Rubio sintió molestias en la rodilla izquierda, pero jugó 18 minutos

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EE.UU.), 21 dic (EFE).- El base español Ricky Rubio se llevó un pequeño susto al sentir alguna molestia en la rodilla izquierda en una entrada a canasta durante el partido que su equipo, los Timberwolves de Minnesota, disputó contra los Thunder de Oklahoma City y ganó por 99-93.

Rubio, que jugaba el tercer partido desde que volvió a la competición tras sufrir una grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda, dio el mayor susto del partido a los aficionados de los Timberwolves cuando comenzó a cojear tras una penetración a canasta.

El jugador de El Masnou hizo una entrada espectacular a canasta al superar a la defensa de los Thunder, pero cuando se apoyó en la pierna izquierda al caer tras la elevación sintió que algo no le respondió bien en la rodilla izquierda y mostró en su cara el dolor y luego la dificultad para correr en la acción defensiva.

De inmediato, el entrenador de los Timberwolves, Rick Adelman, lo retiró del juego para que los cuidadores en el banquillo lo examinasen y Rubio les explicase lo que había sentido.

Sin embargo, Rubio, de 22 años, volvió a salir al campo en la segunda parte y completó 18 minutos de acción en los que falló los tres tiros que hizo a canasta, incluido un intento de triple, capturó tres rebotes, repartió tres asistencias, recuperó un balón y lo perdió dos veces.

"Tenemos que ir con tranquilidad en la recuperación de Rubio, no podemos forzar nada, hay que darle los minutos que necesite para que la rodilla se adapte a la competición y el que sienta algún tipo de dolores o molestias es normal", declaró Adelman. "Soy el primero que trato de darle los minutos que le ayuden, no que le perjudiquen".

Rubio, que brilló en el primer partido que disputó después de nueve meses de baja, no estuvo bien en el segundo ante los Magic de Orlando, ni tampoco ante los Thunder, especialmente en cuanto al control del balón y la espectacularidad de sus acciones.

"Trabaja y lucha más duro que nadie por superarse", destacó Adelman al concluir el partido ante los Thunder. "Me esperaba que tuviese problemas en su vuelta a la competición, es lo normal en este tipo de lesión, pero también me siento muy feliz de verlo que está de nuevo en el campo".

El proceso de adaptación de Rubio al equipo será más fácil ante el buen rendimiento que están teniendo el base ruso novato Alexey Shved, que logró su primer doble-doble como profesional, y el puertorriqueño José Juan Barea, ambos claves en el triunfo ante los Thunder, a los que rompieron racha de 12 triunfos seguidos.