Barea lideró a los Timberwolves, se lesionó Ginóbili, destacó Prigioni

BALONCESTO NBA LATINOAMERICANOS

Houston (EEUU), 14 ene (EFE).- El puertorriqueño José Juan Barea regresó al campo de juego y consiguió números de dos dígitos en su labor ofensiva y, aunque los Timberwolves perdieron, se convirtió en el latinoamericano más destacado de la jornada de la NBA.

Barea, que no jugó los dos partidos anteriores por lesión muscular, regresó y como sexto hombre hizo su labor en el partido que los Timberwolves perdieron de visitantes por 88-106 ante los Spurs de San Antonio.

El jugador boricua salió como sexto hombre y anotó 15 puntos y encabezó una lista de cinco jugadores de los Timberwolves que tuvieron números de dos dígitos.

El base internacional puertorriqueño anotó 4 de 11 tiros de campo, incluido un triple de cinco intentos, estuvo perfecto desde la línea de personal (4-4), repartió dos asistencias y recuperó tres balones.

En el camino del triunfo, el escolta argentino Manu Ginóbili, que sufrió un tirón muscular antes que concluyese la primera parte y no volvió al partido, logró 12 tantos.

Ginóbili, que sólo pudo jugar 12 minutos, se lesionó la pierna izquierda cuando intentó un tiro a canasta, anotó 6 de 11 tiros de campo, falló un intento de triple, repartió cinco asistencias, recuperó dos balones, capturó un rebote y puso un tapón.

Mientras que el ala-pívot brasileño Tiago Splitter jugó 20 minutos en los que aportó 10 puntos al anotar 4 de 7 tiros de campo, y estuvo perfecto 2-2 desde la línea de personal, capturo cuatro rebotes, puso un tapón y dio una asistencia.

En la derrota, el venezolano Greivis Vásquez destacó con 11 puntos para los Hornets de Nueva Orleans, que perdieron también de visitantes por 87-100 contra los Knicks de Nueva York, del argentino Pablo Prigioni.

Vásquez logró 11 tantos y no pudo ser tampoco factor ganador porque no pudo con el marcaje que le impuso el propio Prigioni, todo un novato a pesar de sus 35 años, pero que se ha adaptado muy bien a la competición de la NBA.

El venezolano jugó 36 minutos en los que anotó 4 de 10 tiros de campo, falló tres intentos de triples, y acertó 3 de 4 desde la línea de personal, repartió seis asistencias, capturó cinco rebotes y recuperó un balón, pero lo perdió cuatro.

Mientras que Prigioni jugó una gran defensa en el marcaje a Vásquez y nunca dejó que el jugador venezolano pudiese ser factor ganador con los Hornets, que llegaron al Madison Square Garden, de Nueva York, con una racha de cuatro triunfos consecutivos.

Prigioni disputó 29 minutos, aportó ocho puntos al anotar 3 de 4 tiros de campo, incluido un triple, y acertó 1 de 2 desde la línea de personal, repartió cinco asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó un balón.