Allen recordó viejos tiempos con marca y los Heat se ponen con 3-0

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EEUU), 25 abr (EFE).- El veterano Ray Allen, que debutó en la NBA con los Bucks de Milwaukee, en 1996, regresó a sus 37 años como sexto hombre estelar de los Heat de Miami a los lideró al triunfo (91-104) en el tercer partido de la eliminatoria de la primera ronda de la fase final de la Conferencia Este.

La victoria permitió a los Heat ponerse con la ventaja de 3-0 en la serie que disputan al mejor de siete partidos y el cuarto se jugará en el mismo escenario, el BMO Harris Bradley Center, de Milwaukee, el domingo.

Ningún equipo en la historia de la fase final de la NBA ha conseguido remontar una desventaja de 0-3.

Allen tuvo el mismo toque mágico de muñeca que lo ha convertido en uno de los mejores encestadores de triples de la NBA y anotó 5 de 8 intentos que le permitieron conseguir 23 puntos, líder de una lista de cinco jugadores de los Heat con números de dos dígitos.

Además estableció la mejor marca de triples en la competición de la fase final de la NBA al llegar a los 322, dos más de los que consiguió Reggie Miller, el que hasta ahora tenía la mejor marca.

El veterano escolta jugó 30 minutos y anotó 8 de 14 tiros de campo, y 2 de 2 desde la línea de personal, capturó tres rebotes y repartió dos asistencias.

"Ha sido una noche muy especial para mi porque volví a mi primera casa como profesional, donde me sentí muy a gusto y feliz, y ahora estoy satisfecho de conseguir esta nueva marca en Milwaukee", declaró Allen al concluir el partido.

Allen fue seleccionado en el sorteo de 1996 por los Timberwolves de Minnesota con el número cinco y vendieron sus derechos a los Bucks por Stephon Marbury, con quienes jugó hasta el 2003 cuando fue traspasado a los SuperSonics de Seattle.

El alero LeBron James consiguió 22 puntos (9-14, 2-4, 2-4), repartió seis asistencias y capturó cinco rebotes, todos defensivos.

Mientras que el pívot Chris Bosh se convirtió en el líder del juego bajo los aros al aportar un doble-doble de 16 puntos, 14 rebotes, incluidos 12 defensivos, y puso un tapón.

El ala-pívot Udonis Haslem logró 12 tantos y el reserva Chris Andersen siguió en su línea de factor ganador al conseguir 11 puntos, seis rebotes y recuperó un balón en 14 minutos que estuvo en el campo.

Los Heat no tuvieron problemas de conseguir la victoria a pesar que el escolta estrella del equipo, Dwyane Wade, no tuvo su mejor inspiración encestadora y aportó sólo cuatro puntos después de fallar 11 de 12 tiros de campo, y 2 de 4 desde la línea de personal.

Pero brilló como director del juego al repartir 11 asistencias, capturó nueve rebotes, recuperó cinco balones y perdió seis.

Los Heat, que se fueron al descanso abajo en el marcador por dos puntos (50-48), surgieron una vez más en el tercero y anotaron parcial de 18-30 que sería el definitivo.

El pívot Larry Sanders y el base Brandon Jennings consiguieron 16 puntos cada uno y fueron los líderes del ataque de los Bucks, que comprobaron de nuevo a partir del tercer periodo que no tienen el potencial de juego colectivo ni individual de los actuales campeones de la NBA, que lograron un 52 (41-79) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 42 (8-18) de triples, comparados al 46 (33-72) y 27 (7-26), respectivamente, de Milwaukee.

Sanders también fue el líder en el juego bajo los aros al capturar 11 rebotes, recuperó dos balones y puso un tapón, pero los Heat también dominaron esa faceta del juego al conseguir 43 por 38 de los Bucks.

Jennings, que había pronóstica que ganarían la serie en seis juegos, fue el mejor en la dirección del juego al repartir ocho asistencias, capturó cinco rebotes y recuperó cinco balones.

El ala-pívot turco Ersan Ilyasova logró 15 puntos, ocho rebotes, cuatro asistencias, tres recuperaciones de balón y puso un tapón.

Mientras que el ala-pívot mexicano Gustavo Ayón no jugó con los Bucks por decisión del entrenador Jim Boylan.