Bosh fue el héroe silencioso de los Heat

BALONCESTO NBA

Miami (EEUU), 19 jun (EFE).- El alero LeBron James y el escolta Ray Allen fueron los jugadores decisivos en la emocionante y brillante victoria que los Heat de Miami lograron en la prórroga del sexto partido de las Finales de la NBA (103-100) ante los Spurs de San Antonio, pero también hubo un héroe silencioso: el pívot Chris Bosh.

Bosh aportó un doble-doble de 10 puntos (5-12, 0-0, 0-1), capturó 11 rebotes, incluidos ocho defensivos y tres ofensivos, uno de ellos el que permitiría luego darle la asistencia a Allen para que anotase el triple decisivo que, a falta de cinco segundos para concluir el tiempo reglamentario, permitió a los Heat empatar a 95-95 y forzar la prórroga.

"Estaba bien posicionado bajo los aros y mi primer deseo fue que el tiro de triple de James entrase, pero también si fallaba debíamos capturar el balón porque era nuestra última oportunidad. Tuve suerte me llegó a mi zona y luego Allen estaba colocado perfectamente", explicó Bosh.

Bosh todavía tendría tiempo de protagonizar otras dos acciones defensivas brillantes. Fueron dos tapones que puso en la prórroga y que impidieron que los Spurs pudiesen anotar canastas decisivas que les hubiese dado ventaja en al marcador.

El último tapón lo protagonizó cuando quedaba un segundo para concluir la prórroga e impidió que el intento de triple de Green pudiese cambiar la historia del partido.

"Teníamos muy claro que Green buscaría sorprendernos de nuevo con un triple ya que era lo único que les valía para forzar una segunda prórroga, de ahí que el marcaje que le hicimos fuese muy bueno y aseguramos la victoria. Ahora debemos pensar sólo en el séptimo partido y hacer todavía mejor las cosas", argumentó.

Bosh reiteró que las estadísticas individuales no le dicen nada sino encontrar siempre la manera de ayudar al equipo a conseguir la victoria.

"Nuestra gran alegría es que estamos con vida, seguimos en la competición y tendremos la oportunidad de luchar por el título de campeones en el séptimo partido ante un gran rival, que también lo hará porque es muy bueno, lo que significa que se dará otro encuentro grandioso y el más especial de todos", añadió.