menos de 20 puntos (37-55), aunque las constantes pérdidas de balón -10 al descanso-, el desacierto desde el tiro libre y la mala selección en ataque impedían que la reacción fuera a más.

Steve Nash no disputó la segunda parte debido a problemas de espalda.

Mientras tanto, los Wolves retomaban su acierto exterior para volver a coquetear con los 30 de renta (53-82), pero Shawne Williams aprovechó los minutos en pista tras no haber comparecido en los últimos choques y sus triples, al igual que los de Blake, pusieron a los Lakers a 14 (76-90) a falta de un cuarto.

Aquello resultó ser un espejismo, puesto que el engranaje de la sociedad formada por Rubio y Love siguió funcionando como un reloj suizo e impidió cualquier susto de última hora, dejando que su contrincante se terminara de hundir por sus propios errores.

Ficha técnica:

90 - Los Ángeles Lakers (23+25+28+14): Nash (2), Blake (19), Young (8), Kaman (8), Gasol (11) -cinco inicial-, Henry (2), Hill (7), Farmar (4), Meeks (16), Johnson (5) y Williams (8).

113 - Minnesota Timberwolves (47+20+23+23): Rubio (12), Martin (27), Brewer (17), Love (25), Pekovic (14) -cinco inicial- Barea (9), Cunningham (2), Shved (3), Williams (-), Hummel (2), Muhammad (-), Dieng (-) y Price (2).

Árbitros: Mott, Dalen y Wall. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de temporada regular disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores. Lleno.