Jackson perdió la compostura con Gasol y dio su peor imagen

BALONCESTO-NBA

Redacción EEUU, 7 may (EFE).- El entrenador de Los Ángeles Lakers, Phil Jackson, vivió una de las jornadas más frustrantes de su exitosa carrera como profesional al ver como su equipo no sólo cayo derrotado por 98-92 ante los Mavericks de Dallas sino que además él mismo no pudo controlar la imagen negativa de enfrentarse varias veces de forma "agresiva" con el ala-pívot español Pau Gasol.

Jackson, en un partido en el que de nuevo falló todo su esquema defensivo en los minutos finales del cuarto periodo, sin que se salvase ningún jugador, incluido la estrella del equipo, el escolta Kobe Bryant, descargó de forma manifiesta toda su frustración contra Gasol, que iba a aportar 12 puntos y ocho rebotes.

Gasol no tuvo nada de culpa de lo bien que movieron el balón los Mavericks para que el escolta serbio Peja Stojakovic, convertido en factor sorpresa, fuese decisivo con sus triples y 11 puntos en el cuarto periodo, lo mismo que los conseguidos por el Jason Terry y el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki, de nuevo verdugo en el tercer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste.

Jackson no sólo salió hasta casi la mitad del campo para agredir verbalmente a Gasol sino que luego ya cerca del banquillo, se atrevió a golpearlo con su mano de forma violenta en el pecho del jugador español, que una vez más mostró un comportamiento ejemplar.

Mientras algunos jugadores de los Lakers trataban de calmar a Jackson, Bryant, líder del grupo, se limitó a sentarse en la silla y hacer como que el asunto no iba con él.

Las acciones de Jackson no pasaron desapercibidas para nadie y los comentaristas de televisión admitieron que el entrenador con 11 títulos de liga, los dos últimos conseguidos gracias a la aportación de Gasol, perdió el control y entró en "pánico" al ver que por primera vez en sus 20 años de carrera estaba perdiendo una serie de la fase final por 0-3 y en las puertas de ser barrido.

Algo que sería humillante para Jackson, que ha anunciado que ésta será su última temporada al frente del equipo y dentro de la NBA.

Jackson al concluir el partido no quiso hacer comentarios sobre el comportamiento "anormal" que mostró con Gasol y se limitó a decir que estaban desilusionados por la manera como habían tenido dominado el partido y en la recta final lo perdieron.

"Nos sucedió lo mismo que en el primer partido, estuvimos en control, pero en los minutos finales ellos lo hicieron mejor", destacó Jackson. "A pesar de las derrotas tenemos la confianza que podemos ganar el siguiente partido y comenzar la remontada".

Hasta ahora ningún equipo en la historia de la NBA ha conseguido ganar una serie al mejor de siete partidos después de estar abajo 0-3.

Bryant, que se quedó con sólo 17 puntos, el tercer máximo encestador del equipo, se dedicó a criticar la defensa, de la que dijo que habían tenido errores "estúpidos", pero al igual que Jackson dijo que tenía la confianza de ganar la eliminatoria.

Por su parte, los jugadores de los Mavericks, con Nowitzki a la cabeza, admitieron que todavía no están clasificados, que les queda por ganar un partido, pero están listos para mantener la misma presión e intensidad en el juego y cuando llegue el domingo aprovechar la primera oportunidad que tendrán para lograrlo.