89-115. Los Lakers arrollan a los Mavericks y ganan de visitantes

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EEUU), 25 nov (EFE).- La inspiración encestadora permitió a Los Ángeles Lakers acabar con su racha perdedora fuera de su campo después de ganar por 89-115 a los Mavericks de Dallas.

El triunfo de los Lakers, el primero esta temporada fuera de su campo, no sólo le evitó tener el peor comienzo de competición alejado de Los Ángeles en 18 años, sino que además le sirvió como reencuentro con su mejor juego de equipo.

La marca de 0-4 de los Lakers fuera de su campo era la peor desde 1995 y la rompieron al ganar ante los Kings de Sacramento y no han perdido seis partidos consecutivos al comienzo de temporada de visitantes desde la de 1993-94.

De hecho, por primera vez esta temporada, los Lakers no necesitaron que el escolta Kobe Bryant, líder encestador de la liga, fuese el mejor sino que compartió con tres jugadores la aportación de 19 puntos.

También es cierto que enfrente tuvieron a un equipo que sin que la defensa de los Lakers hiciese nada especial ellos mismos se encargaban de ser sus peores enemigos ante la falta de acierto a la hora de tirar a canasta.

Los Lakers se dieron cuenta de inmediato que en menos de 24 horas los diezmados Mavericks no tenían nada que ver con los que fueron campeones de liga y mucho menos con los Grizzlies de Memphis, el equipo verdugo de la noche anterior.

De ahí, que el alero Metta World Peace se permitiese el lujo de anotar nada menos que tres triples al comienzo del partido y los Lakers tener 36 puntos en su haber sin que Bryant hubiese hecho su primer tiro a canasta, algo histórico.

Eso si, cuando Bryant comenzó también a hacer su aportación los Lakers ya no tuvieron problemas para superar la barrera de los 100 puntos por primera vez en los cuatro partidos que ha dirigido el nuevo entrenador Mike D'Antoni (2-2).

Pero si la aportación de Bryant era inusual por lo baja, la gran sorpresa positiva para los Lakers fue comprobar por segunda noche consecutiva como el ala-pívot Antawn Jamison encaja a la perfección en el esquema de juego de ataque de D'Antoni y se convirtió en el sexto hombre del equipo al ser el mejor de todos.

Jamison aportó su primer doble-doble con los Lakers al conseguir 19 puntos (7-11, 1-3, 4-4), 15 rebotes -12 fueron defensivos-, y recuperó un balón.

Los grandes damnificados por la buena actuación y confianza que D'Antoni le ha dado a Jamison fueron el pívot Dwight Howard y el ala pívot español Pau Gasol, que ha perdido protagonismo dentro del equipo y minutos, dado que jugaron 30 y 28, respectivamente.

Howard consiguió 15 puntos (5-11, 0-0, 5-9), capturó siete rebotes, recuperó cinco balones, puso dos tapones y repartió dos asistencias.

Mientras que Gasol respondió en su línea de apoyo al equipo al aportar 13 puntos (4-7, 0-0, 5-8), capturó nueve rebotes, repartió tres asistencias y puso un tapón.

Al margen de estos movimientos que D'Antoni comienza a introducir en la alineación del equipo, mientras espera la vuelva del base estrella, el canadiense Steve Nash, que podría darle todavía más protagonismo a Jamison, el resto del partido careció de interés porque los Mavericks dieron su peor imagen.

Los Lakers con la primera canasta que anotó Bryant tenían ya en su haber un parcial de 23-41, que hizo que los seguidores de los Mavericks comenzasen ya a pensar en irse a sus casas en cuanto acabase la primera parte (48-65), que tuvo también la marca de la estrella de los Lakers al cerrarlo con un triple.

Si los Lakers concluyeron el partido con 49 (40-82) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 55 (12-22) de triples, los Mavericks se quedaban con un 37 (34-92) y 36 (10-28), respectivamente.

Pero su falta de acierto fue también desde la línea de personal al anotar sólo 11 de 20 tiros.

El escolta O.J. Mayo, líder de la liga en triples, falló los cinco intentos que hizo, y concluyó el partido con 13 tantos, después de anotar 5 de 15 tiros de campo y 3 de 3 desde la línea de personal.

El veterano escolta Vince Carter, como reserva, fue el único que mantuvo algo de inspiración y acierto en los tiros a canasta al anotar 5 de 10, incluidos 4 de 7 triples, y 2-2 desde la línea de personal, que le permitieron llegar a los 16 puntos, líder del equipo.

Carter jugó su partido 1.000 como profesional y 947 los disputó de titular en los 15 años que lleva de profesional, dos con los Mavericks con quienes ha jugado 75 encuentros, 40 de titular.

La pasada temporada otro jugador de los Mavericks, el alero alemán Dirk Nowitzki también llegó a la marca de los 1.000 partidos jugados como profesional.

Ficha técnica:

89 - Dallas Mavericks (23+15+27+24): Collison (2), Mayo (13), Wright (6), Brand (-), Marion (10) -cinco inicial-, Murphy (-), Crowder (15), James (7), Kaman (4), Beaubois (8), Dominique Jones (2), Carter (16) y Dahntay Jones (6).

115 - Los Ángeles Lakers (36+29+24+26): Morris (7), Bryant (19), Howard (15), Gasol (13), Peace (19) -cinco inicial-, Jamison (19), Clark (1), Evans (5), Sacre (-), Hill (2), Duhon (4), Johnson-Odom (-) y Meeks (11).

Árbitros: David Guthrie, Curtis Blair y Mike Callahan. No señalaron faltas técnicas. Eliminaron por personales a Kaman, de los Mavericks.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el American Airlines Center, de Dallas, ante 20.423 espectadores.