82-103. Spurs completan la barrida y esperan rival en semifinales del Oeste

BALONCESTO NBA

Los Ángeles (EEUU), 29 abr (EFE).- Los San Antonio Spurs cumplieron con su cometido (82-103) y completaron la barrida (0-4) en primera ronda de las eliminatorias por el título contra Los Ángeles Lakers, un equipo sombra de sí mismo que no pudo evitar la debacle final tras una temporada repleta de lesiones.

Tony Parker fue el mejor de los visitantes con 23 puntos, mientras que Pau Gasol lideró a los suyos con 16 tantos, 8 rebotes y 5 asistencias. Dwight Howard fue expulsado al comienzo de la segunda parte con dos técnicas.

Los locales sufrieron las bajas de Steve Nash, Steve Blake, Metta World Peace y Jodie Meeks, además de Kobe Bryant.

Era la octava vez en la historia que los Lakers afrontaban una serie al mejor de 7 partidos con un 0-3 en contra. En todas ellas la eliminatoria concluyó en el cuarto encuentro y hoy no fue una excepción. Además, es la segunda vez en la historia que los angelinos son barridos en primera ronda. La primera vez ocurrió en 1967, en una serie al mejor de 5 partidos contra los San Francisco Warriors.

El equipo de Gregg Popovich arrancó sin miramientos y construyó una ventaja de 9 puntos a las primeras de cambio (4-13) que obligó a Mike D'Antoni a solicitar tiempo muerto tras cometer 4 pérdidas de balón en menos de 6 minutos. La situación mejoró algo con la entrada en cancha de un casi inédito en la temporada Chris Duhon y el protagonismo bajo los aros de Gasol y Howard.

Un mate salvaje de Manu Ginóbili y una penetración sobre la bocina de Darius Morris dejaron el marcador en 20-26 para los tejanos al término del primer cuarto, pero 8 puntos consecutivos de un entonado Gary Neal volvían a poner tierra de por medio para San Antonio.

El partido comenzó a romperse gracias a la defensa de los Spurs y el dominio de Parker y Tim Duncan, cuyas acciones dieron 18 de ventaja a los suyos (29-47, 34-52), mientras las pérdidas de balón -15 al descanso- y el escaso acierto desde el perímetro (1/7) mataban a los angelinos.

No había vuelta atrás y tampoco ayudó que Howard, hecho un manojo de nervios, fuera expulsado después de que los árbitros le señalizasen su segunda técnica recién iniciado el tercer periodo. El Staples Center, no obstante, pudo vivir un momento de alegría al ver entrar desde los vestuarios, justo a continuación, a Kobe Bryant con muletas y luciendo una bota de protección por su rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo.

El líder y jefe espiritual de los californianos, recibido con el público puesto en pie, se colocó justo detrás del banquillo de los Lakers y vio el resto del choque desde allí, tratando de animar a sus compañeros.

Los jóvenes Andrew Goudelock y Morris no tuvieron su día de cara al aro, ni tampoco jugadores como Antawn Jamison o Earl Clark, que rindieron por debajo de sus posibilidades. En cambio los Spurs disfrutaban de un envite de lo más tranquilo liderados por un magnífico Parker, perfecto en la dirección y mortal en la ejecución.

Al último cuarto se llegó con 58-78 en el marcador. Entonces el protagonismo pasó a manos de Ginóbili y hombres como Matt Bonner o DeJuan Blair, que gestionaron sin mayor problema una renta que llegó a ser de 22 puntos a pesar de las buenas acciones de Jordan Hill y Gasol.

Con 2:55 por jugar, Gasol se fue al banquillo y recibió una estruendosa ovación de su afición. Los Spurs, que dieron la oportunidad de debutar a Tracy McGrady en esos instantes finales, sellaron la barrida y esperan al ganador de la serie entre Nuggets y Warriors.

- Ficha técnica:

82 - Los Ángeles Lakers (20+14+24+24): Morris (8), Goudelock (14), Clark (6), Gasol (16), Howard (7) -cinco inicial-, Jamison (12), Duhon (11), Hill (8) y Sacre (-).

103 - San Antonio Spurs (26+26+26+25): Parker (23), Green (9), Leonard (13), Duncan (11), Baynes (6) -cinco inicial-, Ginóbili (8), Bonner (5), Blair (13), Neal (11), De Colo (-), Joseph (4), Mills (-) y McGrady (-).

Árbitros: Stafford, Adams y Mott. Expulsaron a Howard por doble técnica.

Incidencias: Partido de la primera ronda de los playoffs disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores. Lleno.