Mavericks y Hawks les quitan la ventaja de campo a Lakers y Bulls

No pudieron comenzar mejor las semifinales de Conferencia para los Mavericks de Dallas y los Hawks de Atlanta, que vencieron contra todo pronóstico a dos de los equipos que se presentan como favoritos a estar en la lucha por el título de la NBA, los Lakers de Los Ángeles y los Bulls de Chicago.

Los Lakers, campeones defensores del título, vieron cómo los Mavericks, con el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki en plan estrella, les ganaron en su campo del Staples Center el primer partido, y lo propio les sucedió a los Bulls, el equipo con la mejor marca de la temporada regular, que cayeron derrotados ante los Hawks.

Esta vez no hubo un final tipo Hollywood para los Lakers, sino todo lo contrario. Se encontraron con la mejor versión de los Mavericks como equipo, un Nowitzki serio, concentrado sin irregularidades, y además sin el acierto final de sus estrellas, el escolta Kobe Bryant y el ala-pívot español Pau Gasol.

La consecuencia fue la derrota por 94-96 y la perdida de la ventaja de campo, que ahora estará en poder del equipo tejano a partir del segundo partido, que también se va a disputar el miércoles en el mismo escenario del Staples Center.

La derrota inicial de la serie en el Staples Center era algo que de lo que quería huir a toda costa el entrenador de los Lakers, el legendario Phil Jackson: ya tuvieron el mismo problema contra los Hornets de Nueva Orleans en los cuartos de final y les costó recuperarse, por lo que ante un rival más completo y mejor la misión puede ser imposible.

Jackson, que ya había sido centro de atención durante la jornada por sus críticas a los dueños de los Kings de Sacramento, aunque luego pidió disculpas, la concluyó de la peor manera, con otra derrota inesperada de los Lakers.

Nowitzki fue su verdadero verdugo al conseguir 28 puntos, incluidos dos tiros de personal cuando faltaban 19,5 segundos que les dieron la ventaja que iba a ser la definitiva y completaba la remontada de 16 tantos de desventaja que los Mavericks tenían en la segunda parte.

El alero alemán también capturó 14 rebotes y ayudó a los Mavericks a conseguir la victoria en el primer duelo de la fase final que enfrenta a ambos equipos en los últimos 23 años.

Otro cuatro jugadores consiguieron dobles dígitos, incluido el escolta reserva Jason Terry, que llegó a los 15 tantos, mientras que el base puertorriqueño José Juan Barea aportó ocho puntos (3-6,2-4,0-0), cinco asistencias y dos rebotes en sólo 14 minutos con los Mavericks.

Bryant volvió a ser también la gran figura al conseguir 36 puntos, incluidos 21 en la segunda parte. Pero cayó mientras intentaba recibir un balón enviado por Gasol a tres segundos del final y el jugador español tuvo que hacerle falta personal al veterano base Jason Kidd, que anotó sólo el segundo tiro de personal.

Bryant tuvo de nuevo la oportunidad de cambiar el marcador final, pero falló su último tiro a canasta, un intento de triple.

Gasol aportó un doble-doble de 15 puntos y 11 rebotes, más siete asistencias, pero perdió el duelo individual con Nowitzki y tampoco tuvo suerte en la jugada decisiva de los últimos segundos.

La primera sorpresa de la jornada había llegado desde el United Center, donde los Hawks, con el escolta Joe Johnson como figura, vencieron por 103-95 a los Bulls y el próximo miércoles llegarán al segundo partido con toda la presión del lado del equipo de Chicago.

El acierto de los Hawks con su ataque tuvo a Johnson como figura al conseguir 34 puntos, incluidos 11 en los momentos decisivos del tercero y cuarto periodo, cuando lograron racha de 15-2.

Johnson, como había sucedido en la eliminatoria de los cuartos de final ante los Magic de Orlando, que ganaron por 4-2, mostró su mejor inspiración ofensiva y anotó 12 de 18 tiros de campo, incluidos 5 de 5 triples, y 5-5 de personal, además capturó cuatro rebotes, repartió tres asistencias y recuperó tres balones.

El escolta Jamal Crawford también reivindicó su condición de sexto jugador y apoyo perfecto en la ofensiva al anotar 22 puntos.

El base Jeff Teaque consiguió 10 puntos y fue el tercer jugador de los Hawks que tuvo dobles dígitos y ayudó al equipo a conseguir un 51 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 54 (7-13) de triples, además del 80 (16-20) desde la línea de personal.

El líder del juego defensivo y bajo los aros fue una vez más el pívot dominicano Al Horford, que consiguió 13 rebotes y le ganó el duelo individual a su ex compañero de universidad Joakim Noah, de los Bulls, que se quedó con nueve.

Horford jugó 38 minutos y aportó nueve tantos después de anotar 4 de 7 tiros de campo y 1-2 desde la línea de personal, capturó 10 rebotes defensivos y tres fueron ofensivos, repartió cuatro asistencias y puso dos tapones.

Mientras que los Bulls tuvieron a Rose como su máximo encestador al conseguir un doble-doble de 24 puntos y 10 asistencias, pero falló 16 de 27 tiros de campo, incluidos 5 de 7 intentos de triples, capturó cinco rebotes y al final abandonó el campo resentido de la lesión del esguince que sufre en el tobillo izquierdo.

De momento, los Bulls no han dado a conocer ninguna información sobre el estafó físico actual de Rose y si peligra su participación para el segundo partido de la serie.

El alero sudanés Luol Deng se convirtió en el segundo máximo encestador de los Bulls al conseguir 21 puntos y seis rebotes, mientras que el ala-pívot Carlos Boozer llegó a los 14 tantos y capturó ocho balones bajo los aros.