Barea y Vásquez fueron decisivos en las victorias de Timberwolves y Hornets

BALONCESTO NBA

Houston (EEUU), 3 nov (EFE).- Los bases latinoamericanos, el puertorriqueño José Juan Barea y el venezolano Greivis Vásquez brillaron con sus acciones y se convirtieron en los jugadores clave en los primeros triunfos de la nueva temporada que consiguieron sus respectivos equipos.

Aprovechando su estancia como local en el "Target Center" de Minneapolis, Barea salió del banquillo y lideró el ataque con 21 puntos para llevar a los Timberwolves de Minnesota a una victoria por 92-80 sobre los Kings de Sacramento.

Barea jugó 28 minutos y volvió a tener un gran control de balón y la capacidad de liderazgo que el entrenador de los Timberwolves, Rick Adelman, siempre espera de él.

El base internacional puertorriqueño respondió positivamente a la confianza de Adelman para encestar 6 de 11 tiros de campo, incluido 1 de 2 triples, y se fue perfecto en los de personal con 8 de 8, logró cuatro rebotes, entregó cinco asistencias y se robó un balón.

Por los Kings, el escolta-alero reserva dominicano Francisco García no tuvo su mejor noche y se fue sin puntos en 15 minutos de acción, al fallar los tres tiros de campo que hizo, logró un rebote y recuperó un balón.

Al igual que Barea, Vásquez supo sacar provecho a su condición de local, y en su caso como titular coronó la jugada clave al anotar cuando restaba sólo 1.3 segundos para el final del partido la canasta que le dio el triunfo a los Hornets de Nueva Orleans por 88-86 ante los Jazz de Utah.

Vásquez concluyó el partido con un doble-doble de 13 puntos 85-13, 0-1, 3-6), 10 asistencias, capturó cuatro rebotes y puso un tapón.

En Phoenix, el ala-pívot argentino Luis Scola se acercó también al doble-doble y ayudó al equipo local de los Suns a ganar 92-89 sobre los Pistons de Detroit, dándoles el primer triunfo de la nueva temporada.

Scola se fue con 13 puntos en 29 minutos al encestar 6 de 12 tiros de campo, y uno de uno desde la línea de personal, y quedó a sólo un rebote del doble-doble, luego de conseguir nueve, dio una asistencia y recuperó un balón.

Su compatriota el escolta-alero Carlos Delfino aprovechó los 26 minutos que jugó como reserva y ayudó al triunfo de 102-109 que lograron de visitantes los Rockets de Houston frente a los Hawks de Atlanta.

Delfino ayudó al segundo triunfo seguido de los Rockets en inicio de temporada al aportar siete puntos (2-8, 1-5, 2-2), capturó dos rebotes y entregó dos asistencias, además de recuperar dos balones que lo dejaron con una buena labor de equipo.

El pívot dominicano Al Horford aportó 14 puntos, pero su esfuerzo fue insuficiente, ni pudo ganarle el duelo bajo los aros al turco Omer Akik.

Horford jugó 37 minutos, anotó 6 de 10 tiros de campo, estuvo perfecto en los de personal con 2 de 2, logró cinco rebotes y entregó tres pases para anotación.

En la derrota, el pívot brasileño Anderon Varejao superó la barrera de los 10 puntos, pero los Cavaliers de Cleveland perdieron 86-115 contra los Bulls de Chicago.

Aunque Varejao jugó en su campo del "Quicken Loans Arena", en Cleveland, y consiguió 12 puntos, el ataque fue insuficiente para acreditarse el triunfo.

El pívot internacional brasileño jugó 30 minutos y encestó 5 de 8 tiros de campo, estuvo perfecto 2-2 desde la línea de personal, capturó cinco rebotes, pero estuvo muy lejos de los 23 que el pasado martes consiguió ante los Wizards de Washington, en lo que fue su mejor marca profesional, y entregó dos asistencias.

Su compatriota el escolta reserva Leandro Barbosa también jugó en la derrota con los Celtics de Boston, que perdieron 88-99 contra los Bucks de Milwaukee.

Barbosa apenas pudo anotar dos puntos en siete minutos de acción, al encestar 1 de 3 tiros de campo, logró un rebote y dio una asistencia, nada que ver con la buena actuación del primer partido de la temporada ante Miami cuando consiguió 16 tantos (6-8, 3-3, 1-2) en sólo 16 minutos que disputó.