Stern tiró de diplomacia en su última rueda de prensa de un All-Star

BALONCESTO NBA

Houston (EEUU), 17 feb (EFE).- El comisionado de la NBA, David Stern, que dio la pasada noche en el Toyota Center de Houston su última rueda de prensa en un Fin de Semana de las Estrellas, ofreció la versión más diplomática y menos conflictiva de toda su gestión de 30 años.

Stern, que el próximo 1 de febrero del 2014 dejará el cargo, centró la mayoría de la hora que dedicó a los periodistas que cubren la 62 edición del Partido de las Estrellas, en el asunto de la posible venta de los Kings de Sacramento a inversionistas de Seattle y la salida de la franquicia de la capital del estado de California.

"Tengo una mente abierta a escuchar todo lo que llegue de Sacramento y que pueda evitar la venta del equipo, lo mismo que el resto de los dueños de las franquicias de la NBA", destacó Stern, que estuvo acompañado por el vicecomisionado y su futuro sucesor en el cargo, Adam Silver.

Stern admitió que al final el factor económico no será el que determine si los Kings van a seguir en Sacramento o trasladan su sede a Seattle.

"Los dueños tendrán que tomar una decisión muy difícil, pero no creo que sea un asunto económico", opinó Stern.

Stern tampoco quiso hacer comentarios sobre el decisión tomada por el sindicato de jugadores de expulsar del mismo, después de una votación unánime, al director ejecutivo, Billy Hunter, su gran amigo, horas antes de que comenzase su rueda de prensa.

"Sólo conocemos el comunicado ofrecido por Derek Fisher (presidente del sindicato) y esperamos más noticias para afrontar el asunto y seguir, como hasta ahora, manteniendo una gran relación profesional entre ambas partes", agregó Stern.

Sobre la posibilidad de implementar entre los jugadores de la NBA el pasaporte biológico, Stern dijo: "tendrá que someterse a discusión con el sindicato de jugadores. Aunque creo que saben que son el centro del debate y desean estar limpios".

Será Silver al que le toque enfrentarse a la gran sombra del dopaje que pesa sobre la NBA al igual que sobre la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), que tampoco tiene establecido controles de la hormona de crecimiento humano.

Silver, que no quiso hacer comentarios sobre el asunto del dopaje, sí dijo que era partidario de no incrementar el actual número de equipos que hay en la NBA.

"Estamos en el punto perfecto en cuanto a numero de equipos y de jugadores", destacó Silver que también reiteró que seguirían con la política de la globalización de la NBA, especialmente en países como China, donde el baloncesto es cada vez más popular.