94-82. Los Lakers, sin Bryant, establecen la peor marca de su historia

BALONCESTO NBA

Redacción Deportes (EEUU), 26 oct (EFE).- Los Ángeles Lakers, llamados a conseguir grandes triunfos con sus nuevas estrellas Steve Nash y Dwight Howard, no han logrado hasta el momento, sin embargo, más que terminar la pretemporada sin conocer la victoria y como el peor equipo de la NBA, un resultado sin precedentes.

La derrota anoche en San Diego por 94-82 ante los Kings de Sacramento, que les han ganado tres encuentros consecutivos, ratificó esta marca negativa.

Nunca en la historia los Lakers habían completado una pretemporada sin un triunfo. Pero este año, precisamente cuando la llegada del base Nash y del pívot Howard presagiaba buenos resultados, el equipo de Los Angeles ha perdido los ocho partidos disputados.

Una justificación podría ser la ausencia del escolta estrella Kobe Bryant, que sigue sin recuperarse de los dolores que sufre en el pie derecho desde el pasado domingo, cuando se lesionó en el tercer periodo del partido contra los Kings en el Staples Center.

El problema para los Lakers es que la baja de Bryant podría prolongarse también hasta el martes, cuando comience la nueva temporada con el duelo también en el Staples Center ante los Mavericks de Dallas, que tienen asimismo asegurada la baja por lesión del ala-pívot alemán Dirk Nowitzki, operado de la rodilla derecha.

Lo preocupante de la mala pretemporada que han hecho los Lakers no son las derrotas, aunque las estadísticas muestran que ningún equipo en la historia de la NBA que perdió todos los partidos de exhibición pudo alcanzar las finales, sino la pobre imagen que han dado con su juego individual y colectivo.

Los jugadores de los Lakers todavía no tienen definido el sistema que quiere implantar con Nash en la dirección y Howard de líder bajo los aros.

Howard, que anoche jugó su segundo partido desde que se recuperó de una operación de espalda que lo apartó seis meses de la actividad, tampoco brilló en el apartado individual. El pívot estrella traspasado por los Magic de Orlando aportó solo nueve puntos (3-5, 0-0, 3-4), ocho rebotes, una asistencia, dos tapones, dos recuperaciones de balón y cinco pérdidas en los 24 minutos que disputó.

No estuvo mejor el ala-pívot español Pau Gasol, que en 29 minutos logró siete puntos (2-6, 0-1, 3-3), cuatro rebotes y puso un tapón y también perdió cuatro balones, de las 21 que registró todo el equipo de los Lakers y que los Kings convirtieron en 28 tantos.

Solo el alero Devin Ebanks logró dobles dígitos al anotar 14 puntos, siete rebotes y dos asistencias, mientras que los Lakers como equipo tuvieron un 42 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El entrenador de los Lakers, Mike Brown, comprobó que en el banquillo no tiene mucho donde elegir, aunque utilizó a todos los jugadores disponibles para este fin de semana hacer los cortes y perfilar la plantilla oficial de 12 que tendrá que presentar de cara a la competición de liga.

Si los Lakers no mostraron su mejor imagen, los Kings (5-2) sí confirmaron que tienen un equipo joven con potencial y que si el pívot DeMarcus Cousins controla su carácter y está centrado puede darles muchas alegrías.

De momento, ante los Lakers volvió a ser el mejor y a dominar tanto a Gasol como a Howard bajo los aros, lo que le permitió lograr un doble-doble de 20 puntos y 13 rebotes, además de dos recuperaciones de balón.

Junto a Cousins, otros cuatro jugadores tuvieron dobles dígitos, incluido el base Isaiah Thomas, que anotó 20 puntos, el escolta-alero Tyreke Evans llegó a los 14, el ala-pívot Jason Thompson consiguió 12 y el escolta Marcus Thornton encestó 10.

Los Kings, que en la segunda parte llegaron a tener hasta 23 puntos de ventaja, comenzarán la nueva temporada el próximo martes cuando se enfrenten a los Bulls de Chicago.

En otros partidos de la penúltima jornada de la pretemporada, Miami ganó 100-90 a Charlotte, Utah se impuso 97-91 a Portland y Los Ángeles Clippers 106-94 a Denver.