91-73. Love anota 36 puntos y los Timberwolves ganan a los Cavaliers

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EE.UU.), 7 dic (EFE).- La figura del ala-pívot Kevin Love volvió a brillar de manera especial en el juego ofensivo de los Timberwolves de Minnesota que ganaron fácil por 91-73 a los Cavaliers de Cleveland.

Love se mantuvo en su línea del doble-doble y lo hizo con 36 puntos, la mejor anotación en lo que va de temporada, y capturó 13 rebotes.

Los Timberwolves fueron apoyados por Love, que desde que regresó a la acción el 21 de noviembre tras una fractura en la mano derecha, ha ido mejorando en su consistencia del juego ofensivo.

Esta vez anotó 10 de 19 tiros de campo y 14 de 18 tiros libres, y fue apoyado por el base Luke Ridnour, con 12 puntos, y el base reserva puertorriqueño José Juan Barea, que consiguió 10 tantos.

Barea jugó 20 minutos, y encestó 3 de 5 tiros de campo, 2 de 3 triples, 2 de 2 desde la línea de personal, logró tres rebotes, entregó dos asistencias, y recuperó un balón.

El alero Andrei Kirilenko, que regresó al equipo después de perderse los cuatro partidos anteriores con molestias en la espalda, consiguió ocho tantos, siete rebotes, seis asistencias, cuatro robos de balón y puso tres tapones.

Con su triunfo, los Timberwolves mejoraron su marca a 9-9 en su mejor inicio de temporada desde la del 2006-07, mientras esperan la vuelta a la competición del base español Ricky Rubio.

Por los Cavaliers (4-16) el alero Alonzo Gee aportó 16 puntos, el reserva C.J. Miles, consiguió 13, y el base Donald Sloan, que salió del banquillo, logró 10 tantos, que no fueron suficientes a la hora de evitar lo que fue la cuarta derrota consecutiva.

Esta vez, el pívot brasileño Anderson Varejao tuvo protagonismo en el juego bajo los aros, pero no estuvo inspirado en el juego ofensivo al quedarse con solo cuatro puntos en 34 minutos de acción.

Varejao encestó 2 de 10 tiros de campo, logró 14 rebotes, entregó dos asistencias, y puso un tapón.