Wade y James no dan opción a los Sixers y tienen un pie en semifinales con los Heat

La hora de mostrar el talento que se trasladó al Sur de la Florida llegó para los "Beach Boys" de los Heat de Miami, que con el escolta Dwyane Wade y el alero LeBron James de estrellas, vencieron por 100-94 a los Sixers de Filadelfia en el tercer partido de los cuartos de final de la Conferencia Este.

El esperado triunfo dio a los Heat la ventaja de 3-0 en la serie al mejor de siete que continúa el próximo domingo cuando ambos equipos se enfrenten de nuevo en el mismo escenario del Wells Fargo Center, de Filadelfia, para disputar el cuarto partido.


Wade, a pesar de no haber podido entrenar bien por problemas de migraña, se convirtió en el líder del ataque de los Heat al conseguir un doble-doble de 32 puntos y 10 rebotes, mientras que James aportó 24 tantos y capturó 15 balones bajo los aros y repartió seis asistencias.

James también iba a protagonizar una fuerte caída que sufrió en la recta final del cuarto periodo, pero de la que se recuperó sin mayores consecuencias.

"No es el momento de sentir dolores o molestias sino de salir al campo y demostrar como equipo que estamos ansiosos por ganar", declaró James, que fue abucheado por los seguidores de los Sixers cada vez que tenía el balón. "Tenemos que seguir por el mismo camino. Wade disputó un partido increíble ... y estamos listos para cerrar la eliminatoria".

Tampoco faltó la ayuda del ala-pívot Chris Bosh, que al igual que James, decidió durante el verano unirse a Wade para formar los nuevos "Big Three" de los Heat, y anotó 19 puntos.

Los Heat buscarán la barrida de la serie para estar más descansados en las semifinales en las que tendrán como rival al ganador de la eliminatoria que disputan los Celtics de Boston contra los Knicks de Nueva York, que dominan los primeros con dos triunfos (2-0).

Junto a los "Big Three", el veterano pívot lituano Zydrunas Ilgauskas aportó 10 puntos y ocho rebotes para ser el cuarto jugador de los Heat que logró dobles dígitos y como equipo tuvieron un 46 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 44 de los Sixers.

El equipo de Filadelfia, que está en la fase final por primera vez después de dos años de ausencia, intenta mantenerse con vida en la eliminatoria y cuando menos forzar la vuelta a Miami si ganan el cuarto partido.

Pero en el tercero, la aportación del ala-pívot Elton Brand, que logró un doble-doble de 21 puntos y 11 rebotes, no fue suficiente para evitar la derrota.

El escolta reserva Lou Williams falló un intento de triple con cinco segundos por jugarse (94-98) que pudo haber hecho la diferencia porque de haber acertado el marcado se hubiese puesto a sólo un punto de ventaja para los Heat.

El escolta Jrue Holiday aportó 20 puntos y Williams llegó a los 15 tantos para ser los tres máximos encestadores de los Sixers que tuvieron a cinco jugadores con dobles dígitos.

Entre ellos al escolta-alero Andre Iguodala que aportó un doble-doble de 10 puntos y 10 rebotes, mientras que el pívot Spencer Hawes anotó 12 tantos.

El alero argentino Andrés Nocioni siguió sin ver acción con los Sixers por decisión del entrenador del equipo, el veterano Doug Collins.

El partido fue de alguna manera la repetición del primero en el que los Sixers después de estar abajo en el marcador llegaron a la recta final con opciones al triunfo y sólo la inspiración de Wade y James les impidieron haber conseguido la victoria por la que lucharon sin recompensa.