La mejor versión de Garnett y Pierce da el primer triunfo a los Celtics



Redacción (EE.UU.), 7 may (EFE).- Los Celtics de Boston si jugaron esta vez como los campeones defensores de la Conferencia Este al imponerse por 97-81 a los Heat de Miami en el tercer partido de la eliminatoria de la semifinal y conseguir el primer triunfo.

A pesar de la derrota, los Heat tienen ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete partidos. El cuarto de la serie se disputará el próximo lunes en el mismo escenario del TD Garden de Boston.

Si en los dos primeros partidos disputados en el American Airlines Arena, el equipo de Miami, encabezado por LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh impusieron su juego, al llegar a Boston sólo pudieron aguantarlo en la primera parte del tercer partido.

Luego surgió el poder y acierto del veterano alero Kevin Garnett, que aportó un doble-doble de 28 puntos y 18 rebotes que dejó sin opción al juego de los Heat desde el final del tercer periodo, que iba a concluir con parcial de 28-15.

Pero además de un Garnett inspirado, el alero Paul Pierce también recuperó su mejor toque de muñeca y anotó 27 puntos que ayudaron a los Celtics a evitar una desventaja de 0-3 en la serie, de la que hasta ahora ningún equipo ha conseguido remontar.

Fue el base Rajon Rondo el que a pesar de tener el codo izquierdo dislocado hizo una gran labor en la dirección del juego durante el cuarto periodo, cuando el equipo rompió el partido, y aportó seis puntos y 11 asistencias.

El escolta Ray Allen llegó a los 15 puntos y cuatro asistencias, mientras que el reserva Delonte West se convirtió en el sexto jugador al anotar 11 tantos para completar la lista de cuatro jugadores de los Celtics que tuvieron dobles dígitos.

Ante el mejor juego de equipo e individual, los Heat se vinieron abajo en el tercer periodo y tampoco pudieron reaccionar en el cuarto, ya que ninguno de sus jugadores estelares recuperó el nivel que habían tenido en la primera parte.

Así, el escolta Wade, con 23 puntos y siete asistencias, iba a ser el líder en el juego ofensivo de los Heat, que vieron como James no iba a ser protagonista al quedarse con 15 tantos.

Tanto Wade como James se combinaron para anotar 14 de 35 tiros de campo y dejar a los Heat con sólo un 43 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 22 (5-23) de triples, comparado al 50 y 50 (9-18), respectivamente, logrado por los Celtics.

Bosh estuvo todavía peor que sus compañeros al quedarse con sólo seis puntos (1-6, 0-0, 4-4), cinco rebotes, una asistencia y un tapón.

A pesar de la derrota, la nota positiva para los Heat fue ver como el pívot reserva sigue haciendo un buen baloncesto individual al aportar un doble-doble de 12 puntos y 11 rebotes para ser el jugador más completo del equipo de Miami.