100-94. Hayward y los Jazz superan a los Mavericks de Nowitzki

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EE.UU.), 7 ene (EFE).- El escolta-alero reserva Gordon Hayward confirmó su condición de jugador clave en el ataque de los Jazz de Utah y se convirtió en el líder que los guió al triunfo por 100-94 ante los Mavericks de Dallas.

Hayward anotó 27 puntos, su mejor marca de la temporada, capturó seis rebotes y repartió cinco asistencias, que lo dejaron al frente de una lista de cinco jugadores de los Jazz (18-18), que tuvieron números de dos dígitos.

El base reserva Alec Burks también surgió como factor ganador al anotar 13 puntos -mejor marca de la temporada-, incluyendo ocho que consiguió en el cuarto periodo, cuando los Mavericks (13-22) sólo pudieron anotar 14 tantos tras fallar 11 de 15 tiros de campo.

El pívot Al Jefferson impuso su presencia bajo los aros y aportó un doble-doble de 15 puntos, 11 rebotes y cuatro asistencias, mientras que el ala-pívot Paul Millsap lo apoyó también en el trabajo defensivo.

Millsap consiguió 14 puntos, nueve rebotes, dos asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

El ala-pívot alemán Dirk Nowitzki, que siguió de titular y el fin de semana hizo unas declaraciones en la que criticaba la falta de alguna estrella más de la NBA dentro del equipo, fue el máximo encestador al conseguir 20 puntos y cinco rebotes.

Nowitzki anotó los últimos seis puntos de los Mavericks, pero también cometió la personal que le pitaron a falta de 32 segundos para concluir el partido cuando buscaba poner a su equipo a solo dos puntos por debajo en el marcador.

Los Jazz se aprovecharon de la falta y concluyeron el tiempo reglamentario con cuatro puntos de seis tiros de personal que le aseguraron la victoria, la segunda que consiguen esta temporada en los duelos que han mantenido con los Mavericks.

Su compatriota, el pívot alemán Chris Kaman llegó a los 14 puntos, y junto con el veterano ala-pívot Elton Brand, fueron los líderes en el juego bajo los aros al capturar nueve rebotes cada uno.

La derrota fue la tercera consecutiva de los Mavericks (13-22) y la duodécima en los últimos 14 partidos que han disputado, que los tiene fuera del grupo de los equipos que aspiran a estar en la fase final de la NBA.