Los Heat están entusiasmados con la adquisición del base Cole

BALONCESTO-NBA

Houston (EEUU), 25 jun (EFE).- Los Cavaliers de Cleveland están felices con la adquisición del base Kyrie Irving como el nuevo número uno del sorteo universitario, pero más satisfechos se encuentran los Heat de Miami al lograr, mediante traspaso, al joven Norris Cole, elegido con el número 28.

El base formado en la Universidad de Cleveland State, nacido en Dayton, Ohio, paisano del alero estrella LeBron James, que es originario de Akron, 314 kilómetros de distancia entre ambas ciudades, llega a Miami con la proyección y objetivo de ser el futuro base titular del equipo.

Después que los Bulls de Chicago lo seleccionaron con el número 28 de la primera ronda, Cole fue enviado a los Timberwolves de Minnesota para luego venderlo a los Heat, que lo tenían como su única y principal prioridad en el sorteo universitario.

"Hemos venido siguiendo a este jugador durante mucho tiempo y estamos felices de conseguirlo para el futuro de nuestro equipo", declaró el presidente de los Heat, Pat Riley. "Tiene unas cualidades muy especiales para que pueda desarrollarse en el tipo de jugador que nuestro equipo necesita".

La selección de Cole confirma que el actual base Mario Chalmers no ha convencido a los directivos de los Heat por su inconsistencia en el juego y tampoco la llegada del veterano Mike Bibby sirvió para que fuese una ayuda verdadera en la dirección del equipo.

El poco rendimiento de Bibby y la inconsistencia de Chalmers dejó más en evidencia el error que cometieron los Heat al darle la baja al base puertorriqueño Carlos Arroyo, que estaba mucho más identificado con el equipo, dirigía mejor el juego y fue más efectivo durante el tiempo que estuvo con los "Big Three".

La perdida de las Finales de la NBA ante los Mavericks de Dallas se dio en parte porque cuando los "Big Three", encabezados por James, el escolta Dwyane Wade y ala-pívot Chris Bosh, se vinieron abajo en el cuarto periodo de los partidos claves, nadie dentro del equipo surgió para ayudarlos.

Riley es consciente que los Heat con las tres estrellas en solitario lo tiene mucho más difícil para conseguir títulos y es necesario ponerle a su lado al menos dos jugadores que justifiquen la titularidad dentro de lo que debe ser un equipo normal y tradicional de cinco titulares.

Cole, de 22 años, también tiene a su favor que ha completado todo el ciclo universitario y llega con los fundamentos del juego mucho más desarrollados, algo imprescindible para Riley y su discípulo protegido, el entrenador Erik Spoelstra.

Los Heat tienen muy claro que han conseguido a Cole porque tienen la confianza de que crezca en seguida como jugador profesional y pueda ser la pieza perdida en el puzzle de la plantilla de los Heat, que al final les iba a costar quedarse sin un título de liga.

Riley no tiene duda de esa realidad, y al margen de lo que suceda con el nuevo convenio colectivo y el futuro laboral de la liga para la próxima temporada, está feliz con la adquisición que hicieron el pasado jueves.

Cole fue sin discusión el base más auténtico y puro que hubo en el sorteo universitario porque ha demostrado que puede crear sus propios tiros a canasta y ayudar con total fluidez al juego del ataque del equipo.

El gran problema que tuvieron los Heat en las Finales ante los Mavericks fue que les faltó continuidad en el juego, perdieron el título en periodos concretos de tiempo de los minutos finales de los partidos en los que nadie fue capaz de crear acciones ofensivas para mantener la producción y la ventaja en el marcador.

Cole, que además tendrá toda la identificación con James a nivel personal, es sin discusión el comienzo de una nueva etapa en la era de los "Big Three", donde intentan recuperar el verdadero concepto del deporte del baloncesto, que es simplemente jugar en equipo.

El nuevo jugador de los Heat concluyó su carrera universitaria como líder de todos los tiempos del equipo en partidos disputados (140), incluidos 105 que salió de titular, y disputó 4.114 minutos.

Cole también quedó tercero en la lista de máximos encestadores con 1978 puntos, la pasada temporada ganó el premio Horizon Player del Año, y como senior logró promedios de 21,7 tantos; 5,3 asistencias y 2,2 recuperaciones de balón.