Adelman no renovará como entrenador con los Rockets

BALONCESTO-NBA

Houston (EE.UU.), 18 abr (EFE).- La etapa del veterano entrenador Rick Adelman al frente de los Rockets de Houston llegó a su final después de que ambas partes llegaron a un acuerdo para no renovar el contrato de cuatro años que concluye el próximo 30 de junio.

El gerente general de los Rockets, Daryl Morey, informó en un comunicado oficial ofrecido esta noche de que la decisión se dio tras "numerosas discusiones y una consideración especial sobre el asunto".

"Ha sido un privilegio y un honor el trabajar y aprender de Rick durante los pasados cuatro años", destacó Morey en el comunicado. "Es un entrenador miembro del Salón de la Fama que se ha ganado el respeto y la admiración de toda nuestra organización durante el tiempo que ha estado".

Morey reconoció que vivir este tipo de situaciones son siempre difíciles, pero tanto a nivel de la organización como personalmente sólo podía darle las gracias.

"Rick y su equipo de asistentes han hecho una gran labor dentro de nuestra organización y les deseamos todo lo mejor en los proyectos profesionales que emprendan en el futuro", señaló Morey.

Adelman, de 64 años, dejó a los Rockets con marca de 193-135 en las cuatro temporadas que ha estado al frente del equipo y porcentaje ganador del 58,8 por ciento, el mayor que ha logrado la franquicia con los once entrenadores que ha tenido a tiempo completo.

El veterano entrenador guió a los Rockets a la fase final por primera vez desde la temporada de 1997 y desde que llegó a la NBA, Adelman tiene marca ganadora de 945-616 para ocupar el octavo puesto en la lista de todos los tiempos.

Por su parte, Adelman destacó en el comunicado lo que disfrutó trabajando para la organización de los Rockets y los logros que consiguieron a pesar de las muchas dificultades con las que se encontraron, especialmente en el apartado de las lesiones.

"He disfrutado en la dirección de este grupo de jugadores las pasadas dos temporadas", destacó Adelman. "A pesar de todas las dificultades nunca se dieron por vencidos, lucharon y era una satisfacción enorme llegar cada día al trabajo para estar junto a profesional y entrenadores dedicados por completo a su labor".

Adelman, que llegó a los Rockets en la temporada del 2007 para dirigir la reconstrucción del equipo con vistas a un título de liga de la mano del escolta Tracy McGrady y el pívot chino Yao Ming, se encontró que ambas estrellas sufrieron lesiones importantes esa misma temporada y ahí comenzó el calvario de las frustraciones.

A pesar que en la temporada del 2008-09, con Ming y McGrady sin lesiones, los Rockets alcanzaron las semifinales de la Conferencia Oeste, para romper una racha de siete eliminaciones consecutivas en la primera ronda, de nuevo el pívot chino fue baja en los partidos decisivos ante los Lakers y no pudieron llegar a la final.

A partir de ese momento, Ming no ha vuelto a encontrar su mejor forma porque en las dos últimas temporadas ha sido baja completa con el equipo al tener que pasar por el quirófano.

Mientras que McGrady también sufrió lesiones graves en las rodillas y al final tuvo que ser traspasado a los Knicks de Nueva York, y su carrera está ya en pleno ocaso.

A pesar de las bajas de Ming y McGrady, los Rockets bajo la dirección de Adelman lograron marcas de 42-40, en la temporada del 2009-10 y de 43-39 en la del 2010-2011 que concluyó el pasado 13 de abril.

Sin embargo, lo más importante en el trabajo de Adelman ha sido el equipo de jóvenes jugadores que ha conseguido reunir con una gran proyección de futuro.

El escolta Kevin Martin lidera el grupo de jóvenes titulares entre los que se encuentran el ala-pívot argentino Luis Scola, el base Kyle Lowry, el pívot Chuck Hayes, y el alero Chase Budinger.

Adelman que se quejó que nunca pudo tener una plantilla estable, ahora que la ha formado le ha tocado decir adiós, pero el que ocupe su cargo recibirá un equipo que podrá competir con los mejores la próxima temporada, al menos en el apartado ofensivo.

"Es increíble lo que hemos logrado en las últimas temporadas cuando en la plantilla sólo teníamos de veteranos a Luis (Scola) y Chuck (Hayes)", subrayó Adelman. "Me voy tranquilo con la labor y la aportación que hicimos todos al equipo bajo mi dirección".