Nowitzki silenció a Bryant y Rose a los Hawks en las semifinales

BALONCESTO-NBA

Houston (EEUU), 7 may (EFE).- El gran momento de juego por el que atraviesa el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki se hizo sentir de nuevo para guiar a los Mavericks de Dallas al tercer triunfo consecutivo en la eliminatoria de semifinales que disputan contra los Lakers de Los Ángeles y su estrella el escolta Kobe Bryant, que es también hasta ahora el gran derrotado.

Mientras el base Derrick Rose también reivindicó su condición de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga al mostrarse imparable en el ataque de los Bulls de Chicago que recuperaron la ventaja de campo al ganar a los Hawks de Atlanta en el tercer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este.

Hubo reacción y lucha, pero no "milagro" por parte de los Lakers, que vieron como los Mavericks les volvieron a ganar, esta vez por 98-92, en el tercer partido de la eliminatoria de la Conferencia Oeste para ponerse con ventaja de 3-0 al mejor de siete.

De nuevo la figura de Nowitzki iba a ser decisiva en el juego de los Mavericks al conseguir 32 puntos y del escolta reserva Jason Terry que aportó 23 tantos, mientras que por los Lakers, Bryant, nunca fue factor ganador para su equipo y de ahí que el milagro no fuese posible.

Bryant se quedó con sólo 17 puntos para ser el tercer máximo encestador del equipo, demasiado poca producción cuando además su lugarteniente ideal, el ala-pívot español Pau Gasol, tampoco tuvo la noche inspirada y volvió a perder el duelo individual con Nowitzki.

El jugador alemán junto con Terry se cargaron de nuevo sobre sus hombros a los Mavericks que están a sólo un triunfo de conseguir el paso a la final de la Conferencia Oeste.

Algo que pueden lograr si el domingo ganan el cuarto partido que se volverá a jugar en su campo del American Airlines Center, de Dallas.

Los dobles campeones de liga se convertirían en el primer equipo en la historia de la NBA que con una desventaja de 0-3 consiguen ganar una eliminatoria al mejor de siete partidos.

Si el trabajo de Nowitzki, intratable en lo que va de la eliminatoria y muy superior a Gasol, se esperaba, al igual que el acierto ofensivo de Terry, el surgir del veterano escolta-alero serbio Peja Stojakovic en el cuarto periodo iba a ser el factor sorpresa que cambió la historia del partido.

Con los Lakers dominando en el juego y el marcador al comienzo del cuarto periodo, parcial de 71-77 y menos de 10 minutos por jugarse, surgió Stojakovic para recordar viejos tiempos de su mejor toque de muñeca y los 11 puntos que logró en la recta final del partido, de los 15 que aportó, iban a ser decisivos.

Los actuales campeones de liga con el trío de hombres altos formado por Gasol, el pívot Andrew Bynum y el ala-pívot Lamar Odom, que salió como titular en el puesto del alero Ron Artest, suspendido con un partido, dominaban el juego y el marcador.

Hasta que surgieron Nowitzki y Stojakovic con sendos triples para iniciar una racha de 18-6 que dejó sin respuestas a los Lakers y al borde de la eliminación.

El veterano base Jason Kidd también hizo una gran labor de equipo al conseguir 11 puntos, incluidos dos triples, repartió nueve asistencias y capturó un rebote.

Con Bryant perdido en acción, anotó 8 de 16 tiros de campo, incluidos los tres fallos de intentos de triples, e hizo sólo un tiro de personal que anotó, los Lakers tuvieron a Bynum como su mejor jugador al aportar un doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes.

Mientras que Odom aportó 18 puntos, pero sólo seis rebotes, y Gasol tampoco los ayudó al quedarse con 12 tantos y ocho balones capturados bajo los aros.

Rose aportó 44 puntos, la mejor marca como profesional, y lideró a los Bulls de Chicago a una victoria por 82-99 sobre los Hawks para tomar ventaja en las semifinales de la Conferencia Este.

Una vez más Rose destacó en el campo de juego en el tercer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este que los Bulls poseen con números de 2-1.

El cuarto partido de la serie al mejor de siete se jugará el domingo nuevamente en el Philips Arena, el campo de los Hawks.

Para Rose fue el mejor partido que ha tenido en la fase final y lo consiguió en 38 minutos de juego, en los que encestó 16 de 27 tiros de campo, incluyendo 4 de 7 triples y 8 de 9 desde la línea de personal.

El base destacó desde el inicio del partido encestando y dando ventaja a los Hawks incluso antes de que transcurriera un minuto de acción y terminó la primera parte con dos triples consecutivos.

El ala-pívot reserva Taj Gibson lo apoyó con un doble-doble de 13 puntos y 11 rebotes y el escolta Kyle Korver también salió del banquillo para encestar 11 tantos.

Los tres fueron los únicos que consiguieron anotación de dobles dígitos para el equipo de Chicago, que terminó con porcentaje de 47 en sus tiros de campo (37-79).

Los Hawks fueron liderados por el base Jeff Teague, que consiguió 21 puntos en 41 minutos de juego y dirigió a los cinco titulares con anotación de dobles dígitos.

El alero Josh Smith aportó doble-doble de 17 puntos y 13 rebotes, y Marvin Williams, el pívot dominicano Al Horford y el escolta Joe Johnson aportaron 10 cada uno.

Horford jugó 37 minutos, encestó 5 de 12 tiros de campo, logró ocho rebotes y dio dos asistencias.