80-88. Anthony puso a los Knicks en semifinales y jugarán contra los Pacers

BALONCESTO NBA FASE FINAL

Redacción Deportes (EEUU), 3 may (EFE).- El alero Carmelo Anthony volvió a ser clave en el juego ofensivo de los Knicks de Nueva York que vencieron a domicilio 88-80 a los Celtics de Boston en el sexto partido de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Este que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

Los Knicks vuelven a las semifinales por primera vez desde la temporada del 2000 y tendrán como rivales en las semifinales a los Pacers de Indiana, que también ganaron por 4-2 la eliminatoria de la primera ronda a los Hawks de Atlanta al derrotarlos a domicilio (81-73) en el sexto partido.

Los Knicks y los Pacers jugarán el domingo en el Madison Square Garden, de Nueva York, el primer partido de la serie de semifinales al mejor de siete.

Anthony aportó 21 puntos (7-23, 1-6, 6-6), capturó siete rebotes, seis fueron defensivos, repartió cinco asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

El alero estrella de los Knicks encabezó una lista de cinco jugadores, incluidos cuatro titulares, que aportaron números de dos dígitos.

Anthony completó la primera ronda con promedios de 29,1 puntos por partido, empatado para el segundo mejor en la historia del equipo en una serie contra los Celtics.

Sólo el expívot Patrick Ewing lo superó al tener 31,6 puntos por partido, en la temporada de 1989-90, mientras que Bernard King llegó también a los 29,1 tantos de promedio en la serie de semifinales de la Conferencia Este que los Knicks disputaron en la temporada del 1983-84.

El alero Iman Shumpert aportó 17 tantos, incluidos 15 en la segunda parte, y también fue decisivo en el triunfo de los Knicks, que vieron como a falta de tres minutos para el final se habían dejado recortar una ventaja de 26 puntos en sólo cuatro.

Shumpert, 13 meses después de haber superado una lesión de rodilla que le impidió el año pasado jugar sus primeros playoffs, fue el que mantuvo la frialdad y el control cuando la reacción de los Celtics fue mayor y salvó a su equipo de una derrota que hubiese sido histórica.

Los Celtics estaban abajo en el marcador 49-75 a falta de 9:48 minutos para el final y lograron reaccionar para ponerse 75-79 y 3:31 por jugarse.

Ahí fue cuando surgió la figura de Anthony, que anotó un tiro en suspensión y en la siguiente posesión un triple (75-84) que acabaron con las esperanzas de remontada de los Celtics.

"Teníamos confianza como equipo de que podíamos ganar el partido y aunque nunca debimos permitir que entrasen de nuevo en el juego, al final logramos el objetivo de la clasificación", declaró Anthony. "Ahora tendremos que pensar en los Pacers y superar nuestro juego".

Mientras que el base argentino, el novato Pablo Prigioni sobresalió al conseguir 14 puntos, su mejor marca de la fase final como profesional, en los 23 minutos que jugó.

Prigioni, que fue el tercer máximo encestador de los Knicks, anotó 5 de 9 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples, capturó cinco rebotes y dio tres pases de anotación.

El entrenador de los Knicks, Mike Woodson, también alabó la gran labor de Prigioni tanto individual como de equipo.

El escolta-alero J.R.Smith cumplió con su labor de sexto hombre al anotar 13 puntos y siete rebotes, mientras que el pívot Tyson Chandler dominó el juego bajo los aros al capturar 12 balones, puso dos tapones y encestó nueve tantos.

Como equipo los Knicks tuvieron un 42 (33-79) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 43 (9-21) de triples, comparados al 38 (24-63) y 27 (6-22), respectivamente, de los Celtics, que también perdieron la lucha en el juego bajo los aros al capturar 35 rebotes por 42 de Nueva York.

El ala-pívot Jeff Green anotó 21 puntos y capturó cinco rebotes que lo dejaron al frente del ataque de los Celtics.

El veterano ala-pívot Kevin Garnett logró un doble-doble de 15 puntos y 10 rebotes, líder de los Celtics del juego bajo los aros, mientras que el escolta reserva Jason Terry y el alero Paul Pierce anotaron 14 tantos cada uno.

Sin embargo, Pierce, que falló 14 de 18 tiros de campo, incluidos ocho de nueve triples, esta vez no pudo ser jugador clave para los Celtics, que vuelven a quedarse fuera de la fase final y sin la posibilidad de luchar por el decimoctavo título de liga.