Stern y Garnett hablan de su retirada; Jordan del "mejor" y Anthony es duda

BALONCESTO NBA

Houston (EEUU), 15 feb (EFE).- La maquinaria de la 62 edición del Partido de las Estrellas comenzó a funcionar en Houston y el comisionado de la NBA David Stern y el veterano jugador Kevin Garnett han destacado como los primeros protagonistas, porque anticiparon que este será el ultimo en el que participen.

La primera jornada del fin de Semana de las Estrellas se centró en la inauguración por parte de Stern de las actividades interactivas del Jam Session, en el Centro de Convenciones George Brown, por donde se espera pasen miles de niños y aficionados para familiarizarse con el mundo de la NBA y sus estrellas.

Stern aprovechó el acto para reiterar que después de 30 años al frente del cargo todo el mundo ya sabe cómo piensa y lo que ha hecho, aunque su gran cita con los periodistas no será hasta el sábado por la tarde, en la tradicional rueda de prensa.

La misma no se presenta fácil. La sombra del dopaje dentro de la NBA, los problemas legales del Billy Hunter, su gran amigo y presidente del Sindicato de Jugadores y la pobre asistencia de espectadores a los campos en la mayoría de los equipos, con el posible cambio de sede de los Kings de Sacramento, serán algunos de los asuntos a las que tendrá que responder.

"Llevo 36 años en la NBA y todo el mundo me conoce, aunque a veces me vean más en un plano de negocio", comentó Stern. "También hacemos grandes cosas benéficas, pero todo queda en un plano más privado".

Junto a la marcha de Stern del cargo a partir del próximo 1 de febrero del 2014, el veterano ala-pívot Kevin Garnett, que jugará con el equipo de la Conferencia Este su decimoquinto Partido de las Estrellas, en 18 años de profesional, ya adelantó que el de Houston será el último.

"Este será mi último All-Star", adelantó Garnett, de 37 años, antes de enfrentarse también hoy a los periodistas, a pesar de la gran temporada que está teniendo con los Celtics de Boston al conseguir promedios de 15 puntos y 7,7 rebotes.

Mientras, el alero de los Knicks de Nueva York, Carmelo Anthony, podría no jugar tampoco con el equipo de la Conferencia Este si no se recupera de la lesión que sufre en el brazo derecho desde el miércoles, cuando sufrió un golpe en el encuentro de liga de su equipo y los Rapors de Toronto.

La jornada inicial del Fin de Semana de las Estrellas también dejó la declaración de Michael Jordan sobre su preferencia por el escolta Kobe Bryant, de Los Ángeles Lakers, sobre el alero LeBron James, de los Heat de Miami.

El argumento utilizado por Jordan, que cumplirá el domingo 50 años, no es otro que Bryant tiene cinco títulos de liga y James sólo uno hasta el momento, aunque le da la opción de que puede ganar más y superar su propia marca de seis.

James respondió a las declaraciones de Jordan con "indiferencia" y un gran partido ante los Thunder de Oklahoma City, en su duelo frente al alero Kevin Durant, que los Heat ganaron a domicilio (100-110).

Mientras que Bryant no tenía tiempo de hablar de lo que pensaba Jordan sobre su figura ante la grave crisis de juego por la que atraviesan esta temporada los Lakers, el equipo con nómina más alta de la NBA (100 millones de dólares) y son décimos en la Conferencia Oeste después de la humillante derrota sufrida la pasada noche por 125-101 ante su vecinos de los Clippers.

Otra mala noticia que llegaba al All-Star desde Los Ángeles era la confirmación del ingreso en un hospital del dueño de los Lakers, Jerry Buss, de 79 años, que sufre cáncer, sin que se haya especificado de qué tipo.

Tanto el equipo como la familia quieren mantener la máxima privacidad al respecto, aunque se sabe que Buss lleva ya dos años luchando con la enfermedad, pero ahora se encuentra ingresado en cuidados intensivos del hospital Cedars-Sinai Medical Center.

Buss compró a los Lakers en 1979 y bajo su gestión han ganado 10 títulos de liga y su valor de acuerdo a la revista especializada "Forbes" es de 1.000 millones de dólares, sólo superados por los Knicks de Nueva York.

Por su parte el exjugador de los Rockets de Houston, el chino Yao Ming dedicó la jornada del jueves a visitar el Zoológico de la ciudad y a defender los derechos de los animales, siguiendo la filosofía del dueño del equipo Leslie Alexander, que patrocina varios organizaciones sin afán de lucro.

Mientras, el actual jugador franquicia de los Rockets, el escolta James Harden, participó junto al consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, y Manolo Sánchez, gerente general en Estados Unidos de la entidad bancaria española, en la promoción con dos colegios de Houston del programa de educación financiera BBVA Compass y NBA Cares, Team. Works. In Schools.

La actividad para la jornada del viernes se centrará en el Partido de las Promesas, mezcla de jugadores novatos y de segundo año, que se disputará esta noche en el Toyota Center, y donde estará el base Ricky Rubio, el único jugador español presente este año en el Fin de Semana de las Estrellas.

Rubio, que el año pasado ya jugó también en el mismo evento como novato con el equipo SHAQ, esta vez fue elegido por el legendario Charles Barkley y formará parte del equipo CHUCK, donde se espera pueda brillar de nuevo con la espectacularidad y la magia de su juego.