101-93. James y Bosh colocan a los Heat a un triunfo de las Finales

24 de Mayo del 2011 - El alero LeBron James se reivindicó como auténtico "King" y volvió a ser decisivo con su aportación para que los Heat de Miami venciesen en la prórroga por 101-93 a los Bulls de Chicago en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Este que dominan por 3-1 al mejor de siete.

James volvió a mostrar sobre el campo todo el talento que se llevó al Sur de Florida cuando dejó a los Cavaliers de Cleveland y con 35 puntos, incluidos seis en la prórroga, iba a ser decisivo para primero salvar a los Heat de la derrota en el tiempo reglamentario y luego sentenciar en la prórroga.

El alero estrella de los "Beach Boys" fue siempre la referencia en el ataque de los Heat que no tuvieron su mejor inspiración, especialmente por parte del escolta Dwyane Wade, lo que hizo que la labor de James fuese todavía más importante y meritoria.

James jugó 49 minutos para anotar 11 de 26 tiros de campo, falló un intento de triple, estuvo perfecto desde la línea de personal (13-13), capturó seis rebotes, repartió seis asistencias, recuperó dos balones y puso tres tapones.

Si James respondió en plan de figura, el ala-pívot Chris Bosh volvió a evitar que el ala-pívot Carlos Boozer fuese decisivo para los Bulls, y aportó 22 puntos, incluidos cuatro en la prórroga, además de capturar seis rebotes.

Wade no estuvo acertado en todo el partido en su juego ofensivo, pero surgió en la prórroga para anotar seis de los 14 puntos (5-16, 0-1, 4-4) que aportó al equipo y que iban a ser también decisivos para el parcial de 16-8.

El factor sorpresa y la aportación del banquillo cayó del lado de los Heat, que buscan llegar a las Finales de la NBA por primera vez desde el 2006 cuando ganaron por 4-2 a los Mavericks de Dallas el título de campeones.

La vuelta completamente recuperado del ala-pívot Udonis Haslem ha sido como una bendición para los Heat al hacer un gran trabajo bajo los aros para aportar nueve rebotes y ser el líder del equipo ese apartado.

Además los Heat, en la línea del ex entrenador Pat Riley, que ha copiado por completo su discípulo y protegido Eric Spoelstra, ha definido el banquillo con dos jugadores más junto a Haslem como son el escolta Mike Miller y el base Mario Chalmers, que anotaron 12 y nueve tantos, respectivamente.

Miller y Chalmers anotaron cuatro de los cinco triples que consiguieron los Heat y junto a Haslem dieron una aportación de 23 puntos por 18 de los reservas de los Bulls.

El equipo de Miami sigue perfecto en su campo del American Airlines Arena en lo que va de la fase final tras haberse disputado ocho partidos.

Los Heat, que tuvieron con ocho segundos para el final del tiempo reglamentario la posesión del balón, lo perdió James al cometer falta personal en ataque, también pudieron haber quedado derrotados si el base Derrick Rose hubiese acertado con el tiro a canasta y un segundo antes que sonase la bocina.

Ambos equipos habían estado empatados desde el parcial de 80-80 y 2:53 minutos por jugarse.

De nuevo, Rose, el actual ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, el más joven en conseguirlo, no estuvo inspirado en el juego de ataque ni en los momentos decisivos como le sucedió a James, Bosh y el propio Wade, en la prórroga.

Rose fue el máximo encestador de los Heat al conseguir 23 puntos, pero falló 19 de 27 tiros de campo, incluidos ocho de nueve intentos de triples, dio seis asistencias y recuperó dos balones.

Boozer con un doble-doble de 20 tantos y 11 rebotes fue el jugador más completo para los Bulls, que también tuvieron el apoyo del alero sudanés Luol Deng, que consiguió la misma anotación que su compañero.

El pívot Joakim Noah, al que le tocó pagar una multa de 50.000 dólares impuesta por la NBA por sus insultos a un espectador durante el tercer partido, lideró el juego bajo los aros al capturar 14 rebotes, lo que permitió que los Bulls dominasen ese apartado (42-41), pero sin que fuese factor.

El quinto partido de la serie se jugará el próximo jueves en el United Center de Chicago, donde los Heat tendrán la primera oportunidad de conseguir el pase a las Finales de la NBA.